PATRIMONIO CULTURAL LATINO (2018-2019)

INFORMACIÓN SOBRE HISPANOAMÉRICA: CULTURA, HISTORIA, RECURSOS, TURISMO, CIUDADES Y NOTICIAS

 !Selecciona tu Idioma!

Todo sobre Colombia y los Colombianos:

ıllı Población indígena de Colombia

salud  Población indígena de Colombia 


<strong>Colombia</strong> 

Niños Embera Katío a lo largo de una queja contra la construcción de la represa de Urrá

<strong>Colombia</strong>

Población indígena de Colombia por ayuntamiento 

 

La población amerindia de Colombia en dos mil cinco contabilizó 1.392.623 personas, que representan el tres con cuarenta y tres por ciento de la población nacional.​

El Departamento Administrativo Nacional de Estadística reconoce la existencia de ochenta y siete conjuntos indígenas (Achagua, Amorúa, Andoke, Arhuaco, Arzario, Awá, Bara, Barasana, Barí, Betoye, Bora, Cañamomo, Carapana, Chimila, Chiricoa, Cocama, Coreguaje, Coconuco, Coyaima, Desano, Dujo, Emberá, Emberá Chamí, Emberá Katío, Eperara Siadipara, Guambiano, Guanaca, Guane, Guayabero, Hitnü, Inga, Kawiyarí, Kamëntsa, Kankuamo, Karijona, Kichwa, Kofán, Kogui, Kubeo, Kuiba, Kurripako, Letuama, Makaguaje, Makuna, Masiguare, Matapí, Miraña, Mokaná, Muisca, Nasa, Nonuya, Nunak, Ocaina, Pasto, Piaroa, Piratapuyo, Pisamira, Puinave, Sáliba, Senú, Sikuani, Siona, Siriano, Taiwano, Tanimuka, Tariano, Tatuyo, Tikuna, Totoró, Tsiripu, Tucano, Tule, Tuyuka, Tzase, Uitoto, U'wa, Wanano, Waunan, Wayuu, Yagua, Yanacona, Yaruro, Yauna, Yuko, Yukuna, Yuri y Yurutí), aparte de aquellas personas que se autoidentifican con pueblos considerados extintos (Calima, Chitarero, Panche y Tairona), de origen extranjero (Otavaleño, Maya y otros) o bien que no se identifican con ningún pueblo particularmente.​

Por su parte, la Organización Nacional Indígena de Colombia (ONIC) asevera que existen ciento dos pueblos indígenas, de los que dieciocho se hallan en riesgo de desaparecer. ​

De pacto con la Constitución Nacional, las lenguas indígenas son asimismo oficiales en sus territorios, además del castellano. En el país, se charlan sesenta y cuatro lenguas amerindias y una diversidad de dialectos que se reúnen en trece familias lingüísticas.

Subsisten lenguas de las familias chibchacaribe (Yukpa, Carijona); arawak (Wayuunaiki, Kurripako, Piapoco, Yukuna); barbacoa (Awá, Guambiano); chocó (Embera y Wounaan); guahibo (Sikuani, Cuiba, Hitnü, Iguanito, Guayabero), tucano (Desano, Siriano, Tucano, Piratapuyo, Cubeo, Tanimuca, Coreguaje, Siona), macú-puinave (Nukak, Jupda, Puinave), witoto-bora y sáliba. Los ingas charlan quichua. Otras lenguas son consideradas hasta el momento como independientes, como las de los Ticuna, Andoke, Umbrá y Kamentsa. Se discute si el Nasa Yuwe es independiente o bien se relaciona con la familia barbacoa, la chibcha o bien las lenguas andinas.

Algunos pueblos indígenas, como los Pijao, Senjú, Mocaná, Kankuamo y Pastos, ya no charlan su idioma original y únicamente utilizan el castellano.

 


noticias


Noticias, Comentarios y Eventos importantes relacionados con la Población indígena de Colombia:


1) Pese a las contrariedades, pese al olvido, pese a nuestros gobernantes y de la indiferencia de todos, en Colombia perduran ochenta y siete pueblos indígenas esparcidos a lo largo del territorio nacional, que aferrados a su cultura están librando una dura batalla que pretende absorberlos en la sociedad mayoritaria. Pese a esto, los ochenta y siete conjuntos Indígenas colombianos preservan todavía sesenta y cuatro lenguas autóctonas y cerca de trescientos formas dialécticas.

La mayor parte de la población indígena colombiana se sitúa en el área rural del país, en los resguardos indígenas legalmente constituidos, en las parcialidades indígenas o bien en territorios no acotados legalmente. Se hallan situados en las zonas naturales como la selva, las sabanas naturales de la orinoquía, los Andes colombianos, en los vales interandinos y en la planicie del caribe.

Conforme con el Censo Nacional del DANE de dos mil cinco, de los 42’090.502 colombianos, 1’378.884 pertenecen a distintas comunidades indígenas (trescientos veintiocho por ciento del total de la población) que tienen presencia en veintisiete departamentos y doscientos veintiocho ayuntamientos del país, en setecientos diez resguardos titulados, que ocupan una extensión de más o menos treinta y cuatro millones de hectáreas, el veintinueve con ocho por ciento del territorio nacional. Estas cantidades patentizan un aumento significativo del ciento veintisiete por ciento en el número de resguardos y del siete por ciento en el territorio por ellos ocupados.

Los departamentos con mayor porcentaje de indígenas son Guainía, Vaupés, La Guajira, Amazonas, Vichada, Cauca y Nariño. Los departamentos de La Guajira, Cauca, y Nariño concentran más o menos la mitad de los indígenas del país.

En las cabeceras municipales de los pequeños ayuntamientos y en las grandes urbes del país radica una minoría de indígenas que ha ido medrando a consecuencia del proceso migratorio cara las zonas urbanas del país por los cambios culturales, el agotamiento de las tierras de los resguardos, singularmente de la zona andina, y por el desplazamiento forzado de las comunidades a causa de la lucha por la tierra que tienen los actores armados ilegales en los territorios pertinentes a los resguardos, singularmente en las zonas de la Sierra Nevada de Santa Marta, y del Urabá y en los departamentos de Cauca, Córdoba, Guaviare, Nariño y Putumayo.

 

¿CUALES SON, CUANTOS Y DONDE SE UBICAN LOS PUEBLOS INDIGENAS DE COLOMBIA?

Para el efecto llegamos a la conclusión adecuadamente soportada que en el territorio nacional habitan ciento dos pueblos indígenas, ver listado siguiente, ciertos de ellos reconocidos por el Estado colombiano por medio de instituciones como la Dirección de Etnias del Ministerio del Interior y de Justicia, el Departamento Nacional de Planificación, el Ministerio de Defensa y el Departamento Nacional de Estadísticas, entre otras muchas, mas no por todas y cada una . En esta situación se hallan ochenta y siete pueblos. Igualmente hallamos 12 que son reconocidos por las organizaciones indígenas y por último 3 que se auto reconocen desde su condición étnica y cultural. Cabe apuntar que ahora no hay un pacto a ningún nivel sobre el número de pueblos indígenas que honran la diversidad étnica del país. De igual manera consideramos que han de ser los pueblos y organizaciones indígenas del país quienes con seriedad puedan pronunciarse respecto de este tema.

La ONIC, CECOIN y la GhK, en mil novecientos noventa y cinco, acogieron el dato que en Colombia existían ochenta y uno conjuntos étnicos indígenas. En mil novecientos noventa y ocho, la Dirección General de Temas Indígenas del Ministerio del Interior, entidad encargada de determinar quien es indígena en este país, acreditaba la existencia de ochenta y uno pueblos. El Ministerio de Defensa en el dos mil dos, realiza una relación donde determina que son ochenta y tres los pueblos indígenas de Colombia. Más tarde en el dos mil cuatro, el Departamento Nacional de Planificación relaciona ochenta y tres pueblos. En el mientras la ONIC ha manifestado en ciertos documentos que estos son ochenta y cuatro, entonces, ochenta y siete, en otras ocasiones que son noventa y dos y en el 2 mil 6 determino que eran noventa y nueve. El DANE, desde el Censo General de dos mil cinco estimo que en Colombia existían ochenta y siete pueblos indígenas de manera plena identificados.


El inconveniente a nivel institucional con el reconocimiento étnico radica en que este es un primer paso obligatorio para el reconocimiento y restablecimiento de los derechos territoriales de los pueblos indígenas. Sin reconocimiento étnico, no hay derechos territoriales. Por otro lado, a lo largo de las últimas décadas ha quedado claro que el reconocimiento étnico institucional es de forma directa proporcional a la capacidad de los pueblos indígenas de demandar y movilizarse para reivindicar y efectuar este derecho. De esta manera lo han probado pueblos como el Muisca y Kankuamo, los primeros que a través de un proceso de cerca de 35 años, consiguieron el año pasado el reconocimiento del Ministerio del Interior y de Justicia, que determino que sí eran indígenas y ciertamente Músicas.

Asimismo acostumbra a acontecer de manera frecuente que se ignora la pertenencia étnica de una comunidad miembro de un pueblo indígena reconocido, en dependencia de la presencia de recursos naturales en sus territorios ancestrales. Esto les ha ocurrido, entre otros muchos, a los Bari, los Sikuani, Siona y Awá cuando se han enfrentado a ECOPETROL y a las multinacionales vinculadas con la explotación de hidrocarburos.

Otro inconveniente que afecta el reconocimiento étnico de los pueblos indígenas debe ver con la falta de conocimiento de la realidad etnográfica de este país. En Colombia desde hace más de veinte años, la academia dejo de hacer estudios etnográficos sistemáticos de pueblos indígenas. Acá cualquiera clasifica a los pueblos indígenas y se otorga el privilegio de concederles o bien negarles reconocimiento. Habitualmente se confunde a un pueblo indígena con otro, se le llama del mismo modo o bien se les considera una comunidad, clan o bien fracción de otro, como pasa con los pueblos de la Orinoquía, sobre todo con los de la familia Nukak. Para acentuar este inconveniente del reconocimiento étnico, hallamos que no existe por la parte de los pueblos indígenas, sus autoridades y organizaciones una política sistemática de autoreconocimiento y por contra se ignoran los derechos consagrados para su protección. Los perceptibles son aquellos que comportan una mayor capacidad organizativa y de relacionamiento con la sociedad colombiana.

La pregunta sobre la ubicación de los pueblos indígenas en este país, esta despajado en lo esencial para los conjuntos étnicos andinos y de las macro regionales Occidente y Centro Oriente. No sucede lo mismo con los pueblos de la amazonía y la Orinoquía, mas sobre todo para aquellos situados en zonas de frontera. Al pueblo Yeral asentado en el departamento del Guainía, en la frontera trinacional entre Venezuela, Brasil y Colombia, se le acostumbra a dar un carácter de extranjero en sus territorios ancestrales, puesto que a nivel institucional los consideran brasileños.

La información demográfica sobre pueblos indígenas esta inmersa en un caos que favorece a quienes política, económica o bien militarmente se lucran de estas inconsistencias. A forma de ejemplo señalemos que a un par de años del Censo General de dos mil cinco, todavía ignoramos como es la población indígena nacional discriminada por etnia y ayuntamientos. Las cantidades que nos deja conocer el Estado son plenamente controversiales, sobre todo para los comparativos entre población general por etnia y entidad territorial y la asentada en resguardo o bien “protegida” en sus derechos territoriales. A nivel de ilustración veamos lo que sucede con la población indígena total del Departamento de Amazonas: El INCODER afirma en el dos mil cuatro que se han protegido los derechos territoriales de diecinueve y ochocientos setenta y nueve indígenas en este departamento, dato que se relaciona con población al instante de formarse los resguardos. El DANE en el dos mil siete, apunta que la población departamental que habita en resguardos es de dieciocho y doscientos cincuenta y cuatro y exactamente el mismo DANE con base en el Censo General de dos mil cinco que el total de población indígena del Amazonas es de dieciocho y seiscientos setenta y tres. A simple vista con estos datos nos quieren dar a comprender que toda la población indígena del Departamento vive en Resguardos y que esta población es superior al total departamental. Esto cuando exactamente el mismo DANE manifiesta que cuatrocientos diecinueve indígenas del Amazonas no viven en resguardos, esto es, no tienen territorio colectivo. Téngase en cuenta que los datos del INOCER son en su gran mayoría de más de 15 años. Además de esto que para el dos mil cuatro esta entidad gestionada peticiones de reconocimiento de derechos territoriales de 9 comunidades de este Departamento.

La información suministrada por el DANE, derivada del Censo General dos mil cinco, presenta una población indígena total para Colombia de 1.378.884 personas y una población indígena asentada en resguardos de novecientos treinta y tres mil ochocientos personas que incluye resguardos contemporáneos y los históricos de origen colonial y republicano. Conforme con esta información institucional en Colombia existen cuatrocientos cuarenta y cinco mil ochenta y cuatro indígenas que no tienen un territorio colectivo reconocido que representa el veintisiete por ciento de la población indígena nacional. Estas cantidades contrarían los pronunciamientos del Gobierno Nacional en el sentido que la problemática de dotación de tierras a los pueblos indígenas ya ha sido superado y en consecuencia en la presente administración nacional no se les va a dar un centímetro de tierra más a los indígenas, tal como lo repite el Ministro de Agricultura y Desarrollo Rural. Por otro lado, la constitución de resguardos, es solo uno, entre los derechos territoriales de los pueblos indígenas, quienes asimismo demandan ampliación, saneamiento y reestructuración de los resguardos indígenas existentes.

tres) En un país como Colombia, reconocido por su rica diversidad cultural expresada en la multiplicidad de identidades y expresiones culturales de los pueblos y comunidades que la conforman como Nación, los conjuntos étnicos representan, conforme con el censo efectuado por el Dane del año dos mil cinco, el trece y setenta y siete por ciento del total de la población colombiana, en donde la población afrodescendiente representa la mayor parte con el diez con cuarenta por ciento , seguida por los pueblos indígenas con tres,36 por ciento y el pueblo Rrom o bien gitano con el 0,01 por ciento .​

Fortalecimiento de la participación de los pueblos indígenas en los Consejos Departamentales y Municipales de Cultura. Este programa está orientado a producir capacidades locales, que incidan en una mayor pertinencia de la oferta cultural a estas comunidades.

Malocas y sitios sagrados. concertado con los pueblos indígenas, se acompaña la dotación, revitalización y construcción de malocas y los procesos de protección de sitios sagrados. Este apoyo implica el conocimiento de la tradición maloquera del pueblo indígena, como el reconocimiento colectivo del lugar sagrado.

Revitalización y fortalecimiento de la diversidad lingüística en Colombia. La Dirección asesora y apoya la realización de procesos locales de revitalización, estudio y fortalecimiento de los pueblos indígenas y comunidades raizales y palenqueras, que requieran su concurso en la revitalización de sus lenguas nativas y criollas, respectivamente. Esta asistencia técnica es complementaria a la oferta que la Dirección tiene en el portafolio del Programa Nacional de Estímulos, como la visibilización de las lenguas nativas en publicaciones, comunicaciones públicas y medios masivos de comunicación.​


​​DOCUMENTOS DE INTERÉS 

Decreto mil novecientos cincuenta y tres de dos mil catorce. Por el que se crea un régimen singular con la intención de poner en funcionamiento los Territorios Indígenas respecto de la administración de los sistemas propios de los pueblos indígenas hasta el momento en que el Congreso expida la ley de que trata el artículo trescientos veintinueve de la Constitución Política​.

Decreto dos mil setecientos diecinueve de dos mil catorce.​ Por el que se definen los factores yel procedimiento que los Resguardos Indígenas van a deber cumplir para acreditar la experiencia y/o buenas prácticas como requisito para la ejecución directa de los recursos de la Asignación Singular del Sistema General de Participaciones, y se dictan otras disposiciones.

Cumplimiento de los compromisos del Plan Nacional de Desarrollo con los Pueblos Indígenas (Cómputo dos mil diez-dos mil catorce)​
​​​​ 
​Ley de Lenguas Nativas (Ley mil trescientos ochenta y uno de dos mil diez)


Está aquí: Inicio > [ COLOMBIA ] > ıllı Población indígena de Colombia

Las cookies nos permiten ofrecer nuestros servicios. Al utilizar nuestros servicios, aceptas el uso que hacemos de las cookies. Ver políticas