PATRIMONIO CULTURAL LATINO (2018-2019)

INFORMACIÓN SOBRE HISPANOAMÉRICA: CULTURA, HISTORIA, RECURSOS, TURISMO, CIUDADES Y NOTICIAS

 !Selecciona tu Idioma!

Todo sobre Colombia y los Colombianos:

ıllı Partido Conservador Colombiano


La información contenida en esta web debe ser considerada como información general, de carácter formativo, educativo o divulgativo, y no puede ser utilizada o interpretada como consejo o diagnótico médico, psicológico o de ningún otro tipo. Es posible que algunos datos mostrados no esten actualizados. Por ello, en caso de duda lo recomentable es consultar a un experto cualificado.


 


 

salud  Partido Conservador Colombiano 




Durante la presidencia del general Santander de mil ochocientos treinta y dos a mil ochocientos treinta y siete se formó un partido reaccionario, que si bien se declaraba republicano y constitucionalista, sus miembros aspiraban a retrotraer a la que consideraban una idílica sociedad colonial, con lo que tomaron el nombre de Reaccionarios, y reunía a todos y cada uno de los conjuntos que se oponían a la introducción de las nuevas ideas surgidas de la Ilustración y las Revoluciones Liberales, en un inicio a la Independencia y la República, y después las libertades, Derechos y la Igualdad social de los ciudadanos y defendían el mantenimiento de la Tradición y los privilegios de clase de las elites en un Orden social cerrado.

En las elecciones de mil ochocientos treinta y siete el Partido Reaccionario se unió a una facción antisantanderista del Partido Progresista y formó el Partido Ministerial y apoyaron la candidatura a la presidencia del jurista José Ignacio de Márquez, escogido presidente de la República de la Nueva Granada para ocurrir a Santander. A lo largo de su gobierno las tensiones sociales y políticas y la oposición del Partido Progresista dirigido por Santander en el Congreso llevó a la unión de los viejos bolivarianos con los ministeriales y las reformas que desmontaron los logros de Santander en su gobierno y que llevaron a la Guerra de los Supremos. Los ministeriales José Eusebio Costoso y Mariano Ospina Rodríguez fueron los miembros más esenciales de los gobiernos de Márquez y su sucesor el general Herrán y sus ideas se reflejaron en la Constitución de mil ochocientos cuarenta y tres.​

A la administración de Herrán sucedió la del general Tomás Cipriano de Mosquera quién pese al apoyo de los ministeriales se mostró conciliador con los progresistas, sus contrincantes en la guerra civil; lo que ocasionó el rechazo de los ministeriales que para mil ochocientos cuarenta y seis se dividieron como partido entre moderados, que se unieron a Mosquera, y los radicales que rechazaron cualquier conciliación. Frente a la fundación del nuevo Partido Liberal, por los viejos progresista, en mil ochocientos cuarenta y nueve los opositores Ospina Rodríguez y José Eusebio Costoso formaron el Partido Conservador, el que reunió a los viejos ministeriales opuestos a Mosquera, a las autoridades de la Iglesia Católica y a muchos esenciales terratenientes y mineros esclavistas. En el jornal La Civilización del cuatro de octubre de mil ochocientos cuarenta y nueve, Ospina y Costoso publicaron el programa conservador que se transformó en la plataforma ideológica del nuevo partido(Conservador).​

 

La Regeneración

En mil ochocientos sesenta y tres el partido liberal creó una nueva constitución en la urbe de Rionegro que fue opuesta por el partido conservador. El país cayó en un periodo inestable debido a la pérdida de poder de la iglesia, el aislamiento de los conservadores del poder, la expropiación de recursos de manos fallecidas y la educación controlada por los liberales. Todo esto afecta a cuatro guerras civiles y una serie de enfrentamientos locales. En mil ochocientos setenta y seis el político liberal independiente Rafael Núñez fue vencido por el aspirante oficial del partido liberal a la presidencia Aquileo Vid por medio de una serie de actuaciones de los liberales radicales, con lo que le consiguieron eliminar los votos del caribe. Núñez se expuso como la solución no extremista para los liberales y conservadores independientes. Asimismo sostuvo su oposición al sistema federal que venia desde la Constitución de Rionegro de mil ochocientos sesenta y tres (Nuñez era el representante del Estado Soberano de Panamá en la redacción de la constitución de mil ochocientos sesenta y tres y fue el único que se opuso al carácter extremista de exactamente la misma) Entonces fue aspirante por el Partido Liberal a la presidencia en mil ochocientos ochenta y ganó esa elección, todavía con la oposición de muchos líderes de su partido. En mil ochocientos ochenta y cuatro fue reelegido con apoyo del Partido Conservador, y empezó el proceso conocido como la Regeneración en el que se redactó una nueva constitución. Se creó de esta manera la moderna República de Colombia, con un gobierno centralizado y proteccionista, y un sistema educativo manejado por la Iglesia Católica.​

 

La Hegemonía Conservadora

Tras los acontecimientos de la Regeneración, el partido conservador se sostuvo en el gobierno de Colombia hasta mil novecientos treinta. A lo largo de este periodo se dio la Separación de Panamá de Colombia. Si bien el país fue pacífico a lo largo de la hegemonía, 2 capítulos violentos ocurrieron en este periodo: la Guerra de los Mil Días y la matanza de las bananeras. A lo largo de la Hegemonía, el partido conservador creó el Banco de la República de Colombia y un moderno sistema ferroviario que atravesaba el país. No obstante las clases obreras emergentes se sentían desamparadas por el gobierno conservador y empezaron a respaldar al partido liberal, ganando la presidencia con Enrique Olaya Herrera en mil novecientos treinta.​

 

"La Violencia"

Laureano Gómez es considerado el presidente conservador más radical de la historia de Colombia.

En mil novecientos cuarenta y seis, tras dieciséis años de gobiernos liberales, el aspirante conservador Mariano Ospina Pérez ganó la presidencia debido a la división del Partido Liberal entre Gabriel Turbay y Jorge Eliécer Gaitán. La violencia política resurgió a lo largo del periodo de Ospina, por último cobrando como víctima a Gaitán, quien fue asesinado en la ciudad de Bogotá el nueve de abril de mil novecientos cuarenta y ocho. Tras su homicidio empezó el periodo conocido como La Violencia en el que ciertos miembros del Partido Liberal formaron guerrillas, que más tarde serían atacadas por fuerzas paramilitares del gobierno conservador. El Partido Liberal boicoteó la elección presidencial de mil novecientos cincuenta, que fue ganada por el conservador radical Laureano Gómez. Gómez se transformó en el líder de la facción más extrema de su partido, al tiempo que Ospina formó una facción moderada afable con los menos radicales del Partido Liberal.​​

 

El Frente Nacional

En mil novecientos cincuenta y tres un golpe para derrocar al gobierno contra Gómez fue dirigido por el general Liberal Gustavo Rojas Pinilla. Rojas era próximo a Mariano Ospina Pérez y a su facción en el Partido Conservador, y asimismo a ciertos liberales moderados. Rojas empezó su gobierno con apoyo de esenciales políticos de los dos partidos, si bien decidió crear su partido en mil novecientos cincuenta y cinco, al que llamó Movimiento de Acción Popular.Tras sus diferencias con los partidos tradicionales, Rojas censuró y cerró periódicos esenciales y empezó un proceso para reelegirse. Temiendo una posible dictadura, miembros de los 2 partidos tradicionales crearon una coalición llamada el Frente Nacional. que evitó que Rojas se quedase en el poder por más tiempo. El Frente Nacional consistía en un acuerdo en el que por dieciséis años, conservadores y liberales compartirían el poder a nivel local y nacional, y regirían el país turnándose la presidencia cada 4 años. El Partido Conservador no presentó aspirante en mil novecientos cincuenta y ocho y mil novecientos sesenta y seis, y los liberales apoyaron a los aspirantes conservadores (Guillermo León Valencia) en mil novecientos sesenta y dos y (Misael Pastrana) en mil novecientos setenta. A lo largo de este periodo histórico una disidencia conservadora dirigida por Jorge Leyva Urdaneta se opuso al acuerdo. Leyva se postuló a la presidencia en mil novecientos cincuenta y ocho y mil novecientos sesenta y dos. Los conservadores Belisario Betancur y Evaristo Sourdis fueron asimismo aspirantes en la elección de mil novecientos setenta, en la que perdieron contra Pastrana.​

 

Finales del Siglo XX

El presidente Andres Pastrana fracasó en un intento de darle fin al conflicto bélico colombiano por medio de diálogos de paz y después desarrolló el Plan Colombia con el gobierno de los E.U..

Durante el Frente Nacional las diferencias ideológicas de los dos partidos desaparecieron, no obstante los partidos subsistieron por la tradición familiar de los miembros y los clanes políticos regionales. Los dos partidos fueron tomados por caciques políticos regionales, al paso que las facciones tradicionales continuaron bajo el liderazgo de nuevos personajes. La facción de Ospina siguió por medio de Andrés Pastrana, hijo de Misael Pastrana; al paso que Álvaro Gómez Hurtado, hijo de Laureano Gómez, lideró un conjunto disidente llamado Movimiento de Salvación Nacional. Gómez fue asesinado en mil novecientos noventa y cinco en circunstancias poco conocidas, no obstante hay testimonios que implican en el homicido a miembros del gobierno de entonces (al cuál Gómez crtiticaba en sus columnas del periódico El Nuevo Siglo) y de la mafia.​ En mil novecientos ochenta y dos, el conservador Belisario Betancur fue escogido presidente. Tras ello, el partido se sostuvo en la oposición hasta mil novecientos noventa y ocho, cuando Andrés Pastrana ganó las elecciones. El partido empleó el nombre Partido Social Conservador entre mil novecientos noventa y mil novecientos noventa y dos.​

Durante este periodo se formaron muchos partidos nuevos, y ciertos de ellos fueron movimientos disidentes del Partido Conservador. Entre estos estaba el Movimiento de Salvación Nacional, el Conservatismo Independiente de la familia Gerlein, el movimiento independiente de Andrés Pastrana llamado Nueva Fuerza Democrática, el Movimiento Nacional Conservador, y la disidencia antioqueña llamada "Unionismo".

Por el ex- presidente Andrés Pastrana, « El Partido Conservador es completamente corrupto ».​

Para las elecciones presidenciales de dos mil dos, si bien en un inicio la mayor parte de los miembros del Senado y representantes conservadores apoyaron la candidatura de Juan Camilo Restrepo,​ quien era próximo al gobierno de Andrés Pastrana; el Partido Conservador por último apoyó al aspirante Álvaro Uribe, un liberal postulado como independendiente contra el aspirante oficial del liberalismo, Horacio Serpa. Al resultar escogido Uribe como presidente de Colombia el Partido Conservador pasó a hacer una parte de la alianza uribista.

En las elecciones presidenciales de dos mil seis, el partido apoyó la reelección de Uribe, siendo el segundo partido más grande de su alianza en el congreso, tras el Partido de la O bien. En las elecciones legislativas de dos mil diez el Partido Conservador de nuevo se posicionó como la segunda fuerza política más votada de Colombia, no obstante en las elecciones presidenciales del mismo año la aspirante del Partido Conservador, Noemí Sanín, resultó derrotada, ocupando el quinto sitio en votación; en tales elecciones resultó escogido Juan Manuel Beatos como presidente de Colombia y el Partido Conservador, de nuevo, se vinculó a la alianza oficialista. En el mes de noviembre de dos mil once el miembro del Senado Efraín Cepeda fue escogido como nuevo presidente del Partido Conservador.

El Partido Conservador acrecentó su participación parlamentaria a lo largo de la primera década del siglo veintiuno. En dos mil dos, el Partido Conservador se situó seguidamente tras el Liberal. Consiguió trece de ciento dos curules para el Senado y veintiuno de ciento sesenta y seis para la Cámara de Representantes. Para dos mil seis el partido consiguió escoger dieciocho miembros del Senado (cinco más que en la precedente elección) y veintinueve representantes a la Cámara (nueve más que en la precedente elección). La situación mejoró todavía más para los conservadores en dos mil diez, año en el que consiguieron veintidos miembros del Senado (4 más que en dos mil seis) y treinta y seis representantes a la Cámara (siete más que en dos mil seis).​

Desde dos mil seis el Partido de la O bien se afianzó como la primera fuerza política del país, al tiempo que el liberalismo se ha alejado hasta la tercera situación. Como miembros de la alianza uribista y más tarde de la Mesa de Unidad Nacional, el Partido Conservador y el Partido de la O bien se han transformado en esenciales asociados programáticos y también ideológicos. En el último mes del año de dos mil once se selló un acuerdo entre las bancadas de representantes de los dos partidos para asegurar la mayor parte en la Cámara de Representantes.​

El conservatismo ha sido uno de los movimientos políticos más perjudicados por la crisis de la parapolítica liberada por el acuerdo establecido entre muchos políticos del país y conjuntos paramilitares, como por otros escándalos de corrupción ocurridos a lo largo de la primera década del siglo veintiuno en instituciones como el Ministerio de Agricultura y la Dirección Nacional de Estupefacientes. Al interior del partido el expresidente Andrés Pastrana se manifestó en favor de un cambio en la dirigencia de la colectividad,​ produciendo un enfrentamiento con el entonces presidente del partido José Darío Salazar,​ quien asimismo era investigado por su presunta participación en el escándalo de la Dirección Nacional de Estupefacientes. En el primer mes del año de dos mil doce el nuevo presidente del partido, Efraín Cepeda, anunció una modificación a los estatutos del partido para suspender a los miembros de este que encaren procesos, con consultoría del Programa de Naciones Unidas para el Desarrollo.

El actual procurador general de la nación, Alejandro Ordóñez, reconocido por sus situaciones conservadoras y tradicionalistas en temas morales y religiosos, se ha transformado en una de las cabezas más perceptibles del Partido Conservador y para las elecciones de dos mil catorce diferentes campos del partido manifestaron sus deseos de que fuera aspirante a la presidencia.​ No obstante Ordóñez optó por continuar al frente de la Procuraduría y Juan Manuel Santurrones fue reelegido como Presidente de la República de Colombia.

 

Programa conservador de 1849

1. El orden constitucional contra la dictadura;

2. La legalidad contra las vías de hecho;

3. La ética del cristianismo y sus doctrinas civilizadoras contra la inmoralidad y las doctrinas corruptoras del materialismo y del ateísmo;

4. La libertad racional, en sus diferentes aplicaciones contra la opresión y el despotismo monárquico, militar, demagógico, literario, etc;

5. La igualdad legal contra el privilegio aristocrático, universitario o bien cualquier otro; la tolerancia real y eficaz contra el exclusivismo y la prosecución, sea del católico contra el protestante y el deísta, o bien del ateísta contra el jesuita y el monje, etcétera, etc;

6. La propiedad contra el hurto y la usurpación ejercida por los marxistas, los socialistas, los supremos o bien cualquiera otros;

7. La seguridad contra la arbitrariedad de cualquier género que sea;

8. La civilización, en resumen, contra la barbarie;

En consecuencia el que no admite algo de estos principios no es un conservador. El conservador condena todo acto contra el orden constitucional, contra la legalidad, contra la ética, contra la igualdad, contra la tolerancia, contra la propiedad y contra la civilización sea quien fuere el que lo haya cometido.

Y aprueba todos y cada uno de los actos a favor de estos grandes objetos, sea quien fuere el que los haya ejecutado.

Ser o bien haber sido contrincante de Santander, de Azuero o bien de López no es ser conservador por el hecho de que , defendieron asimismo, en diferentes temporadas, principios conservadores.

Haber sido amigos de estos o bien de aquellos caudillos en las guerras por la independencia, por la libertad o bien por la Constitución, no forma a absolutamente nadie conservador pues ciertos de estos caudillos han protegido asimismo, en alguna temporada, principios anti-conservadores.

El conservador no tiene por guía a ningún hombre, esto es esencial en su programa.

Si alguno o bien muchos de los hombres prominentes del partido se separan del programa, el partido los abandona, los rechaza. El partido conservador no admite ningún acto ejercido en su nombre contra su programa; ninguna aseveración que este en oposición con estos principios sea como sea su procedencia. El partido conservador no desea acrecentar sus filas con hombres que no profesan teorética y prácticamente los principios de su programa; por contra, le convendría que si en sus filas se encuentran ciertos que no admitan sinceramente estos principios abandonasen de una vez. ​

 

Ideas primordiales actuales

De pacto con la información oficial del partido, estos son ciertos de sus principios centrales:​

1. Dios es el centro del cosmos.

2. Hay un orden natural y una Ley natural de la humanidad.

3. La persona tiene dignidad y debe respetarse.

4. Hay una ética universal y unos valores éticos universales.

5. La razón humana no es absoluta, tiene límites.

6. El hombre es libre de hacer el bien o bien el mal.

7. Los grandes maestros son la civilización, la cultura y la tradición.

8. El orden social requiere legalidad y autoridad fuerte.

9. La propiedad privada es un derecho natural y cumple una función social.

10. La equidad y la justicia social reflejan la solidaridad y el amor cristiano.

11. La autonomía local y la desconcentración del poder son esenciales para conservar el orden y la tradición.

En dos mil once, la dirigencia del Partido Conservador planteó que las compañías petroleras contraten personas nativas de las zonas donde efectúan sus actividades económicas para eludir incidentes y enfrentamientos laborales, tras un paro petrolero citado por trabajadores de la compañía Pacific Rubiales.​

Igualmente, el Partido Conservador busca acrecentar los impuestos que pagan las multinacionales extractoras de oro desde un incremento en las ganancias de dichas empresas.​

 

Separación de Poderes y Estructura del Estado

Tradicionalmente el Partido Conservador ha estado asociado con fuerza a la Iglesia Católica y a conservar los valores morales del cristianismo en la sociedad colombiana. Defendió la administración eclesiástica del sistema educativo a lo largo del siglo XIX y una gran parte del XX. Desde la Constitución del noventa y uno, el partido ha moderado sus situaciones a este respecto y admitido una mayor separación iglesia-estado.

Parlamentarios conservadores han denunciado lo que califican como politización y un aumento de la corrupción en la Corte Suprema de Justicia​ y apoyan la reforma a la rama judicial impulsada por el gobierno de Juan Manuel Beatos, que es vista por los jueces de las altas cortes como una venganza de campos políticos próximos al paramilitarismo. No obstante, han efectuado una fuerte oposición al retiro del fuero militar que contempla dicha reforma.

 

Política Social

El Partido Conservador se opone al matrimonio homosexual y a la adopción por la parte de parejas del mismo género,​ no obstante admite la pertenencia de homosexuales a las fuerzas militares y el trabajo de estos en instituciones públicas. Su oposición al matrimonio gay ha ocasionado una fuerte oposición a este partido de una parte de líderes liberales que acusan al partido conservador de homofobia.​

Aborto

Un tema ideológico clave para el conservadurismo ha sido la oposición absoluta al aborto; todavía en casos de abuso sexual, inconvenientes genéticos o bien peligros para la madre.Desde la despenalización del aborto en Colombia en dos mil siete, el Partido Conservador ha intentado erradamente retornar a la prohibición de esta práctica.​ En dos mil once el Partido Conservador procuró aprobar un proyecto de ley para prohibir el aborto y mandar a cárcel a los médicos que efectúen este procedimiento,​ mas dicho proyecto no fue aprobado puesto que solo contaba con el apoyo de este partido y de un campo del Partido de la O bien.

 

Defensa y Seguridad

Históricamente los conservadores eran partidarios de una solución pacífica al conflicto bélico colombiano a través de una negociación política. A lo largo del gobierno del conservador Belisario Betancur se dejó la creación de la Unión Patriótica, un partido para la guerrilla de las Farc que más tarde fue erradicado y sus miembros asesinados por conjuntos de extrema derecha. El gobierno de Andrés Pastrana Arango se caracterizó por un proceso de paz con exactamente el mismo conjunto guerrillero efectuado entre mil novecientos noventa y ocho y dos mil dos. Tras el descalabro de tal proceso y el ascenso de la candidatura de Álvaro Uribe Vélez a la presidencia, los conservadores cambiaron su visión histórica por una conveniente a la victoria militar en el enfrentamiento. En este contexto brota el Plan Colombia, acuerdo apoyado por el conservadurismo, y más tarde la política de seguridad democrática de la administración de Uribe. Desde entonces el Partido Conservador ha portaestandarte propuestas de seguridad y lucha contra el terrorismo.​

Una de las primordiales banderas actuales del Partido Conservador es el mantenimiento de un fuero militar distinguido del civil;​ con lo que ha tenido fuertes roces con el gobierno de Juan Manuel Santos.​






Está aquí: Inicio > [ COLOMBIA ] > ıllı Partido Conservador Colombiano

Las cookies nos permiten ofrecer nuestros servicios. Al utilizar nuestros servicios, aceptas el uso que hacemos de las cookies. Ver políticas