PATRIMONIO CULTURAL LATINO (2018-2019)

INFORMACIÓN SOBRE HISPANOAMÉRICA: CULTURA, HISTORIA, RECURSOS, TURISMO, CIUDADES Y NOTICIAS

 !Selecciona tu Idioma!

Todo sobre Colombia y los Colombianos:

ıllı Juegos Deportivos Nacionales de Colombia

salud  Juegos Deportivos Nacionales de Colombia 


Antecedentes y creación

Las primeras prácticas deportivas en Colombia las efectuaron conjuntos minoritarios a lo largo del siglo XIX y también principios del siglo veinte, con Carreras de Caballos y Campeonatos de Polo y cara mil novecientos veinticuatro, un entusiasta conjunto encabezado por el médico Jorge Wills creó la Asociación Deportiva Colombiana, ADC, considerada la predecesora del Comité Olímpico Colombiano.

Luchadores y soñadores sin tregua fueron los primeros atletas, aquellos que dieron vida a las pretensiones de copiar los campeonatos deportivos que se sabía existían en Europa y E.U., Ciertos eran trocitos de implementos, reglamentos y consejos, logrados en estos países.

Guillermo Forero Franco, Federico Chile, Arturo de Castro, Álvaro Uribe Cordobés, Don Giraldo, Guillermo Herzing, Leslie O bien. Spain, el Hermano Arturo Monier, Jorge Wills Pradilla, nombres para ciertos ignotos, quedaron sembrados en el campo donde florecieron las primeras semillas, una de ellas, la que germinó como los JJ. OO. Nacionales, el día de hoy, tras más de ochenta años, transformados en los grandes Juegos Nacionales, el certamen más esencial de la cultura física colombiana, donde en su versión número diecisiete, se efectuaría en la capital de la República y el departamento de Cundinamarca.

Primeras JJ. OO. Nacionales en el Estadio Galilea, partido de futbol entre Bogotá (Cundinamarca) y Cali (Val del Cauca).

 

  • Los Juegos Nacionales se gestaron en el primer tercio del siglo veinte y 2 factores trascendentales determinaron la realización de la primera asamblea deportiva con carácter de olimpíada: la promulgación de la Ley ochenta de mil novecientos veinticinco, relacionada con el desarrollo de la cultura física y la realización de los Primeros Juegos Centroamericanos y del Caribe en mil novecientos veintiseis.

 

  • En noviembre de ese año, el gobierno dictaminó la realización de los JJ. OO. Nacionales, los que tendrían como sede a Bogotá en mil novecientos veintiocho y destinó para tal fin la suma de 5 mil pesos. El certamen jamás se efectuó.

 

  • Con base en el decreto de mil novecientos veinticinco, nuevamente el gobierno ordenó la celebración, de año en año, de los Olimpiadas Nacionales y la primera sede fue entregada a Cali, que debía organizar el certamen entre el veinticinco de noviembre y el diez de diciembre de mil novecientos veintiocho. Por último, se efectuaron entre el veintidos de diciembre de mil novecientos veintiocho y el diez de enero de mil novecientos veintinueve, bajo la dirección de Hans Hubber, funcionario del Ministerio de Educación. De aquella temporada se recuerda el triunfo de Santa Marta sobre Barranquilla en futbol.

 

  • En mil novecientos veintinueve fue elaborada una nueva reglamentación, que entregó a Medellín la sede de los Juegos que se efectuaron en mil novecientos treinta y dos y asimismo determinó que se llamasen Campeonatos de la República, pues no podían llamarse JJ. OO. Nacionales. Como no existían organizaciones deportivas ni federaciones, clubes o bien ligas, se hizo cargo a la Comisión Nacional de Educación Física (el día de hoy Coldeportes), de la orientación general de los que, desde ese instante, se conocieron como los Juegos Nacionales.

 

  • Los departamentos y ayuntamientos organizaron hasta mil novecientos cuarenta y uno las justas, y desde su sexta edición, el campeonato comenzó a ser subvencionado de manera directa por el gobierno nacional. En mil novecientos sesenta y ocho fue creado COLDEPORTES que aceptó la organización y montaje general del certamen así como las sedes designadas.

 

  • En Neiva y Villavicencio (mil novecientos ochenta – mil novecientos ochenta y cinco) la justa nacional fue para juveniles.

 

  • El decreto dos mil ochocientos cuarenta y cinco de noviembre de mil novecientos ochenta y cuatro, descentralizó los Juegos que se vienen festejando cada 4 años. No obstante, fue hasta mil novecientos ochenta y ocho que se aplicó la política de descentralización. En mil novecientos noventa y dos se dio apertura a profesionales.

 

  • Desde mil novecientos noventa y seis se han venido disputando en diferentes urbes, preferentemente de una misma zona.

 

Valor agregado: factor de desarrollo

Desde ya antes de su nacimiento, los Juegos Nacionales cobraron un valor agregado como factor de desarrollo de las urbes sedes. Las competencias debían hacerse en pistas y canchas deportivas, que no existían. De igual modo, la presencia de tantos colombianos reunidos en una celebración, forzaba a los organizadores a reparar la casa y por ende, las obras deportivas atrajeron otro género de construcciones que actualizaron las urbes sedes, como vías de comunicación que condujesen a los escenarios deportivos, y otras que hiciesen agradable la llegada y el traslado de los visitantes a lo largo de los días de la celebración.

Ante esta gran ocasión, comenzó la lucha de las urbes por ser sedes de los Juegos Nacionales. Barranquilla en mil novecientos treinta y cinco, inauguró un nuevo estadio, mas asimismo otras obras que le servirían para ser la organizadora de los Juegos Centroamericanos y del Caribe, once años después.

Manizales actualizó el centro y amplió su área cara el ámbito de Palogrande, a las afueras, donde edificó la unidad deportiva que demandó vías generadoras por su parte del desarrollo de la urbe.

Bucaramanga cambió con los juegos de mil novecientos cuarenta y uno, sus primordiales calles y carreras fueron pavimentadas, se edificó el más moderno hotel y escenarios deportivos grandes para su rústico deporte, como el estadio Alfonso López, copiado de los planos del de la ciudad de París.

Ya los líderes políticos de las zonas colombianas eran los primeros en respaldar a los líderes deportivos en su lucha por las sedes de los Juegos. Por razones económicas, las primeras justas no se pudieron cumplir en el ciclo legal de cuatro años. Las sedes que no contaban con infraestructura deportiva, deseaban aprovechar el instante para dotarlas de escenarios deportivos y de otras obras ventajosas para su progreso. Tras los VI Juegos, efectuados en Santa Marta en mil novecientos cincuenta, Cali organizó los VII, en mil novecientos cincuenta y cuatro, que marcaron un punto altísimo en escenarios y en obras para la urbe.

Cartagena efectuó los VIII Juegos en mil novecientos sesenta, con grandes contrariedades, por el hecho de que no se lograron los recursos para edificar algo afín a lo de Cali.Pasaron diez años antes que Ibagué pudiese alistarse para el compromiso. En ese instante, ya se había apoderado de los Juegos el fenómeno del “gigantismo”, traducido en grandes obras que resolvían inconvenientes básicos de las urbes que los organizaban, mas abrían un hueco en sus finanzas y en las del país, cuyas administraciones debían asistir a solventar el déficit, a fin de que por último se pudiesen festejar, como estaba previsto.

A pesar del bajo costo con alta calidad, binomio ideal que consiguió Pereira al edificar su unidad deportiva para los X Juegos Nacionales de mil novecientos setenta y cuatro, fue la ocasión a fin de que comenzasen las inquietudes por el incremento desmedido de los costos del certamen, interrogante que se extendió hasta Neiva, en mil novecientos ochenta –dos años tras lo previsto- y que alcanzó su punto máximo en Villavicencio en mil novecientos ochenta y cinco, con un año de retraso, motivo que produjo un cambio, por los inconvenientes registrados en la financiación.

En mil novecientos ochenta y ocho acabó la desmandada vida de los Juegos Nacionales mas siguió su relevancia como factor de desarrollo de las zonas, más armónico y acorde con necesidades y posibilidades, al establecerse la descentralización, que significaba “repartición de responsabilidades” entre múltiples urbes colombianas.

A partir de entonces, todavía con creencias en contra y quizá con ciertas necesidades de cambios, los Juegos Nacionales se han venido festejando cumplidamente cada cuatro años, en mil novecientos noventa y dos en el caribe colombiano: Barranquilla, Santa Marta y Cartagena; en mil novecientos noventa y seis, en Bucaramanga, su área metropolitana integrada por Piedecuesta, Floridablanca y Girón, lo mismo que el segundo ayuntamiento de Santander, Barrancabermeja, en el año dos mil Boyacá y Nariño; en el dos mil cuatro en la ciudad de Bogotá y Cundinamarca ; en dos mil ocho Val y San Andrés y en dos mil doce en Cauca, Cordoba y Norte de Santander.

 

Las primordiales figuras

Muchas han sido las figuras de los Juegos Nacionales. En los primeros años, fueron exaltados por sus méritos nombres ignotos para el país. Claro, eran los predecesores, los vanguardistas, los iniciadores, y como semejantes, comenzaban a abrir el camino. Con el paso del tiempo, las figuras estelares de Colombia se confundían con las de los Juegos Nacionales pues atleta que se respetase debía contar en su hoja de vida, con algún título conquistado en los Juegos Nacionales.

Los samarios de Moisés Ponce, vencedores del Futbol, en mil novecientos veintiocho, y ciertos atletas como Raúl Neira, fueron recordados en los primeros Juegos en mil novecientos veintiocho.

Después brotarían figuras siempre y en toda circunstancia recordadas como los tenistas Carlos J. Echavarría y Jorge Combariza, dueños de la supremacía de este deporte, esencial en los Juegos a lo largo de los años treinta y cuarenta, del mismo modo que José Domingo El Cánido Sánchez y Rafael Cotes, velocistas cartagenero y barranquillero, respectivamente, estrellas en los juegos de mil novecientos treinta y cinco y mil novecientos cuarenta y uno. Del mismo modo, a lo largo de los juegos nacionales del año mil novecientos treinta y cinco, nacía una nueva estrella del ciclismo nacional, Marco Fidel Gutiérrez Fernández, "el Matusalen del Ciclismo", ganó a sus veintiuno años la prueba de los cincuenta metros en la carretera de Barranquilla a Barranca.​

En Santa Marta aparecieron los primeros grandes del deporte colombiano, los vallecaucanos Luis Tiburón González, séptimo en el planeta en los mil quinientos metros en mil novecientos cuarenta y ocho, y Jaime Aparicio, primer colombiano vencedor panamericano en los cuatrocientos metros con Vallas, figuras de los 2 siguientes certámenes. Los años sesenta se abrieron con un séxtuple vencedor de Atletismo en las pistas de Cartagena, el vallecaucano Leonel Pedroza, a quien le disputó el privilegio de ser la figura única de esos juegos, su paisano José Gregorio Neira, quien superó múltiples marcas. Otra de las grandes figuras de los juegos de Cartagena fue el bañista bolivarense Jaime González Johnson, quien asimismo ganó 6 medallas de oro, 5 de ellas en pruebas individuales. En Ibagué, Tomás Becerra y Olga Lucía De Angulo del Val, quienes se alistaban para los Juegos Panamericanos que tendrían sitio 6 meses después, en Cali.

En la capital tolimense, los delfines conquistaron diecinueve medallas de oro, entre los 2. En Neiva mil novecientos ochenta y Villavicencio mil novecientos ochenta y cinco, la bañista antioqueña Sandra Bohórquez acaparó los honores, como antesala a la proclamación de otra figura acuática asimismo paisa, Alejandro Bermúdez, en mil novecientos noventa y dos y mil novecientos noventa y seis. Luz Adiela Calderón, ganó medalla como gran corredora en 1988

En dos mil cuatro Paola Boada de actividades subacuáticas, fue la figura más señalada y en dos mil ocho, el honor correspondió a los bañistas Carolina rojo y Omar Pinzón.

Adicionalmente los Juegos Nacionales, han registrado sanos duelos en los últimos tiempos, entre 2 zonas que se transformaron por su esmero, en potencias del deporte colombiano. Desde mil novecientos ochenta, Antioquia y Val pelean por la supremacía del certamen, con un mejor resultado los primeros, que consiguieron un equilibrio frente al dominio de los segundos, ya antes de ese año.


 

USUARIOS:

Hay 20 invitados y ningún miembro en línea

latinoamerica

 

TODO SOBRE:

cultura latina

Está aquí: Inicio > [ COLOMBIA ] > ıllı Juegos Deportivos Nacionales de Colombia

Las cookies nos permiten ofrecer nuestros servicios. Al utilizar nuestros servicios, aceptas el uso que hacemos de las cookies. Ver políticas