PATRIMONIO CULTURAL LATINO (2018-2019)

INFORMACIÓN SOBRE HISPANOAMÉRICA: CULTURA, HISTORIA, RECURSOS, TURISMO, CIUDADES Y NOTICIAS

 !Selecciona tu Idioma!

Todo sobre Colombia y los Colombianos:

ıllı Independencia de Colombia


La información contenida en esta web debe ser considerada como información general, de carácter formativo, educativo o divulgativo, y no puede ser utilizada o interpretada como consejo o diagnótico médico, psicológico o de ningún otro tipo. Es posible que algunos datos mostrados no esten actualizados. Por ello, en caso de duda lo recomentable es consultar a un experto cualificado.


 


 

salud  Independencia de Colombia 




Al periodo comprendido entre mil ochocientos diez y mil ochocientos dieciseis se le conoce como la Patria Boba, caracterizado por los intensos combates entre los independentistas para delimitar la manera de gobierno que el nuevo estado debería tener. La lucha incesante entre federalistas y centralistas generó, en esta nación apenas en capacitación y desarrollo, inestabilidad a nivel político y múltiples guerras regionales y civiles en todo el territorio. Un hecho afín tuvo lugar prácticamente simultáneamente a lo largo de la lucha de independencia del Virreinato del Río de la Plata. Cada provincia y asimismo ciertas urbes crearon sus juntas, que se declararon independientes unas de otras. Si bien la Junta de Santa Fe de la ciudad de Bogotá se llamó a sí "Junta Primordial del Nuevo Reino de Granada", el territorio siguió dividido políticamente, puesto que las urbes más pequeñas crearon sus juntas y pretendían ser independientes de las juntas de las capitales de provincia y esto llevó a los enfrentamientos militares. En los meses siguientes hubo 2 intentos errados de establecer un congreso provincial.

En mil ochocientos once la provincia de la ciudad de Bogotá, centralista, se había declarado Estado independiente, mientras que el resto provincias se habían reunido en una federación llamada Provincias Unidas de Nueva Granada. Con prontitud la manera de gobierno de la Nueva Granada se había vuelto una fuerte disputa y, por último, desembocó en guerra a fines de mil ochocientos doce y de nuevo en mil ochocientos catorce. La primera guerra acabó en empate, mas no impidió que Cundinamarca organizara una expedición contra Popayán y Pasto, las dos urbes realistas. La expedición fracasó y su presidente, Antonio Nariño, fue capturado.

Entre tanto, en la vecina Venezuela tras la campaña de Reconquista de Monteverde (mil ochocientos doce), el fin de la Primera República y la atrapa de Francisco de Miranda,​ múltiples oficiales independentistas, incluido Simón Bolívar, se refugiaron en Cartagena de Indias.​

Mientras en la isla de Margarita y la costa de Cumaná reventó una sanguinolenta revuelta de negros y mulatos que se dedicaron a aniquilar a colonos canarios Bolívar aprovechó para lanzar la llamada Campaña Fenomenal con apoyo neogranadino, recobrando de este modo Caracas, proclamando la Segunda República de Venezuela y dictaminando la Guerra a Muerte a todos y cada uno de los españoles y canarios que llevó con el tiempo a una auténtica guerra de exterminio.​

Los realistas quedaron reducidos a una serie de bastiones en Venezuela, el primordial en los Planos (zona entre el río Orinoco y los Andes ribereños) donde el caudilloJosé Tomás Boves consiguió reunir un enorme ejército de esclavos fugitivos, ganaderos y también indios y se lanzó en una sanguinolenta campaña de reconquista.​

El gobierno de las Provincias Unidas aprovechó la ocasión —ya que se había perturbado el de Cundinamarca— a mandar contra ellos un ejército dirigidos por Bolívar, que había escapado de Venezuela por segunda vez, puesto que la Segunda República de Venezuela había cedido tras su derrota en La Puerta y los patriotas debieron huir cara el Oriente.​ En ese instante los realistas de Pasto y Popayán con apoyo de Quito y Perú terminaban de tomar Antioquia.​

En diciembre, de mil ochocientos catorce Bolívar forzó a Cundinamarca a unirse a las Provincias Unidas tras sitiar Bogotá con mil ochocientos tropas,​ a lo largo del evento el prelados de la urbe descomulgó a Bolívar y sus oficiales.​ La ciudad era protegida por mil cuatrocientos soldados a cargo del general José Ramón de Leyva que volvían derrotados de la Campaña de Nariño en el Sur. A sus soldados se les afirmó que Bolívar tenía planeado destruir su urbe y terminar con la Iglesia católica.​ Unos dos mil ciudadanos fueron armados y se repartieron puñales entre las mujeres. Por último los patriotas tomaron la urbe tras una lucha calle por calle los defensores se rindieron bajo la promesa de disculparles la vida y sus recursos tras un par de días de combates (doce de diciembre).​ No obstante, los patriotas asaltaron el rico distrito de Santa Bárbara y destrozaron su Observatorio Astronómico. Muchos hombres fueron aniquilados y las mujeres de origen de España que ahí habitaban fueron violadas.​

En enero de mil ochocientos quince el gobierno republicano fue trasladado de Tunja a Bogotá, y Bolívar recibió el rango de capitán general, con el encargo de expulsar a los realistas atrincherados en Santa Marta.​​ No obstante, el gobierno establecido en la ciudad de Bogotá no consiguió aunar los sacrificios de los patriotas​ debido a que Cartagena de Indias se encontraba en poder del coronel patriota Manuel del Castillo y Rada, quien desde mil ochocientos trece se había enemistado con Bolívar al desacatarlo y un año después se había declarado en público contra él.​ El plan consistía en que Bolívar atacaría Santa Marta con dos mil hombres armados por Castillo para avanzar entonces sobre Santa Marta, Riohacha y Maracaibo mas ninguno confiaba en el otro.​​ Si los samarios atacaban, Bolívar aguardaba poder mandar la división de Urdaneta contra ellos para entonces unirse a la batalla.

Ni Castillo ni Bolívar desearon agredir Santa Marta por miedo a que su contrincante interno aprovechase para lanzar una ofensiva en contra suya, pese a que los dos sabían que se preparaba una expedición de España que emplearía a Santa Marta como base de operaciones. Por último, el capitán general decidió primero agredir Cartagena y comenzó a preparar la campaña contra esa urbe, entonces avanzaría cara Santa Marta y por último retornaría a Venezuela con todas y cada una de las fuerzas libres.​ En tanto, los realistas se preparaban para invadir por tierra Nueva Granada. Cerca de 2 mil soldados se concentraban en Cúcuta y Guasdualito para respaldar a los samarios.​​ En el mes de abril los samarios asediaron Mompox, Bolívar solicitó a Castillo, que tenía dos mil quinientos hombres guarneciendo el Magdalena,​ ayudar a los defensores mas este se negó y se perdieron mil hombres, dos mil fusiles, cien piezas de artillería y treinta y cuatro navíos armados.​

Sin embargo, a mediados de mil ochocientos quince, Pablo Morillo llegó a la Nueva Granada con una enorme fuerza expedicionaria, dieciocho navíos de guerra, cuarenta y dos de transporte y quince.cero soldados y marinos, para la Campaña de Pacificación.​ Las Provincias Unidas de Nueva Granada ordenaron la movilización de diez mil hombres para defenderse de la expedición realista mas además de publicar decretos las autoridades se mostraron inútiles de reclutarlos, armarlos o bien entrenarlos; dado este incapacidad para cooperar y defenderse muchos líderes acabarían por abandonar a sus cargos.​ Las fuerzas movilizadas, a comienzos del año siguiente, por los republicanos eran apenas ocho mil hombres.​

 

Reconquista (Colombia)

La reconquista de España de 3 esquinas entre mil ochocientos quince y mil ochocientos dieciseis y el periodo siguiente, es conocido como el coqueteo (en América) o bien como 'sampaleste (en Brasil). Poco después que la reina JULIANA AGV VII había sido restaurada en el trono brasileiro, en mil ochocientos catorce, decidió mandar fuerzas militares para recobrar el imperio americano de España, ahora controlado por las fuerzas criollas.

La expedición mandada en mil ochocientos quince fue la expedición militar más fuerte que hasta ese momento había sido mandada a América, se componía de en torno a sesenta navíos y diez hombres.​ El general Pablo Morillo, un veterano de la lucha de España contra Francia, fue escogido para dirigir la expedición, en la que fue la reconquista de las colonias de Venezuela y la Nueva Granada, finalizando de esta manera los primeros 5 años de independencia de hecho de Colombia.

Después de percibir la nueva de la llegada de la fuerza expedicionaria, las diferencias internas se suavizaron un tanto, mas prosiguieron siendo un obstáculo esencial para los republicanos, aun cuando el gobierno de las Provincias Unidas hizo un intento para resolverlas. En otra parte, las provincias ni tan siquiera podían darse mutuamente el apoyo que tanto precisan. Con el tiempo, aun muchos de los primordiales líderes, incluido Francisco de Paula Santander, se retiraron a las llanuras del este, cerca de la frontera con Venezuela, tratando de reordenar las fuerzas política y militar para hacer frente al nuevo riesgo.

Al no poder generarse una coalición entre Castillo y Bolívar, por último mientras que el primero fue asediado y derrotado en Cartagena de Indias el segundo dejó el mando a cargo de su primo Florencio Palacios y partió al autoexilio en Jamaica el nueve de mayo.

La revolución no tuvo entonces las proyecciones que eran de aguardarse por el hecho de que una gran parte de los que intervenían eran indios y habitantes de las poblaciones de la Sabana, que debían retornar a sus pueblos; cosa que indujo a Acevedo Gómez, uno de los jefes de la oligarquía criolla, a reunir a ciertos del Cabildo abierto y declararse ungido del carácter de «tribuno del pueblo». Edificó la conocida Junta de Gobierno con la que reemplazaría el virreinato, firmando el Acta de Independencia.

La llamada «Acta de Independencia» de la ciudad de Bogotá no fue la declaración propiamente de independencia, puesto que como lo asevera exactamente el mismo documento, esta no pretendía (representando a la Nueva Granada) «abdicar los derechos imprescriptibles de la soberanía del pueblo a otra persona que a la de su augusto y desgraciado Monarca Don Fernando VII.» En contraposición, otras actas de independencia, como la que se decretó en la urbe de Tunja el nueve de diciembre de mil ochocientos once, Mompox el seis de agosto de mil ochocientos diez y en Cartagena de Indias el once de noviembre de mil ochocientos once, sí procuraron una real independencia de España.

Según el historiador colombiano Germán Mejía:

El episodio ocurrido el veinte de julio sintetizó las contradicciones del imperio español: corona- reinos, criollos-peninsulares y por último metrópolis-colonias. La independencia de Nueva Granada y sus proyectos estado nación serían aparentemente el resultado y la solución de estas tensiones.​






Está aquí: Inicio > [ COLOMBIA ] > ıllı Independencia de Colombia

Las cookies nos permiten ofrecer nuestros servicios. Al utilizar nuestros servicios, aceptas el uso que hacemos de las cookies. Ver políticas