PATRIMONIO CULTURAL LATINO (2018-2019)

INFORMACIÓN SOBRE HISPANOAMÉRICA: CULTURA, HISTORIA, RECURSOS, TURISMO, CIUDADES Y NOTICIAS

 !Selecciona tu Idioma!

Todo sobre Colombia y los Colombianos:

ıllı Capitolio Nacional de Colombia


La información contenida en esta web debe ser considerada como información general, de carácter formativo, educativo o divulgativo, y no puede ser utilizada o interpretada como consejo o diagnótico médico, psicológico o de ningún otro tipo. Es posible que algunos datos mostrados no esten actualizados. Por ello, en caso de duda lo recomentable es consultar a un experto cualificado.


 


 

salud  Capitolio Nacional de Colombia 




El costado sur de la Plaza Mayor cobijó diferentes construcciones destinadas a la administración pública del Virreinato de la Nueva Granada como la Casa de la Real Audiencia, el tribunal de cuentas, la prisión grande y el Palacio Virreinal, este último fue destruido por un incendio ocurrido en mayo de mil setecientos ochenta y seis. Ya antes de una construcción del Capitolio, el Congreso no contó con una sede permanente y sesionó en distintos circuitos de la urbe, como institutos, prisiones, templos y conventos.​

Por encargo del presidente Tomás Cipriano de Mosquera, el ministro plenipotenciario de Colombia en Venezuela Manuel Ancízar contrató el veintisiete de agosto de mil ochocientos cuarenta y seis al arquitecto técnico danésThomas Reed, quien por entonces se hallaba en Caracas. El propósito de su contrato era la construcción de un edificio público destinable a Palacio de Gobierno, en el que se deseaban cobijar las 2 Cámaras del Congreso, la Corte Suprema, el Tribunal del Distrito de Cundinamarca, la Registraduría y la Presidencia de la República. Poquitas semanas después, Reed se instaló en la ciudad de Bogotá y también comenzó el diseño de la construcción. En sus planos le dio a la edificación el nombre de Capitolio Nacional y su proyecto fue aprobado por el Congreso. Para la ejecución de la obra se publicó la convocatoria de una licitación pública en la Revista Oficial del diecisiete de junio de mil ochocientos cuarenta y siete, la que se le adjudicó al empresario Juan Manuel Arrubla.

Las obras del Capitolio empezaron el veinte de julio de mil ochocientos cuarenta y ocho, por ley expedida por el presidente Tomás Cipriano de Mosquera.​ En aquella data se puso la primera piedra con la bendición del arzobispo de la ciudad de Bogotá Manuel José Mosquera (hermano del presidente Tomás Cipriano) y en presencia de todas y cada una de las autoridades civiles.

Las obras de construcción duraron setenta y ocho años y diferentes arquitectos estuvieron a su cargo. Su autor, Thomas Reed, dirigió la construcción hasta mil ochocientos cincuenta y uno, cuando se suspendió por la guerra civil.​ En el mes de febrero de mil ochocientos setenta se comenzó la segunda fase de trabajos al cargo de Francisco Olaya, viejo profesor de obra de Thomas Reed y Directivo de Obras Públicas. El 1 de abril de mil ochocientos setenta y cuatro los salones de las Cámaras del Congreso se habilitaron y se empezaron a emplear pese a que todavía estaban en proceso de construcción,​ justamente en esa data el presidente Manuel Murillo Toro dio investidura en el Salón Elíptico a su sucesor Santiago Pérez, quien fue el primer líder que se posesionó en tal circuito.​ En mil ochocientos ochenta y uno siguió la tarea el italianoPietro Cantini, quien incluyó ciertas reformas en el frontis desarrollado originalmente por Reed. El versista Rafael Pombo publicó una serie de críticas sobre dichas reformas en el diario El Conservador del veintinueve de septiembre de mil ochocientos ochenta y uno.​ Cantini siguió en la dirección de las obras hasta mil ochocientos ochenta y cinco, cuando la guerra civil las dejó sin presupuesto. Los trabajos se reiniciaron en mil ochocientos noventa y uno bajo la dirección de Antonio Clopatofsky, quien estuvo al frente a lo largo de un año, basado en los planos de Cantini.

En mil novecientos cuatro exactamente el mismo Pietro Cantini presentó unos nuevos planos y evaluaciones para la obra del Capitolio. El once de abril de mil novecientos cinco se efectuó un contrato para la instalación de energía eléctrica en la edificación. Cantini reanudó la dirección de las obras entre mil novecientos seis y mil novecientos ocho, periodo en el que se reforzaron los techos, se mejoró la entrada al costado sur, se examinó el drenaje de la edificación, se retiró el alquitrabe construido entre las pilastras del frontis y se cambió el techo viejo. El once de febrero de mil novecientos ocho renunció Cantini a las obras por su frágil estado de salud y quedó a cargo el arquitecto técnico bogotano Mariano Santamaría por petición del presidente Rafael Reyes; en su tarea, Santamaría diseñó el costado sur, levantó las columnas del patio interior, el frontón y el pórtico.​ Entre mil novecientos once y mil novecientos diecinueve acepta la dirección de los trabajos el francésGastón Lelarge, quien demolió el pórtico construido por Santamaría y lo sustituyó por el presente, diseñó los salones legislativos y las dependencias interiores y edificó las escalinatas exteriores. El catorce de octubre de mil novecientos catorce el general Rafael Uribe Uribe fue asesinado por 2 hombres subiendo las escalinatas de la entrada al Capitolio.​

En mil novecientos veinte el gobierno convocó a una comisión para decidir el remate más conveniente para el Capitolio, la que no dio una solución conveniente y 3 años después la Sociedad Industrial de Ingenieros abrió un concurso del que se presentaron 2 alternativas: una alternativa de bóveda presentada por Alberto Martínez y Sadi González,​ y otra que sugirió poner 4 grifos en el ático del Salón Elíptico, que fue por último la opción escogida.​

Entre mil novecientos veinticuatro y mil novecientos veinticinco concluye las obras el arquitecto técnico Alberto Manrique Martín, quien acabó la construcción del Salón Elíptico y de las cubiertas, bajo la presidencia de Pedro Nel Ospina.​ El palacio se inauguró oficialmente el siete de agosto de mil novecientos veintiseis, para la posesión presidencial de Miguel Abadía Méndez y también comienzo del periodo legislativo.

Entre mil novecientos cuarenta y cinco y mil novecientos cincuenta y siete se efectuaron las primeras modificaciones a la construcción, añadiendo una escalera imperial de comunicación entre el Salón Boyacá y el sótano, 2 elevadores y una escalera monumental en el patio Núñez, obras efectuadas por Rafael Lelarge, hijo del arquitecto técnico Gastón Lelarge.

La imagen del Capitolio Nacional ha aparecido en 2 series de estampillas emitidas por Adpostal, la primera en mil novecientos cuarenta y seis y la segunda en mil novecientos cincuenta y nueve.​ En mil novecientos sesenta y nueve el Banco de la República emitió una serie de billetes de cien pesos con la imagen de la testera del Capitolio Nacional en el dorso.​ Dicha serie de billetes se reemitió 8 años después mas con una imagen del Capitolio cambiada, en la que se presentaba exactamente la misma testera desde una perspectiva lateral,​ la que circuló hasta mil novecientos ochenta.​

En mil novecientos setenta y cinco se planteó el Capitolio Nacional de Colombia como Monumento Nacional por medio de la resolución cuatro del treinta de junio y se declaró como tal por el decreto mil quinientos ochenta y cuatro del once de agosto de mil novecientos setenta y cinco.​ Entre mil novecientos ochenta y seis y mil novecientos ochenta y nueve el Banco de la República emitió una serie de monedas de cincuenta pesos con la imagen del Capitolio Nacional en el dorso con ocasión del centenario de la Constitución Política.

Algunas reformas al edificio amoldaron el espacio interior para cobijar las oficinas de los miembros del Congreso ante el aumento progresivo de representantes.​ Otros trabajos de mantenimiento se efectuaron a lo largo de la década de mil novecientos noventa para eludir el deterioro del edificio.​ La restauración más reciente fue efectuada en mil novecientos noventa y siete por la parte de la firma Conconcreto SA en la que se recobraron todos y cada uno de los interiores y se fortaleció la estructura antisísmica.

En dos mil siete el Capitolio Nacional fue elegido como semifinalista en la votación para seleccionar las 7 maravillas de Colombia, patrocinada por el diario El Tiempo.​ El doce de febrero de dos mil diez el artista samario Rafael Gómez Barros instaló sobre la testera del Capitolio mil trescientos hormigas gigantes de fibra de vidrio como una parte de una representación artística del desplazamiento interno, la que continuó instalada a lo largo de 7 semanas en la edificación.​ En dos mil once el Salón Elíptico fue dotado de sistemas tecnológicos para el control y la información a lo largo de las sesiones del Congreso.​

El Capitolio Nacional se halla entre las carreras séptima y octava con calles novena y décima, en el costado sur de la Plaza de Bolívar, en la localidad de La Candelaria, centro histórico de la ciudad de Bogotá. Al costado sur del edificio se halla la Plaza de Armas de la Casa de Nariño. Por el costado del Patio de Rafael Núñez, un túnel construido en dos mil seis comunica este extremo del Capitolio con el Edificio Nuevo del Congreso, situado sobre la carrera séptima.​ El Edificio Nuevo del Congreso se halla en el costado oriental del Capitolio, fue construido en mil novecientos setenta y nueve y en él se hallan las 7 comisiones de la Cámara de Representantes y las 7 comisiones del Senado.​ El costado oriental se complementa con la edificación del Instituto Mayor de San Bartolomé, corporación educativa fundada por los Jesuitas en mil seiscientos cuatro.

Al costado occidental del Capitolio se halla la Casa de los Comuneros, en la que marcha en la actualidad un museo y la sede de la Segregaría Distrital de la Cultura, Recreación y Deporte.​ Por la parte occidental siguiendo por la carrera octava se halla asimismo la Iglesia de Santa Clara en donde marcha en nuestros días un museo de arte y el Palacio Echeverri, edificio construido por Gastón Lelarge en mil novecientos nueve el que es sede en la actualidad del Ministerio de Cultura.

La plaza de Bolívar, como plaza mayor de Bogotá, ocupa el costado norte del Capitolio. Desde mil ochocientos cuarenta y seis recibe el nombre del libertador Simón Bolívar y tiene una escultura del mismo, elaborada por el escultor italiano Pietro Tenerani, la que fue donada a la urbe por el insigne de la independencia José Ignacio París.

Toda la estructura del Capitolio está hecha en piedra de cantería.​ La edificación cuenta con 3 pisos, un sótano y 4 patios interiores que recuerdan a Tomás Cipriano de Mosquera, Jorge Eliécer Gaitán, Rafael Núñez y Álvaro Gómez Hurtado. De forma adicional cuenta con tres esenciales salones (Salón Elíptico, Salón Boyacá y Circuito del Senado).

La testera primordial se halla sobre el costado sur de la Plaza de Bolívar y está formada por 2 cuerpos laterales simétricos y un cuerpo central transparente a forma de pórtico, compuesto por una columnata de 6 filas de 3 columnas de estilo jónico que tienen 2 vanos en todos y cada uno de ellos de sus extremos, uno sobre el otro y enmarcado por 2 machones salientes sostenidos por 2 pilastras adosadas. La construcción está coronado horizontalmente con un entablamiento que remata en una cornisa con 4 grifos y una balaustrada en la que se intercalan jarros y palmetas. El sistema de desagüe a la altura de la cornisa se adorna con gárgolas con cabezas de animales.

El bloque central lo ocupa el Salón Elíptico, donde se realizan las Sesiones Plenarias del Congreso (Senado y Cámara) y se desarrollan las plenarias de la Cámara de Representantes (Cámara Baja), se da posesión al Presidente de la República y se efectúa la elección de los miembros de las Altas Cortes, entre otras muchas.​ El Salón Elíptico se halla al sur del patio Mosquera, que es el espacio siguiente a la columnata sobre la testera primordial, en el que se resalta una escultura de Tomás Cipriano de Mosquera, elaborada en bronce por el escultor alemán Ferdinand von Müeller y también estrenada en mil ochocientos ochenta y tres. En la testera siguiente, el cuerpo central se halla reculado respecto a los laterales conformando el patio Núñez, cuyo plano siguiente tiene 2 filas de 7 ventanas, las 3 centrales conforman una puerta de acceso al Salón Elíptico, enmarcado con 4 columnas jónicas que mantienen un frontón. Por el costado sur, la construcción poseee 2 series de escalinatas que acotan con el patio de Rafael Núñez y por el que se comunica de forma directa con el Patio de Armas de la Casa de Nariño.

En el bloque oriental se resalta el Salón del Circuito Senado en el extremo sur, la presidencia del Senado y sus vicepresidencias, el patio interior en honor a Álvaro Gómez Hurtado, la sala de protocolo del Senado, la sala de prensa, una cafetería y salones de apoyo. El bloque occidental contiene el Salón Boyacá, la presidencia de la Cámara y sus vicepresidencias, el patio interior en honor a Jorge Eliécer Gaitán, la sala de protocolo de la Cámara, una cafetería y salones de apoyo.

En su intervención, el arquitecto técnico francés Gastón Lelarge planteó añadir una enorme bóveda central, idea que no tuvo acogida; puesto que desde el principio prevaleció la tendencia cara la horizontalidad de la construcción entre otras muchas cosas para no competir con la altura de la Catedral. La ornamentación de la construcción fue efectuada por el suizo Luigi Ramelli, incluyendo los mascarones y las cornisas que decoran la construcción, y más tarde concluida por el escultor italiano Césare Sighinolfi.

Dentro de las obras de arte que se hallan en el Capitolio se pueden resaltar los vitrales redondos que adornan el Salón Elíptico y el Salón Boyacá, elaborados por la casa francesa Dagrand en Burdeos en mil novecientos veintiseis, los que fueron restaurados en dos mil ocho.El tercer vitral, que es el que adorna la bóveda del salón del Circuito del Senado fue elaborado por el profesor Enrique Grau en mil novecientos noventa y siete y lleva como título Vitral de la Paz.

Entre las esculturas y bustos conmemorativos que adornan el Capitolio se pueden mentar los cuatros grifos que adornan el techo del Salón Elíptico elaborados por Luigi Ramelli en mil novecientos veinticinco, basado en el diseño de Manrique Martín.​ La estatua de Jorge Eliécer Gaitán fue elaborada por Bernardo Vieco y se halla en el patio de la Cámara. La estatua de Rafael Núñez fue elaborada por Francisco Antonio Cano el seis de agosto de mil novecientos veintidos y se halla en el patio sur, siguiente al Salón Elíptico, asimismo conocido como Patio Nuñez.​ La estatua de Tomás Cipriano de Mosquera fue elaborada por Ferdinand von Miller y también estrenada el siete de octubre de mil ochocientos ochenta y tres.​ La escultura de Antonio Nariño que se halla en la plaza de armas sur que conduce y comparte con la Casa de Nariño, fue derretida por Henri-Léon Gréber y también estrenada el veinte de julio de mil novecientos diez, siguiendo el modelo en yeso elaborado por Césare Sighinolfi en el mes de junio de mil ochocientos ochenta y cuatro.​

Entre otras estatuas de bronce que adornan la construcción se pueden mentar la de Guillermo Valencia, elaborada por Luis Pinto Maldonado, la cabeza de bronce de Miguel Antonio Costoso y la estatua de bronce de Alfonso López Pumarejo elaborada por Hugo Martínez, la que se halla en el Salón de la Constitución.​

Algunos de los retratos que adornan la edificación son: el General Santander, elaborado por José María Espinosa en mil ochocientos cincuenta y tres, el de Francisco de Paula Santander y el de Aquileo Vid, elaborados por Francisco Antonio Cano, el de Camilo Torres Tenorio y el de Rafael Uribe Uribe, elaborados por Ricardo Acevedo Bernal y la pintura de Beatos Acosta elaborada por Ricardo Gómez Campuzano.

Entre los murales que decoran los salones del Capitolio se resaltan el mural tríptico del Salón Elíptico llamado "El libertador inaugura el régimen constitucional de Colombia en la Villa del Rosario", elaborado por Santiago Martínez en mil novecientos cuarenta y ocho con ocasión de la Conferencia Panamericana, el que sustituyó al mural de Andrés de Santa María en honor a Bolívar combatiente en la batalla de Boyacá de mil novecientos veintiseis,​ los frescos "Liberación de los esclavos" y "Los Comuneros", elaborados por Ignacio Gómez Jaramillo en mil novecientos treinta y ocho y el mural que encabeza el Salón Elíptico llamado "3 cordilleras y 2 océanos" elaborado por Alejandro Obregón a petición del presidente Belisario Betancourt en mil novecientos ochenta y seis, con ocasión del centenario de la Constitución Política.​

Aparte de ser la sede permantente del Congreso de Colombia, el Capitolio Nacional ha sido sede de abundantes acontecimientos. La Conferencia Panamericana de mil novecientos cuarenta y ocho, en la que se creó la Organización de los Estados Americanos fue realizada en el Salón Elíptico a lo largo de los meses de abril y mayo.​ Dicho acontecimiento fue marcado por los sucesos ocurridos en la ciudad de Bogotá a consecuencia del asesinato de Jorge Eliécer Gaitán, conocidos como El Bogotazo.​

Durante la Reunión Constituyente de mil novecientos noventa y uno se anuló el Congreso escogido en mil novecientos noventa.​ En las instalaciones del Capitolio se reunieron las comisiones de la Reunión y en el Salón Elíptico se decretó la Constitución Política de Colombia.​

En el Capitolio se han efectuado los entierros de diferentes personalidades del país como expresidentes, miembros del Congreso, políticos y personas de reconocida trayectoria. Ciertos de ellos han sido Luis Carlos Gallardo en mil novecientos ochenta y nueve,​ Jaime Garzón en mil novecientos noventa y nueve,​ Martha Catalina Daniels en dos mil dos,​ Alfonso López Michelsen en dos mil siete,​ Fanny Mikey en dos mil ocho,​ José Fernando Castro Caycedo en dos mil ocho,​ entre otros muchos.

El protocolo para la posesión de los Presidentes de Colombia de forma tradicional señala que el nuevo líder debe salir desde el Palacio de San Carlos para tomar el juramento en el Salón Elíptico del Capitolio, si bien en ciertas ocasiones la sesión del Congreso para la posesión se ha instalado en la Plaza de Bolívar.​






Está aquí: Inicio > [ COLOMBIA ] > ıllı Capitolio Nacional de Colombia

Las cookies nos permiten ofrecer nuestros servicios. Al utilizar nuestros servicios, aceptas el uso que hacemos de las cookies. Ver políticas