PATRIMONIO CULTURAL LATINO (2018-2019)

INFORMACIÓN SOBRE HISPANOAMÉRICA: CULTURA, HISTORIA, RECURSOS, TURISMO, CIUDADES Y NOTICIAS

Todo sobre Argentina y los Argentinos:

ıllı Instituto Argentino de Promoción del Intercambio wiki: info, historia y vídeos


La información contenida en esta web debe ser considerada como información general, de carácter formativo, educativo o divulgativo, y no puede ser utilizada o interpretada como consejo o diagnótico médico, psicológico o de ningún otro tipo. Es posible que algunos datos mostrados no esten actualizados. Por ello, en caso de duda lo recomentable es consultar a un experto cualificado.


 


 



salud  Instituto Argentino de Promoción del Intercambio 


El Instituto Argentino de Promoción del Intercambio (IAPI) fue un ente público argentino que tenía como finalidad centralizar el comercio exterior y trasferir recursos entre los diferentes ámbitos de la economía. Funcionó bajo la órbita del Banco Central, y su directivo fue el economista y Presidente del Banco Central Miguel Miranda.

wikiMiguel Miranda.

Formaba una parte del conjunto de medidas que el teniente general Juan Domingo Perón y su equipo de aconsejes habían proyectado, si bien fue creado por decreto-ley 15.350 el veintiocho de mayo de mil novecientos cuarenta y seis por el presidente Edelmiro Farrell. Fue disuelto poco tras el golpe de Estado de septiembre de mil novecientos cincuenta y cinco, que derribó a Perón.



El IAPI, fue creado en mil novecientos cuarenta y seis, a través de el Decreto quince y trescientos cincuenta del veintiocho de mayo de mil novecientos cuarenta y seis, bajo la órbita del Banco Central. Se lo concibió como un organismo que pudiese actuar expeditivamente en frente de las coyunturas internacionales que se presentasen para aumentar al máximo las ventajas de la adquisición, venta, distribución y comercialización de productos. Este organismo reordenó y amplió las funciones de lo que, hasta el instante, era la Junta Nacional de Granos. La meta que guió su creación fue la necesidad de contar con un ente experto en cuestiones comerciales y conseguir una mejor inserción externa a través de la conquista de nuevos mercados y la consolidación de la presencia argentina en los logrados. Aparte de promocionar la calidad y diversidad de los productos locales y producir estrategias de defensa de los costos de exactamente los mismos en el mercado internacional, frente a un ocasional deterioro de los términos de intercambio, resguardando a los productores locales en frente de los cambios en los costos internacionales y la acción de los monopolios internacionales y de los países importadores de productos argentinos. En exactamente la misma línea, el gobierno decidió repatriar la deuda externa, crear el Instituto Mixto Argentino de Reaseguros, la Flota Mercante para sostener un nivel alto de ocupación y también estimular los planes de obras de los gobiernos nacional y provinciales. Asimismo tenía como objetivo desplegar una política pública de planificación y orientación que suprimiera o bien redujese al mínimo el impacto desfavorable de los fenómenos naturales, climáticos o bien económicos que pudiesen afectar la producción nacional.


El organismo contaba con distintas funciones. En el plano comercial, se ocupaba de adquirir los cereales, carnes y derivados a los productores, para entonces exportarlos. Asimismo cumplía funciones financieras, aun al ámbito privado para la adquisición de recursos de capital.


Cuando el Instituto adquiría productos elaborados que no conseguían colocación, establecía el margen al campo industrial, creaba comisiones mixtas singulares para solucionar la crisis de determinados campos productivos, dquiría materia prima para entregarla a los industriales para que la procesasen por cuenta y orden del Instituto, etcétera Además, desarrollaba funciones de promoción y promuevo en tanto determinaba qué actividades productivas eran prioritarias y, en consecuencia, debían percibir un tratamiento singular como, por servirnos de un ejemplo, el otorgamiento de créditos sin obligación de devolución. Por otro lado, asimismo subsidiaba la producción de determinados recursos de consumo masivo con el propósito de sostener el nivel del sueldo real.


El IAPI daba fondos a empresas privadas y mixtas para la adquisición de recursos de capital, financiamiento para la adquisición de nuevos recursos de capital: camiones, tractores y equipos para obras viales. El ámbito privado se favoreció asimismo con sus fondos: la industria frigorífica, la metalúrgica, la jabonera, entre otras muchas. Con el propósito de reducir inversiones que el IAPI debía realizar para cubrir peligros en empresas privadas, se implantó más tarde un sistema de autoseguro. Exactamente el mismo entendía mercancías de propiedad del Instituto guardadas en depósitos propios o bien arrendados, en tránsito, o bien en aguas de jurisdicción nacional. Se consiguió de este modo, una esencial reducción en el pago de primas de seguro. También, el IAPI desarrollaba funciones de promoción y promuevo en tanto determinaba qué actividades productivas eran prioritarias y, en consecuencia, debían percibir un tratamiento singular como, por poner un ejemplo, el otorgamiento de créditos blandos.A fin de cumplir esta misión, se firmaron convenios comerciales con otros países, de manera especial con aquellos que proveían a la Argentina de importaciones precisas para su desarrollo industrial. De este modo, entre mil novecientos cuarenta y siete y mil novecientos cuarenta y nueve se alcanzaron pactos comerciales con Suiza, Hungría, Italia, los Países Bajos, Noruega, Finlandia, Dinamarca, Brasil y Suecia.


Entre los propósitos que guiaban su creación, sobresalen los siguientes:



  • a) contar con un organismo experto en cuestiones comerciales;
  • b) conseguir una mejor inserción externa a través de la conquista de nuevos mercados y la consolidación de la presencia argentina en los obtenidos;
  • c) efectuar publicidad internacional de la calidad y diversidad de los productos argentinos;
  • d) complementar la actividad privada en esta materia;
  • e) diseñar estrategias de defensa de los costos de los productos nacionales en el mercado internacional, frente al ocasional deterioro de los términos de intercambio;
  • f) resguardar a los productores locales en frente de los cambios en los costos internacionales y la acción de los monopolios internacionales y de los países importadores de productos argentinos;
  • g) desplegar una política pública de planificación y orientación que suprimiera o bien redujese al mínimo el impacto desfavorable de los fenómenos naturales, climáticos o bien económicos que pudiesen afectar la producción nacional.

El IAPI ejercitó un rol monopólicoen la comercialización de productos agrícolas —principalmente trigo—, comprando en el mercado interno y vendiendo en el internacional, al paso que en el caso de los productos ganaderos aceptó un papel menos activo, de intermediación y colecta de ingresos.Esto se corresponde con la relevancia relativa que estos recursos tuvieron por esos años, medida tanto por volumen como por precios; esto es, se comercializaron primordialmente cereales, seguidos por productos ganaderos y, en menor medida, forestales y mineros.


Defendíamos puesto que, el coste internacional de los productos, agrupando la comercialización en un organismo del Estado, beneficiándonos del transporte y del seguro, forzando mediante los tratados a dos bandas la apertura de nuevos mercados.


El IAPI en mil novecientos cuarenta y siete ganó más de mil doscientos millones de m dólares americanos n en la comercialización de las cosechas, transformándose en una fuente de divisas para el país, para mil novecientos cincuenta y tres las ganancias habían crecido a mil trescientos setenta millones de m dólares americanos n.


Se empleaba como mecanismo la adquisición al productor agrícola su producción al mejor costo de mercado, que lego era comercializada por el Estado en el exterior consiguiendo los mejores costos posibles al negociar en grandes cantidades. La diferencia quedaba en poder el Estado y era devuelta a través de créditos blandos para exactamente los mismos productores agropecuarios, en inversiones de infraestructura y en el combate contra las plagas.


La intervención del Estado entonces, quedaba marcada como una garantía de defensa de los costes que se les pagaba a los productores, eludiendo su deterioro frente a los continuos cambios de los términos de intercambio y a salvo de las consecuencias de las oscilaciones en los costos de las materias primas. Previamente ese rol lo jugaban los consorcios extranjeros, de manera especial británicos, que adquirían las cosechas a bajo coste a los productores, afectando de forma especial a los pequeños y medianos, y conseguían provecho al revenderlo al exterior a costos superiores.


Convenios de comercio bilateralesEditar


Durante mil novecientos cuarenta y ocho y mil novecientos cuarenta y nueve se subscribieron más de veinte convenios a dos bandas con Europa, Asia y América, destacándose el acuerdo ANDES (febrero de mil novecientos cuarenta y ocho) con G. Bretaña que establecía la liberación de los saldos bloqueados en la ciudad de Londres si bien no podían emplearse fuera del área de la libra esterlina. Con España se subscribió en el mes de abril de mil novecientos cuarenta y ocho otro acuerdo por el que Argentina daba un crédito de mil setecientos cincuenta millones de pesos pagaderos en pesetas con 4 años de plazo y se le aseguraba la provisión de trigo y la adquisición de navíos mercantes.


El IAPI procuró promover el comercio exterior, y con ese fin dio financiamiento a países extranjeros para efectuar sus compras en el mercado argentino, predominantemente de productos alimentarios. También, se confió a astilleros europeos –británicos y holandeses– la construcción de múltiples naves de pasajeros y de carga refrigerada, a través de sumas adelantadas por el Instituto.


Se consiguieron convenios comerciales con diferentes países; entre mil novecientos cuarenta y siete y mil novecientos cuarenta y nueve se alcanzaron pactos comerciales con Suiza, Hungría, Italia, los Países Bajos, Noruega, Finlandia, Dinamarca, Brasil y Suecia. De todas maneras y pese a los sacrificios efectuados por el organismo para ampliar la cartera de compradores de los productos argentinos, el R. Unido prosiguió ocupando el primer sitio como importador, seguido de E.U..


En lo referente a importaciones, la relevancia del IAPI fue sensiblemente menor. Las mayores compras se registran en los rubros metalúrgico, de materiales de construcción, maquinarias y textiles, destacándose como vendedores USA y G. Bretaña, al paso que el comercio con la Unión Soviética registró un aumento significativo desde mil novecientos cincuenta y tres.


Reorganización y disoluciónEditar


La caída internacional de los costes agrícolas que prosiguió a la restauración europea de postguerra, amputó en buena medida la fuente de ingresos auténticos del IAPI. En sus relaciones con el ámbito privado, el IAPI dio esenciales subsidios: entre mil novecientos cuarenta y siete y mil novecientos cincuenta y cuatro los subsidios al campo agrícola totalizaron cinco.063.011 pesos, al paso que el ámbito ganadero recibió 4.567.590 pesos. Bajo la presidencia de hecho de José María Guido, fue reordenado en mil novecientos sesenta y tres como "Junta Nacional de Granos". Por último fue disuelto en mil novecientos noventa y uno por el decreto N.º 2284/91 de desregulación de mercados, elaborado por el ministro de Economía Domingo Cavallo bajo la presidencia de Carlos Menem.



  1. ?
  2. ?«LA INTERVENAGROPECUARIA, SU COMERCIALIZACIÓN Y EXPORTACIÓN». Archivado desde el original el dos de marzo de dos mil nueve.
  3. ?Novick, Susana, IAPI: apogeo y decadencia, Buenos Aires, Centro Editor de Latinoamérica, Buenos Aires, Centro Editor de Latinoamérica (CEAL), mil novecientos ochenta y seis, p. sesenta y tres.
  4. ?ovick, Susana, IAPI: apogeo y decadencia, Buenos Aires, Centro Editor de América , Buenos Aires, Centro Editor de Latinoamérica (CEAL), mil novecientos ochenta y seis, p. treinta y nueve.
  5. ?IAPI: apogeo y decadencia, SUSANA NOVICK, Centro Editor de Latinoamérica,Buenos Aires; mil novecientos ochenta y seis p. mil cuatrocientos cuarenta y siete ISBN novecientos cincuenta-veinticinco-ciento treinta y cinco-7
  6. ?Cafiero, Antonio: cinco años después. De la economía Social Justicialista al Régimen Liberal Capitalista. Editorial El gráfico, Buenos Aires, mil novecientos sesenta y uno.
  7. ?Malgesini Graciela y Alvarez Norberto (mil novecientos ochenta y tres). El Estado y la Economía” mil novecientos treinta. mil novecientos cincuenta y cinco (I). Buenos Aires. Centro Editor de Latinoamérica, página cincuenta y uno.
  8. ?IAPI: apogeo y decadencia, SUSANA NOVICK, Centro Editor de Latinoamérica,Buenos Aires; mil novecientos ochenta y seis p. ciento cuarenta y cuatro ISBN novecientos cincuenta-veinticinco-ciento treinta y cinco-7






Está aquí: Inicio > [ ARGENTINA ] > ıllı Instituto Argentino de Promoción del Intercambio wiki: info, historia y vídeos

Las cookies nos permiten ofrecer nuestros servicios. Al utilizar nuestros servicios, aceptas el uso que hacemos de las cookies. Ver políticas