PATRIMONIO CULTURAL LATINO (2018-2019)

INFORMACIÓN SOBRE HISPANOAMÉRICA: CULTURA, HISTORIA, RECURSOS, TURISMO, CIUDADES Y NOTICIAS

Todo sobre Argentina y los Argentinos:

ıllı Huberto Cuevas Acevedo wiki: info, historia y vídeos


La información contenida en esta web debe ser considerada como información general, de carácter formativo, educativo o divulgativo, y no puede ser utilizada o interpretada como consejo o diagnótico médico, psicológico o de ningún otro tipo. Es posible que algunos datos mostrados no esten actualizados. Por ello, en caso de duda lo recomentable es consultar a un experto cualificado.


 


 



salud  Huberto Cuevas Acevedo 


Huberto Grutas Acevedo (Lobería, quince de febrero de mil novecientos veinticuatro - Buenos Aires, doce de septiembre de mil novecientos noventa y cinco) médico experto en dermatología, geógrafo, estudioso, escritor, empresario rural, ahondó en las disciplinas más variadas: Geografía, Economía, Arqueología, Antropología, Ecología, Literatura y Filosofía.

wikiSu firma en una dedicatoria de 1964

Su profundo conocimiento del poblamiento primitivo y su manejo del cuento telúrico, quedaron plasmados en sus libros "Viento y Camino Largo" (Primer premio Nacional de Literatura) y "Tierra sin Tiempo. Patagonia India". Recorriendo Argentina palmo a palmo, dedicó una gran parte de su vida a estudios geográficos y escribió abundantes trabajos. Dedicó muchos de ellos a geografía Regional y Geografía Prospectiva, a la que definió como "La parte operativa de la Geografía Regional". Se resalta su libro "Patagonia. Panorama activo de su geografía regional" (Premio Francisco P. Moreno).


Difundió su pensamiento no solo desde su vasta producción escrita sino más bien asimismo desde otras actividades, como su proyección y creación de la Reserva natural Sierra del Tigre (en Tandil). Tuvo actuación universitaria: Decano de la capacitad de Ciencias del Hombre de la Universidad del Centro, numerosas cátedras en las Facultades de Ciencias Económicas y de Ciencias del Hombre en Universidades de Tandil y Mar del Plata. Dictó una variadísima gama de cursos y conferencias.


Su vida estuvo siempre y en toda circunstancia orientada por una pretensión constante: contribuir a progresar la calidad de vida del hombre y la calidad de su ambiente.

Febrero de mil novecientos cincuenta y dos, en la Estancia Napaleofú. De izquierda a derecha (parados): Miguel Alberto Grutas (padre), Huberto Grutas Acevedo, Mario Grutas Acevedo (hermano), Miguel Grutas Acevedo (hermano). Sentada atrás: Elsa Acevedo Díaz de Grutas (madre), en sus brazos: Miguel Grutas Newton (sobrino). De izquierda a derecha (sentados adelante): Susana Otamendi (esposa), en brazos Huberto Aníbal (hijo); y Alicia Newton de Grutas (cuñada), en sus brazos Cristina Grutas Newton (sobrina).Huberto Grutas Acevedo, enero de mil novecientos cuarenta y nueve -Bariloche- Camino en lancha en un reposo en la mitad de un viaje hípico con Norberto Ras (veinticuatro años)

Su familia siempre y en toda circunstancia estuvo muy relacionada con la actividad agropecuaria. Su abuelo, Miguel Antonio De Las Grutas y Vallejos, fue el primer Grutas argentino y elimina el "De Las" del apellido tradicional. Familia procedente de Castilla La Vieja (San Miguel de la Pesquera, Sierras de santander, hoy en día zona de Burgos). Su padre fue Miguel Alberto Grutas Letamendi (hacendado/productor rural) y dueño de la estancia Napaleofú (partido de Balcarce, Provincia de la ciudad de Buenos Aires). Su madre fue Elsa Acevedo Díaz. Ciertos familiares próximos y que han quedado en la historia mundial y nacional argentina son:



  • Eduardo Acevedo Díaz, insigne uruguayo, abuelo de Huberto.
  • Concepción Grutas Calvento, la madre de Eduardo y bisabuela de Huberto.
  • Tomás Álvarez de Acevedo, articulista del Código de Indias.
  • Coronel Díaz.
  • General Antonio Díaz, héroe oriental de la Batalla de Ituzaingó (cuyo ascenso de coronel a general fue retardado para no compartir los honores de la batalla con el general porteño Carlos María de Alvear. Estuvo en el medio de la batalla, en la línea de combate, mientras que Alvear estaba asilado redactando las estrategias).
  • Eduardo Acevedo, era su hermano, que en su vida se había dedicado a ser geógrafo, escritor y catedrático.
  • Cid Campeador, en una larga línea ascendiente en el árbol genealógico de la familia de Huberto.

Huberto nació en Lobería (atendido por el médico de la familia, su tío Hugo Acevedo Díaz) y pasó su niñez en la Estancia Napaleofú al lado de sus hermanos Miguel y Mario. Allá aprendió los especiales trabajos del sitio aparte de comenzar a querer a la naturaleza, desarrollando por ella un profundo interés. Tuvo profesora particular dada la distancia a los institutos y los malos caminos. Daba los exámenes libres, a fin de que le dieran los títulos. Cursó el secundario en la ciudad de Buenos Aires.


En mil novecientos cincuenta se graduó con el título de médico, con las más altas calificaciones, en la universidad de la ciudad de Buenos Aires. Seguramente, conoció en una celebración familiar a Susana María Lucrecia Otamendi Oliva, con quien entonces contraería primeras nupcias.


Recién recibido decidió abrirse camino solo, yendo a la cordillera como médico del Parque nacional Los Alerces en el Lago Futalaufquen y de la sala de primeros auxilios de Trevelin, a diecinueve km. de la urbe de Esquel, provincia del Chubut. Para este entonces, ya estaba casado con Susana.Luego se trasladó a la costa, zona de Comodoro Rivadavia, ejercitando como médico en Petroquímica, en el Centro de salud Regional de Comodoro Rivadavia y más adelante en el centro de salud del Campamento Diadema Argentina perteneciente a la compañía Shell.

Huberto Grutas Acevedo y Milton Evans (padre de Clery Evans y también hijo de John Daniel Evans), en el Establecimiento "El Malacara" (de Milton), después de hacer cima en el Cerro Monjas. El escrito, de puño y letra del Dr Grutas Acevedo dice: "A fin de que Hubertito (hablando de su hijo Huberto Aníbal) conserve un recuerdo de aquella excursión que traspuso las crestas del Cerro Monjas en veinticuatro horas de marcha ininterrumpida. Lo que se ve, está tomado en el instante de llegar a Trevelin. veintiocho de febrero - 1º marzo de mil novecientos sesenta y cuatro"De izquierda a derecha: doctor Huberto Grutas Acevedo, Patricio Martín Grutas, Susana Otamendi, Máximo Miguel Grutas y Huberto Aníbal Grutas, en mil novecientos setenta y uno en frente de la casa de familia.

El veintiseis de enero de mil novecientos cincuenta y dos tuvo una enorme alegría: nació su primer hijo Huberto Aníbal. Habían programado viajar a Buenos Aires a fin de que el parto tuviese sitio allá, mas se adelantó y prácticamente se generó sobre el tren que los transportaba. Afortunadamente pudieron llegar hasta San Antonio Oeste (provincia de Río Negro) y descender allá de emergencia, donde por último nació Huberto Aníbal.5 años después nació Fernando (mil novecientos cincuenta y siete) quien murió ya antes de cumplir un año.Otra desgracia golpeó su vida: su hija Silvina María (mil novecientos cincuenta y nueve), murió, como Fernando, al poco tiempo de su nacimiento.


A fines de mil novecientos sesenta, en la Estancia Napaleofú (a cincuenta y dos km. de Tandil), se generó el deceso de su padre Miguel Grutas. En frente de estas circunstancias, Huberto decidió instalarse en Tandil para trabajar allá como médico y al tiempo poder regentar su campo así como sus hermanos.


El nueve de septiembre de mil novecientos sesenta, en la Capital Federal, nació su cuarto hijo, Patricio Martín. Por último su último hijo, Máximo Miguel, el diecinueve de enero de mil novecientos sesenta y dos (mismo día y hora de llegada del Presidente de la Nación Arturo Frondizi para estrenar el Dique de Tandil).


Siempre amó a la geografía. Aparte de dedicarse íntegramente a su estudio, gozaba viajar (como las salidas de estudio que hacía con sus pupilos), investigar y describir lo que veía. De este modo, se autodeterminó como un geógrafo autodidacta que trabajaba de manera permanente sobre el terreno.

Patricio Miguel Grutas y doctor Huberto Grutas Acevedo, tras haber recibido el premio Francisco P. Moreno (mil novecientos ochenta y uno) por su libro "Patagonia: Panorama Activo de su Geografía Regional"

Así es como una cita de uno de sus libros refleja lo que pensaba de todas y cada una de las cosas que amaba:


Dio cátedra como autodidacta a lo largo de muchos años. Respecto a esto último, dictó su primera cátedra en 1969: Maestro Adjunto de Estructura de la Economía, Capacitad de Ciencias Económicas, Universidad Nacional de Mar del Plata (por concurso) y renuncia en mil novecientos ochenta y dos. Otro dato esencial, es que poco tiempo ya antes de fallecer, consiguió consagrarse (en exactamente el mismo mil novecientos noventa y cinco) como Maestro Titular de Geografía Económica de Capacitad de Ciencias Económicas, en la Universidad FASTA de Mar del Plata.Fue reconocido nacionalmente con el premio Francisco P. Moreno, concedido por GEA (sociedad Argentina de Estudios Geográficos de la ciudad de Buenos Aires en mil novecientos ochenta y uno).

Huberto en la Estancia Napaleofú, octubre de mil novecientos setenta y dos, visita con ocasión del "Congreso de Historia de los Pueblos".

Huberto fue llamado en muchas ocasiones para ser jurado en diferentes concursos que correspondían al ámbito con el que tenía una magnífica afinidad, la geografía. Asimismo, ha dejado una larga lista de trabajos científicos (entre aquéllos que se halla "El indio tehuelche" y "Tandilia: una explicación de su geomorfología" que sirven hasta hoy como claros materiales bibliográficos). Entre sus otras tareas, asimismo, se avocó a dar conferencias sobre sus conocimientos y a presentar múltiples obras literarias a las que se asociaba.


Mantendría amistades con el doctor Raúl Rey Balmaceda y Federico Alberto Daus, los dos reconocidos geógrafos argentinos.


Balmaceda escribiría, años después, la contraportada del libro póstumo de Grutas, "Geografía Prospectiva. La Subregión Sudeste Bonaerense y la Universidad", donde explicitaría el próximo fragmento:


También, desde el cariño que las personas le tenían y por el valor que representaba ante sus compañeros, en mil novecientos ochenta y siete se postuló a Intendente Municipal por la UceDe (partido) en Tandil, donde pese a no ganar, logró un quince por ciento de los votos. Siempre y en toda circunstancia tuvo una vida activa en lo que se refiere a la política.

Una vista de la impresionante Sierra del Tigre

El siete de abril de mil novecientos setenta y dos, Huberto creó una reserva natural sobre las sierras. El nombre, Sierra del Tigre, ya estaba cuando llegó allá, y se cree que podría haber sido puesto por los primeros habitantes blancos en la zona que suponían al puma o bien al yaguareté[2]? en las cumbres del cerro.

Una fotografía efectuada por su amigo, el fotógrafo tandilense Julio César Díaz, a Huberto en su aniversario número cincuenta (mil novecientos setenta y cuatro). La pipa que se observa en sus labios la había tallado de manera artesanal mismo en madera de quebracho rojo.

La reserva cuenta con ciento cincuenta hectáreas completamente protegidas, donde los visitantes y turistas pueden acceder a pie o bien en vehículos y ver plantas autóctonas y exóticas, como retamas, menta, carpinchos, venados, zorros grises, faisanes, pavos reales, pumas (que están "enjaulados" con suficiente espacio para merodear en paz), plantas aromatizadas, y otras muchas atracciones.Cuevas Acevedo fue tanto el creador (tras una lucha por lograr el espacio) como el primer presidente de su logro. Con su hijo (Huberto Aníbal) fueron a recorrer el terreno en donde se levanta en nuestros días la reserva (un año antes que se pusiese de pie, en el primer mes del año de mil novecientos setenta y uno). En nuestros días prosigue de pie y es uno de los paseos <> que hay que hacer cuando se pasa por Tandil. Su impresionante vista vuelve a la reserva en un espacio todavía más jugoso.De lado a la entrada, hay una plica en la que se reconoce a la creación del sitio, y ya una vez adentrados, asimismo hay una fotografía de Huberto y otras cuantas memorias.

Huberto Grutas Acevedo y Mercedes Pons en la Estancia Napaleofú

Luego de un buen tiempo de casado, comienza un romance con quien sería su compañera hasta los últimos días, su musa y asimismo la correctora de múltiples de sus trabajos: Mercedes Pons. Es con ella que hallaría una fuerte fascinación con lo que los rodeaba y una complementación en toda clase. Huberto decidió mudarse con su compañera a la casa en la que los 2 trabajarían y promoverían sus pensamientos en forma mutua.


Después de bastantes años juntos, Huberto sería atendido y puesto en operación debido a determinadas dificultades con su corazón. Un doce de septiembre de mil novecientos noventa y cinco, manso mas nuboso, el escritor, geógrafo, fotógrafo por gusto y médico (entre otras tareas y pasiones) hallaría la muerte en el Instituto Cardiovascular de la ciudad de Buenos Aires, Argentina. Su legado sería un patrimonio concluyentes y el mejor brindado al planeta.






Está aquí: Inicio > [ ARGENTINA ] > ıllı Huberto Cuevas Acevedo wiki: info, historia y vídeos

Las cookies nos permiten ofrecer nuestros servicios. Al utilizar nuestros servicios, aceptas el uso que hacemos de las cookies. Ver políticas