PATRIMONIO CULTURAL LATINO (2018-2019)

INFORMACIÓN SOBRE HISPANOAMÉRICA: CULTURA, HISTORIA, RECURSOS, TURISMO, CIUDADES Y NOTICIAS

Todo sobre Argentina y los Argentinos:

ıllı Horacio Ferrer wiki: info, historia y vídeos


La información contenida en esta web debe ser considerada como información general, de carácter formativo, educativo o divulgativo, y no puede ser utilizada o interpretada como consejo o diagnótico médico, psicológico o de ningún otro tipo. Es posible que algunos datos mostrados no esten actualizados. Por ello, en caso de duda lo recomentable es consultar a un experto cualificado.


 


 



salud  Horacio Ferrer 


Residencia en Uruguay


Nació en Montevideo en mil novecientos treinta y tres dentro de una familia argentino-uruguaya: padre uruguayo y madre argentina. Su padre, Horacio Ferrer Pérez, era maestro de Historia y su madre, Alicia Ezcurra Franccini, once años mayor que su marido, sabía más de 4 idiomas y era sobrina bisnieta de Juan Manuel de Rosas. Su madre y de su abuelo eran apasionados a la poesía y habían conocido personalmente a Rubén Darío, Amado Nervo y Federico García Lorca, transmitiéndole ese gusto. De su madre aprendió a recitar poesía, quien por su parte había aprendido a recitar de Alfonsina Storni. El recitado poético aplicado a la canción popular, va a ser una de sus grandes innovaciones en la cultura rioplatense.


Realizó estudios de arquitectura en la Universidad de la República a lo largo de 8 años, si bien no llegó a terminar dicha carrera. Mas conseguiría un buen empleo en esa casa de estudios, siendo designado secretario de exactamente la misma, que al lado de su trabajo como cronista del diario El Día, le garantizaron la seguridad económica.


En la década del cincuenta, con poco más de veinte años, fue uno de los realizadores del programa Selección de Tangos, en la radio montevideana, con la intención de proteger las nuevas tendencias tangueras y del conjunto El Club de la Guarda Nueva, para organizar recitales en Montevideo de los músicos que estaban revolucionando el tango, como Aníbal Troilo, Horacio Salgán y especialmente Ástor Piazzolla, por entonces líder del conocido Octeto Buenos Aires. Desde entonces Ferrer dirigirá programas radiales de tango por el Sodre, la cadena oficial radial uruguaya.


En exactamente la misma temporada creó y dirigió la gaceta Tangueando, ilustrada y redactada por él mismo. A fines de la década del cincuenta, formó parte una pequeña orquesta de tango como bandoneonista y publicó su primer libro: El Tango: su historia y evolución (mil novecientos cincuenta y nueve). En mil novecientos sesenta y uno el Teatro Circular de Montevideo estrenó su obra (en cooperación con Hugo Mazza) El Tango del alba, que se inspiraba en la vida de Ángel Villoldo, autor del tango El Choclo, estrenado en mil novecientos tres. En mil novecientos sesenta y cuatro publica Discepolín, versista del hombre de Corrientes y Esmeralda y en mil novecientos sesenta y cinco, Historia sonora del tango.


Romancero canyengue


En mil novecientos sesenta y siete, con treinta y cuatro años, se resuelve a publicar su primer libro de poemas, Romancero canyengue, libro que presentó recitándolo acompañado por el guitarrista Agustín Carlevaro.


La poesía de Ferrer era renovadora y atractiva. Empleaba palabras inventadas y giros infrecuentes en el tango, fatua y onírica, surrealista en ciertos aspectos. "Bandoneonía", "misticordia", "tristería", "narcótica y bulina", "verdolagáticos cromos","escondo clavecín transmilonguero", "tangamente"...


El libro fue realmente bien recibido tanto en Montevideo como en la ciudad de Buenos Aires. Troilo, Piazzola, Mario Benedetti, Cátulo Castillo, Homero Espósito, encomiaron la obra. Múltiples críticas literarias mantuvieron que el libro marcaba el nacimiento de un nuevo lenguaje en el tango.


En ese libro incluyó un tango, "La última grela", tal y como le había sugerido Aníbal Troilo y con la pretensión de que Troilo lo musicalizase. Mas por último no fue Troilo sino más bien Ástor Piazzolla el que musicalizó el primer tango compuesto por Ferrer y se fijó en su poesía. "Grela", en el lunfardo rioplatense es la ramera, las "proletarias del amor", como Ferrer las define en el recitado de introducción a la canción.


Es en ese instante que Ferrer decide trasladarse a Buenos Aires, dejando la seguridad económica que había obtenido:

Astor Piazzolla (izquierda) al lado de Horacio Ferrer en la primera plana del disco "En persona" de mil novecientos setenta.

Residencia en Argentina y María de Buenos Aires

María de Buenos Aires

A fines de mil novecientos sesenta y siete ya estaba establecido en la ciudad de Buenos Aires, en una casa situada en Lavalle mil cuatrocientos cuarenta y siete, quinto A, que era la casa histórica de la familia Ezcurra a la que pertenecía su madre, en pleno distrito de Tribunales, a una cuadra de la avenida Corrientes, corazón del planeta del espectáculo porteño. Mas siempre y en toda circunstancia sostuvo asimismo una casa en Montevideo.


Inmediatamente comenzó el trabajo con Piazzola que lo haría renombrado. Piazzola venía buscando un versista con quien crear obras poético-musicales. Había trabajado con Jorge Luis Borges y con otros versistas, mas no estaba satisfecho. Cuenta Ferrer:


En sentido afín Ferrer mantiene que "los versos no son para leer, son para escuchar como la música", "es música que habla".


El resultado fue la creación de la monumental operita María de la ciudad de Buenos Aires, estrenada en mil novecientos sesenta y ocho en la Sala Planeta de la ciudad de Buenos Aires, con Héctor de Rosas y Amelita Baltar como vocalistas, y exactamente el mismo Ferrer en el papel de El Duende, recitando.


"María de la ciudad de Buenos Aires" fue una sensación, con un tema instrumental como "Fuga y misterio" que adquirió la condición de tradicional porteño. Renovó de manera profunda la canción argentina, tanto en el tango, como en el folclore y el rock. Emilio del Guercio contó que los miembros de Almendra, una de las bandas creadoras del "rock nacional" argentino, fueron en conjunto a ver la operita, todavía ya antes de grabar su histórico primer álbum Almendra I.


Con el paso de los años, la operita se transformó en la obra trágica más escenificación del teatro argentino en su historia, presentándose en setenta y cinco urbes en veinticinco países. Ferrer, en mil novecientos noventa y seis, efectuó una vira mundial con la operita, dirigida por Guido Kremer, con las voces de Julia Zenko y Jairo, entonces sustituido por Raúl Lavié.


Ya a lo largo de las presentaciones de María de la ciudad de Buenos Aires, Piazzolla y Ferrer empiezan a componer canciones de tango con una estética absolutamente renovada. Entre ellas, componen en mil novecientos sesenta y nueve "Chiquilín de Bachín", desde un valsecito infantil compuesto por Piazzola y al que Ferrer le aportó una letra inspirada en los pequeños de la calle que vendían flores en los restaurants de la zona de teatros de la avenida Corrientes, a los que los artistas iban después de las funciones.En un caso así, el insigne bodegón Bachín, ya destruido, que se hallaba situado en la calle Sarmiento, prácticamente esquina Montevideo.


La temática social, una poesía rutinaria y la utilización de neologismos en inglés supuestamente incompatibles con el tango, anunciaban la cercanía de esenciales cambios en la canción rioplatense.


Balada para un loco

Horacio Ferrer recitando en 2011. Balada para un loco

En el segundo semestre de mil novecientos sesenta y nueve, Ferrer le lleva a Piazzola una frase: "ya sé que estoy piantao...":


Así brotó una de las canciones más populares de la música argentina, que además de esto sacudiría los fundamentos de la canción rioplatense. El resultado fue una balada con ritmo de valsecito y 2 recitados hechos a medida de la expresividad de Amelita Baltar, por entonces esposa de Piazzola. El recitado, que había aparecido en María de la ciudad de Buenos Aires y que se repetiría en sus creaciones, es una de las grandes innovaciones de Ferrer para menear la estructura tradicional de la canción rioplatenese:


La canción fue estrenada inmediatamente en Michelángelo, mas poco después Piazzola, Ferrer y Baltar deciden presentarla para concursar en el Primer Festival Iberoamericano de la Danza y la Canción que se efectuó en el Luna Park de la ciudad de Buenos Aires entre del nueve al catorce de octubre de mil novecientos sesenta y nueve, con un jurado de alto nivel internacional que integraban entre otros muchos Vinicius de Moraes y Chabuca Granda. La Balada fue presentada la primera noche y tuvo una genial acogida por la parte del jurado, que la declaró finalista en el rubro "tango". Mas la resolución del jurado produjo una polémica entre los organizadores, muchos de ellos tradicionalistas, que llevó a una modificación de las reglas del festival, desplazando al jurado de músicos por un "jurado popular" que en la final del catorce de octubre declaró ganadora a otra canción.


Pero a pesar de perder el festival, la canción se instaló en el gusto popular. Inmediatamente decidieron grabar la canción en un simple, cantada por Roberto Goyeneche y con "Chiquilín de Bachín" como lado B. La Balada... revolucionó la canción popular argentina y los versos de Ferrer pasaron a ser un sitio común de la cultura popular:


El tema se transformó en un éxito popular inmediato y ha quedado como una de las canciones más conocidas de la música latina de todos y cada uno de los tiempos. Merced a la relevancia cultural de la canción, en dos mil doce, la Legislatura de la Urbe de la ciudad de Buenos Aires estableció por ley cuatro mil ciento setenta y nueve llamar a el rincón de Corrientes y Callao, como "Esquina Horacio Ferrer", colocándose allá una placa que de esta manera lo señala.


Entre las canciones escritas por el dueto Piazzolla-Ferrer en ese instante se hallan "Balada para mi muerte", "Canción de las venusinas", "La bici blanca", "Juanito Laguna ayuda a su madre" y "Fábula para Gardel", grabadas en el álbum Astor Piazzolla y Horacio Ferrer en persona, lanzado en mil novecientos setenta. En conjunto compusieron juntos más de cuarenta tangos.


Libro del tango: arte popular de Buenos Aires


En mil novecientos setenta escribió el Libro del tango: arte popular de la ciudad de Buenos Aires. La edición ampliada de mil novecientos ochenta, en 3 tomos, de más de 2 mil páginas, es una de los estudios más profundos efectuados sobre el tango y obra de consulta obligada. El tomo 1, está dedicado a la "Crónica del tango", al paso que los tomos dos y tres son un diccionario del tango.


En mil novecientos setenta y seis decidió mudarse a vivir en el Hotel Alvear, en el distrito de Recoleta, hotel en el que radicará de ahora en adelante. Ferrer ha dicho que ama el distrito en el que vive, por razones familiares, por el hecho de que su abuelo está sepultado en el Camposanto de la Recoleta y pues su madre jugaba en la Plaza Francia, mas asimismo por las peculiaridades sociales y urbanísticas del barrio:


En mil novecientos ochenta y dos conoció a la pintora Lulú Michelli, "la mujer de la que soy el hombre", conforme la definición de propio Ferrer: "no digo mi mujer pues no la adquirí en un remate". Con ella formaría pareja de allá de ahora en adelante. Ferrer agrada de contar que se conocieron en el libre Bar La Poesía que se halla en el rincón de Chile y Bolívar, en el tanguero distrito de San Telmo. Una de las mesas del bar recuerda el hecho con una inscripción que dice: "En esta mesa la artista plástica Lulú Michelli conoció al versista Horacio Ferrer en un amor que todavía pervive. Junio de mil novecientos ochenta y dos". El tango vals "Lulú", compuesto en mil novecientos noventa y dos con música de Raúl Garello -quién al lado de Piazzolla es su cocompositor más fecundo-, recuerda esa ocasión y festeja ese amor:


A fines de mil novecientos ochenta y tres, decidió nacionalizarse argentino con ocasión de la reconquista de la democracia en Argentina.


En mil novecientos ochenta y cinco recibió el Premio Konex - Diploma al Mérito como uno de los cinco Autores de Tango más esenciales de la década en Argentina, premio que volvió a percibir en dos mil cinco.


La Academia Nacional del Tango

Horacio Ferrer impulsó la creación de la Academia Nacional del Tango que se concretó en mil novecientos noventa, presidiéndola desde ese momento. Marcha en el Palacio Carlos Gardel, sobre el Café Tortoni. Academia Nacional del Tango

En mil novecientos noventa Ferrer concretó un proyecto suyo de crear la Academia Nacional del Tango en la República Argentina, lo que se efectuó el veintiocho de junio de mil novecientos noventa, por Decreto 1235/1990 del Poder Ejecutivo Nacional, presidiéndola desde ese instante de ahora en adelante. Desde ese momento la Academia ha fundado otras treinta academias en diferentes países para propagar y estudiar el tango a nivel internacional.


También en mil novecientos noventa compuso con Horacio Salgán el Oratorio Carlos Gardel, grabado por NM ese año en LP con Simón Blech como directivo de la Orquesta Sinfónica Nacional y el Coro Polifónico Nacional y la participación como solistas de Leopoldo Federico en bandoneón, Ubaldo de Lío en guitarra, Horacio Salgan, en el piano y Ferrer en el recitado.


Se trata de otra obra tradicional monumental. Su título completo es Oratorio Carlos Gardel para Orquesta Sinfónica, Coro Mixto, Solistas y Recitante.Está integrada por ocho movimientos que recorren la vida de Carlos Gardel: 1) En una iglesia de Medellín; dos) Anunciación de Gardel; tres) El día de santa Guitarrita; cuatro) En un circo criollo; cinco) En el distrito del Abasto; seis) El mago de Buenos Aires; siete) Carta al Río de la Plata; ocho) Desde el azul del cielo.


Desde su presidencia en la Academia, Ferrer impulsó múltiples acciones. En mil novecientos noventa y tres por gestiones de Ferrer, la Academia se instaló en el Palacio Unzué (Avenida de Mayo ochocientos treinta y tres), renombrado desde ese momento como Palacio Carlos Gardel, que en el año dos mil adquirió en propiedad merced a un subsidio del Estado nacional. La Academia organizó en su interior la Biblioteca del Tango y en mil novecientos noventa y cinco abrió el Liceo Superior del Tango y cursos de baile.


En dos mil tres la Academia inauguró el Museo Mundial del Tango con entrada por la calle Rivadavia ochocientos treinta del Palacio Carlos Gardel, sobre la base de una idea y proyecto arquitectónico propios y del guion histórico basado en el libro El siglo de oro del tango, de Ferrer.


En dos mil siete, después de un año de trabajo, acabó de componer la ópera El rey del tango en el reino de los sueños, con Raúl Garello.


Fallecimiento


Murió a los ochenta y uno años la tarde del veintiuno de diciembre de dos mil catorce a causa de una complicación cardiaca después de continuar múltiples días internado en el Sanatorio Güemes.


Fue velado en el salón "Montevideo" del Palacio de la Legislatura de la Urbe de la ciudad de Buenos Aires desde las once de la noche de ese día hasta las 3 del día después, siendo su velatorio atendido por músicos, familiares, autoridades de la Academia del Tango y seguidores.


Sus restos fueron cremados en el Camposanto de Chacarita y sus cenizas desperdigadas en el Río de la Plata, entre su Uruguay donde naciese y la Buenos Aires donde viviese sus últimos 46 años.






Está aquí: Inicio > [ ARGENTINA ] > ıllı Horacio Ferrer wiki: info, historia y vídeos

Las cookies nos permiten ofrecer nuestros servicios. Al utilizar nuestros servicios, aceptas el uso que hacemos de las cookies. Ver políticas