PATRIMONIO CULTURAL LATINO (2018-2019)

INFORMACIÓN SOBRE HISPANOAMÉRICA: CULTURA, HISTORIA, RECURSOS, TURISMO, CIUDADES Y NOTICIAS

Todo sobre Argentina y los Argentinos:

ıllı Historia LGBT en la Argentina wiki: info, historia y vídeos


La información contenida en esta web debe ser considerada como información general, de carácter formativo, educativo o divulgativo, y no puede ser utilizada o interpretada como consejo o diagnótico médico, psicológico o de ningún otro tipo. Es posible que algunos datos mostrados no esten actualizados. Por ello, en caso de duda lo recomentable es consultar a un experto cualificado.


 


 



salud  Historia LGBT en la Argentina 


La historia LGBT en la Argentina se refiere a la diversidad de prácticas y valoraciones culturales sobre sexualidad y género que se desplegaron históricamente en el presente territorio argentino, desde los pueblos originarios, pasando por la violenta opresión de las conductas no héteronormativas que el Imperio De España impuso a lo largo de la conquista y colonización. Después de la independencia en mil ochocientos diez-mil ochocientos dieciseis, la situación de las personas LGBT en la Argentina prosiguió la tendencia a la opresión ética, médica y siquiátrica que caracterizó generalmente a la cultura occidental. Desde la década de mil novecientos sesenta se crean las primeras organizaciones LGBT y se llevan adelante las primeras luchas por el reconocimiento de los derechos. En sentido opuesto, las dictaduras endurecieron la opresión y empeoraron las condiciones de vida de las personas LGBT. Con la restauración de la democracia en mil novecientos ochenta y tres, empezó un proceso sostenido de organización y movilización, que fue consiguiendo progresos notables. Desde la primera década del siglo veintiuno, se consiguen avances en la lucha contra la homofobia y conquistas que gran valor, como la Ley de Matrimonio Igualitario (dos mil diez) y la Ley de Identidad de Género (dos mil doce).


Los pueblos originarios que habitaron el presente territorio argentino tuvieron diferentes formas de abordar las orientaciones sexuales y también identidades de género de las personas.


La cultura mapuche, todavía existente, jamás fue sometida por el Imperio De España y sostuvo su independencia y su territorio en la Patagonia y la pampa hasta fines del siglo XIX, siendo desde ese instante perjudicada de manera profunda por los procesos de aculturación. De forma tradicional ha sostenido una valoración igualitaria de hombres y mujeres, con lo que aceptar identidades o bien tener peculiaridades transexuales o bien intersexuales no significaba pérdída de ningún privilegio, poder o bien estatus. Los mapuche carecían de nociones de género y sexo, por lo menos con la relevancia que se entrega a exactamente los mismos en la cultura europea. Tenían el término y el rol social valiosos llamado weye, que hacía referencia a personas que no eran consideradas ni hombres ni mujeres, y se desplazaban complejamente entre diferentes estados que combinaban peculiaridades performáticas, sexuales, de edad y del instante del día. Sus prácticas sexuales aceptaban una extensa diversidad y no establecían un vínculo determinista con la anatomía. El sometimiento de la nación mapuche en la segunda mitad del siglo XIX, forzó a los hombres a parar de ser guerreros y a emplearse como peones de estancia para trabajar la tierra, una labor de forma tradicional femenina en la cultura mapuche. Esta transformación trajo aparejada una desvalorización de la masculinidad en la moderna cultura mapuche y el predominio de las mujeres sobre los hombres en su rol de machi, una situación que reúne las condiciones de médico, sacerdote, consejero y protector del pueblo, razón por la que es frecuente hallar mujeres transgénero desempeñándose como machis.


La cultura guaraní tenía asimismo cierto grado de aceptación cara las personas homosexuales.


Durante la conquista de España, los conquistadores y cronistas europeos notificaron habitualmente que las personas de los pueblos originarios sostenían frecuentemente relaciones íntimas entre varones o bien entre mujeres, y presentaron el hecho como patentiza del salvajismo indígena y su distanciamiento del dios cristiano. Esos relatos dieron origen al mito de los gigantes sodomitas de la Patagonia. La llamada "sodomía" fue considerada como una de las causas justas que habilitaba a los conquistadores españoles a declarar la "guerra" contra las poblaciones indígenas.


La colonización de España impuso la consideración de la homosexualidad como "crimen abominable", antinatural y contrario a Dios, incluyéndola en el impreciso delito de "sodomía" -asociado a las conductas sexuales "contra naturaleza"-, castigando a los que fuesen hallados culpables a ser quemados en la fogata. De la colonia vienen expresiones españolas despreciativas como "marica" y "maricón"; el Diccionario de la RAE de mil setecientos treinta y cuatro incluye la palabra "marica" y la define como "afeminado, cobarde, de poco brío".


A lo largo del siglo XIX fue tratada como una nosología médica, se empleaba como acusación contra los opositores políticos y se percibía como algo traído por los extranjeros.La única imagen pública de la homosexualidad era la prostitución urbana masculina y los lugares públicos empleados para cruising. En mil novecientos catorce se estrena Los invertidos, del autor José González Castillo.


El acoso policial aumentó a lo largo de la Década Vil, después del golpe civil-militar de mil novecientos treinta./P>

Con el surgimiento del peronismo un poco antes de acabar la primera mitad del siglo veinte, la situación de la homosexualidad y el travestismo ingresó en una etapa de vaguedad. Por una parte se establecieron reglas represivas, como la Ley N.º cinco mil ciento nueve sobre régimen electoral en la provincia de la ciudad de Buenos Aires que incluyó textualmente a "los homosexuales" entre las personas que no podían votar "por causa de indignidad" (art. tres, inciso l), o bien la aprobación en mil novecientos cincuenta y uno de la Ley catorce mil veintinueve sancionando el Código de Justicia Militar, disponiendo que “El militar que practicare actos inmorales con persona del mismo sexo dentro o bien fuera de sitio militar, va a ser degradado y condenado a cárcel, si fuere oficial; reprimido con cárcel menor y depuesto, si fuere suboficial o bien clase; y si fuere soldado va a ser condenado a cárcel menor.” Por otra parte no existen constancias de que la discriminación electoral haya sido aplicada, y el peronismo significó "cierto relajo en las costumbres", apareciendo en la ciudad de Buenos Aires los primeros saunas gais, cuando aún no existían en la ciudad de Nueva York.


La situación equívoca de las identidades LGBT a lo largo de del peronismo es frecuentemente ejemplarizada con la situación que adoptó Eva Perón en frente de exactamente las mismas.Ella fue gravemente discriminada por el antiperonismo y los ámbitos conservadores, por su conducta sexual liberal, real o bien supuesta, y por aceptar papeles y comportamientos que en esa temporada eran considerados exclusivos de los varones, sugiriéndose que era lesbiana, como su amiga y protectora Pierina Dealesi. Su confesor, el padre Hernán Benítez narra que un prelados le afirmó una vez: "-¿No me explico como puede proteger a esa puta? Perdí los estribos. Le respondí que no afirmara brutalidades, que era muy casta y que lo sabía en mi carácter de confesor de Eva. Y ya desbordado le agregué: -Además de esto. ¡Ella no se preocupa de decir si es puto o bien no!". El sociólogo y activista LGBT Juan José Sebrelli la definió como "una suerte de Jean Genet femenino".


En mil novecientos cuarenta y seis el insigne bailarín de España Miguel de Molina, torturado y expulsado de España por el franquismo, debido a la exhibición pública de su homosexualidad y su adhesión a la causa republicana, le escribió una carta a Eva Perón solicitándole asilo, quien inmediatamente le abrió las puertas del país, razón por la que fue un eterno agradecido al peronismo. Eva fue asimismo amiga personal de Paco Jamandreu, un conocido diseñador de tendencia y actorargentino que se declaraba en público homosexual, en una temporada en la que hacerlo era considerado pecado mortal y acarreaba serios peligros de discriminación y acoso homofóbico. Eva Perón acostumbraba a bromear burlonamente en privado con Jamandreu, sobre su sexualidad. Conforme narra este último en sus memorias, una vez le afirmó “Te espero a las 8. Mas a las 8. A ver si te encontrás con un chongo en el camino y llegás pasado mañana”. La vaguedad de Eva en frente de la homosexualidad se refleja en otra anécdota contada por el diseñador, con motivo de ser detenido con un amigo en un bar, y al llamarla a fin de que los liberara le contestó: “¿Y qué hacen ahí a estas horas? Eso ha de ser un puterío. ¡Jódanse por yiros!”. Adrián Melo ha señalado que en la cultura argentina y singularmente entre los artistas LGBT, hay una fuerte conexión entre la "mirada gay" y la figura de Eva Perón; en la película Eva Perón de Juan Carlos Desanzo (mil novecientos noventa y seis), el argumentista le hace decir al personaje de Paco Jamandreu: “Ser puto y ser pobre es ser Eva Perón”.

Archivo:FLH-Así-1973(dos).jpgColumna del Frente de Liberación Homosexual en la manifestación de apoyo al presidente Héctor J. Cámpora, el día de su asunción, veinticinco de mayo de mil novecientos setenta y tres. En la fotografía aparece en el centro, Néstor Perlongher (saco obscuro con folletos en la mano).

Las primeras organizaciones de derechos LGBT argentinas que se establecieron fueron Nuestro Planeta en mil novecientos sesenta y siete y Safo en mil novecientos setenta y dos. En conjunto con otros conjuntos más tarde integraron el Frente de Liberación Homosexual que procuró una coalición con la izquierda política con el objetivo de avanzar en los derechos civiles.


Durante los primeros años de la década de mil novecientos setenta y sobre todo a lo largo del tercer peronismo (mil novecientos setenta y tres-mil novecientos setenta y seis), tuvo lugar un inusual desarrollo del movimiento LGBT, a través del Frente de Liberación Homosexual (FLH). El FLH había surgido en mil novecientos setenta y uno, como una federación de organizaciones LGBT, entre ellas el Conjunto Nuestro Planeta, fundada en mil novecientos sesenta y siete, un par de años ya antes de los Altercados de Stonewall, cuando prácticamente no existía ninguna organización LGBT en el planeta y no había ninguna en Íberoamérica. El FLH estaba dirigido por Néstor Perlongher y también incluía entre sus miembros a figuras como los escritores Manuel Puig y Blas Matamoro, y el ensayista Juan José Sebreli. A lo largo del gobierno de Cámpora el FLH lanzó la gaceta Somos, primera en su tipo en Latinoamérica y participaba en las grandes manifestaciones populares juveniles de la temporada, acercándose a Montoneros. En el acto de asunción de Cámpora, el FLH integró la columna de la Tendencia con un cartel que citaba una oración de la Marcha Peronista: "a fin de que reine en el pueblo el amor y la igualdad". Por esa razón los conjuntos de la derecha peronista, "acusaron" a la Tendencia, de ser "putos y faloperos (arg. para drogodependiente)", hecho que por su parte causó que los componentes de la Tendencia adoptasen una consigna homofóbica ("No somos putos, no somos faloperos, somos soldados de FAR y Montoneros"), que limitó la inserción del naciente movimiento LGBT argentino, en el proceso de cambio que abrió la presidencia de Cámpora.


El golpe de mil novecientos setenta y seis suprimió este movimiento y muchos de sus miembros se hallaron entre los miles y miles de desaparecidos. Por lo menos cuatrocientos personas fueron detenidas-desaparecidas a raíz de su orientación o bien su identidad sexual a lo largo de la última dictadura. El activista LGBT Carlos Jáuregui, cuenta en su libro La homosexualidad en la Argentina, que el rabí Marshall Meyer le explicó que la omisión de esos casos en el informe Jamás más de la CONADEP, creada por el presidente Raúl Alfonsín, habría sido por presiones del campo católico de derecha de la Reunión Permanente por los Derechos Humanos.


El retorno a la democracia en mil novecientos ochenta y tres dejó la creación de un nuevo movimiento por los derechos LGBT. A lo largo del comienzo de la democratización, abrió el primer bar gay y la comunidad LGBT empezó a ser más abierta, organizando festivales, publicaciones y activismo político. A lo largo de la década del noventa 2 urbes, Buenos Aires y Rosario decretaron formalmente una legislación para prohibir la discriminación por motivos de orientación sexual.


Aunque no fue reconocida oficialmente hasta mil novecientos noventa y dos, la CHA hizo campaña en público por los derechos humanos de las personas LGBT. La primera marcha se efectuó en mil novecientos noventa y dos y fue convocada por las organizaciones Convocatoria Lesbiana, Cuadernos de Existencia Lesbiana, Transdevi, GaysDC, Conjunto Isis, SIGLA y la Iglesia de la Comunidad Metropolitana. Un progreso jurídico y social significativo empezó a verse en la década de mil novecientos noventa. En mil novecientos noventa y seis se resguarda por vez primera la orientación sexual en la Constitución de la Urbe Autónoma de la ciudad de Buenos Aires, un proyecto presentado por Carlos Jauregui desde la organización GaysDC.En dos mil seis múltiples organizaciones se reúnen para formar la FALGBT, la primera organización de este género de carácter nacional.


En dos mil siete, la Copa Mundial Gay Internacional se festejó en la ciudad de Buenos Aires, con el equipo de Argentina como ganador frente al equipo británico.


En los últimos años, ha habido un esmero en animar a los turistas LGBT para visitar Buenos Aires, con la esperanza de que el incremento del turismo ayudara a la economía, sumado al apogeo que ha experimentado esta modalidad turística en las capitales nacionales del Cono Sur (al lado de Montevideo y S. de Chile). Conforme una investigación hecho por el Pew Reserch Center, Argentina es el país que más admite la homosexualidad en Latinoamérica.


En dos mil diez se sancionó la Matrimonio entre personas del mismo sexo en Argentina, que garantiza el derecho de unirse civilmente cualquier persona sin importar lo más mínimo su género. Además de esto, el veintitres de mayo de dos mil doce fue sancionada la Ley de Identidad de Género (Argentina), que reconoce el derecho a la identificación de género personal y su rectificación en las documentaciones estatales.


La Ley veintiseis.862 de Reproducción Médicamente Asistida asimismo famosa como o bien 'Ley Nacional de Fertilización Asistida’, fue sancionada por el Senado y la Cámara de Miembros del Congreso de los Diputados de la Nación Argentina reunidos en Congreso el cinco de junio de dos mil trece, y decretada el veinticinco de junio del mismo año, a través de la que se dejan y regulan las más variadas posibilidades de fecundación y también implantación. Dicha ley incluye a las mujeres solteras y familias homoparentales, demandas impulsadas por la FALGBT.






Está aquí: Inicio > [ ARGENTINA ] > ıllı Historia LGBT en la Argentina wiki: info, historia y vídeos

Las cookies nos permiten ofrecer nuestros servicios. Al utilizar nuestros servicios, aceptas el uso que hacemos de las cookies. Ver políticas