PATRIMONIO CULTURAL LATINO (2018-2019)

INFORMACIÓN SOBRE HISPANOAMÉRICA: CULTURA, HISTORIA, RECURSOS, TURISMO, CIUDADES Y NOTICIAS

Todo sobre Argentina y los Argentinos:

ıllı Historia del deporte en Argentina wiki: info, historia y vídeos


La información contenida en esta web debe ser considerada como información general, de carácter formativo, educativo o divulgativo, y no puede ser utilizada o interpretada como consejo o diagnótico médico, psicológico o de ningún otro tipo. Es posible que algunos datos mostrados no esten actualizados. Por ello, en caso de duda lo recomentable es consultar a un experto cualificado.


 


 



salud  Historia del deporte en Argentina 


El pato, deporte nacional de Argentina, nació como un popular deporte gauchesco, ya establecido desde principios del siglo XVII.

Durante la colonización de España (siglo XVI-siglo XIX), el palín y los otros deportes indígenas de palo, se mestizaron con la chuecacastellana y se propagó extensamente en las poblaciones mestizas, masculinas y femeninas en la zona del Río de la Plata y Chile. En mil seiscientos dos Hernandarias, el gobernante del Río de la Plata y Paraguay, prohibió la chueca con el razonamiento de que parecía "inventado más por la parte del diablo que por la parte de los hombres".


Aparecieron deportes campestres, de manera especial competencias a caballo creados por los gauchospampeanos. Entre aquellos juegos coloniales sobresalió el pato, creado en mil seiscientos diez, que se hizo muy popular, en juegos de 2 equipos en los que participaban hasta doscientos contendientes. El veinte de agosto de mil setecientos noventa fue prohibido por el virrey Arredondo y en mil setecientos noventa y seis la iglesia católica dispuso que no se debía dar sepultura cristiana a quien moría jugando al pato. En mil novecientos cincuenta y tres sería escogido como el deporte nacional.


Los españoles introdujeron asimismo ciertas actividades deportivas capaces para el planeta rural, como diferentes modalidades de toreo (corrida de toros y toreo de la vincha, esta última todavía subsistente en Jujuy) y el juego de cañas, un arte marcial hípico de origen de España, rehabilitado por los gauchos para emplear boleadoras construidas con materiales inofensivos, en vez de las cañas del juego original. Introdujeron asimismo a lo largo de la colonia el muy, muy antiguo juego de bochas, practicado por lo menos desde el siglo XVII, y que fueraa prohibido por las autoridades coloniales en mil setecientos ochenta y tres, manteniéndose muy popular hasta los días presentes.


Los vascos particularmente introdujeron la pelota vasca que va a ser muy popular en Argentina, al punto de inventar a inicios del siglo veinte, una pluralidad propia del juego llamado pelota paleta o bien pelota argentina. Hay registros de que en mil setecientos setenta y nueve había una cancha de pelota en el rincón nordoeste de las presentes calles Tacuarí y México.


Con la legitimación de la cultura gauchesca después de independencia (mil ochocientos diez-mil ochocientos dieciseis), los deportes gauchescos alcanzaron extensa difusión en todo el territorio, si bien el pato fue prohibido en mil ochocientos veintidos y era casi inexistente a mediados del siglo XIX. Muchas actividades peculiaridades del campo argentino, en general hípicas, dieron origen a competencias regladas, como la jineteada gaucha, las carreras cuadreras, la corrida de sortija, la domestica, la atrapa a través de boleadoras y nudo desde el caballo y el salto de la maroma.


Entre las artes marciales gauchas, sobresalieron la visteada (simulacro de esgrima criolla en el que los facones son substituidos por segmentos de cañas tiznadas) y la cogoteada (duelo a caballo).


Argentina se caracterizó por una notable presencia británica, desde el instante en que el Imperio Británico procuró invadir Buenos Aires (mil ochocientos seis-mil ochocientos siete), la que llegó a encontrarse bajo gobierno inglés a lo largo de cuarenta y cinco días. A pesar del descalabro de establecer una colonia en el Río de la Plata, el Imperio Británico implantaría allá una sólida base comercial, que entonces se ampliaría al fomentar de manera exitosa la instalación en Argentina de un modelo agro-exportador con la intención de aprovisionar de comestibles a los obreros industriales ingleses, tomando control aparte de los trenes, los frigos y el campo financiero. Esa presencia británica en Argentina tendría una de sus manifestaciones más señaladas en la difusión del nuevo enfoque del deporte que los anglosajones estaban edificando.


La primera repercusión notable del nuevo espíritu deportivo que estaba apareciendo con los británicos (sportmen), fue el joven médico escocés Andrew Dick, que con diecinueve años se residió en la ciudad de Buenos Aires en mil ochocientos diecisiete. A poco de llegar Dick organizó la primera prueba atlética de pedestrismo, recorriendo veinticuatro millas en 5 horas y dieciséis minutos. Ciertos años después participó con su caballo Espatillar en la primera carrera de caballos a la inglesa, efectuada en el arena de Barracas.


En la primera década del siglo veinte aparece el multideportista Jorge Newbery, primer ídolo popular del deporte argentino, que tuvo un desempeño de nivel mundial en la aeronáutica, mas que asimismo se resaltó impulsando el boxeo, la esgrima, el atletismo y el automovilismo.


La difusión del deporte en Argentina, y del futbol particularmente, coincide con el proceso de nacionalización de una población integrada por una alta proporción de inmigrantes, como con la aparición del tiempo libre para la clase obrera, de la mano de las conquistas sindicales (jornada de 8 horas, restricción del trabajo nocturno, reposo dominical, La semana laboral de cinco días, vacaciones pagas).


En el futbol los clubes ingleses de corte elitista (Alumni, Belgrano), van a ser alejados por clubes populares (River, Boca, San Lorenzo, Racing, Independiente) que arraigarán el deporte entre los campos populares y lo desarrollarán como el primordial espectáculo deportivo del país.


La masificación del futbol en Argentina generó un paralelo distanciamiento del futbol de los clubes vinculados a la comunidad británica y la clase alta, que se volcaron eminentemente al tenis, el rugby, el golf, el polo y el hockey sobre césped femenino, con la intención de eludir su participación en el deporte espectáculo y conservarse como instituciones orientadas únicamente a la práctica del deporte recreativo de sus asociados. El sociólogo Eric Dunning, especialista en el estudio del deporte, apunta que la separación entre deportes elitistas y deportes populares fue un proceso general, que se repitió en la mayoría de los países del planeta, de la mano con la reducción de la jornada laboral y la coherente aparición del tiempo libre para extensos ámbitos de la población.


En mil novecientos diecinueve apareció por vez primera la gaceta deportiva El Gráfico, que influirá mucho en la difusión del deporte en Argentina, orientando la masificación del deporte-espectáculo cara el triángulo futbol-boxeo-automovilismo.

Firpo sacando del ring a Dempsey. Fotoradio de la gaceta El Gráfico. (catorce de septiembre de mil novecientos veintitres)

El catorce de septiembre de mil novecientos veintitres el país se paralizó con la riña entre el argentino Luis Ángel Firpo y el vencedor mundial de peso pesado Jack Dempsey, cuando el Toro de las Pampas sacó de ring a Dempsey, que con escándalo recibió una cuenta que duró quince segundos y fue ayudado a regresar a subir a ring, para por último noquear a Firpo en el segundo round. La riña popularizó el empleo de la radio; duró 6 minutos mas la transmisión se extendió por horas.


A partir de los JJ. OO. de la ciudad de París mil novecientos veinticuatro, el país empieza a conseguir sus primeros logros en el deporte mundial a través de sus equipos olímpicos que conseguirán en todos y cada uno de los juegos hasta mil novecientos cincuenta y seis, medallas de oro en boxeo, polo, natación, atletismo y remo. El boxeo particularmente se resaltaría como el equipo olímpico más poderoso del país, consiguiendo la mitad de las medallas olímpicas (veintitres sobre cuarenta y tres) hasta mil novecientos sesenta y ocho.


El segundo cuarto del siglo veinte se caracterizó por la difusión masiva del deporte-espectáculo, del futbol masculino primeramente, y del boxeo y el automovilismo, después. Asimismo fue muy señalada y tuvo gran difusión popular, la participación de las delegaciones olímpicas en los Olimpiadas de mil novecientos veintiocho, mil novecientos treinta y dos, mil novecientos treinta y seis, mil novecientos cuarenta y ocho y mil novecientos cincuenta y dos. En ese periodo el futbol masculino se hizo profesional en mil novecientos treinta y uno.


En mil novecientos cuarenta y ocho se crearon los Juegos Nacionales Evita, competencias deportivas infantiles para fomentar la práctica masiva del deporte.


La década de mil novecientos cincuenta registró los primeros triunfos mundiales argentinos, fuera de los JJ. OO.. El conduzco Juan Manuel Fangio ganó 5 torneos mundiales en Fórmula 1, al unísono que se inauguró el Autódromo de la ciudad de Buenos Aires para cobijar el Gran Premio de Argentina. La selección argentina de básquetbol masculino se adjudicó el Primer Torneo Mundial y el boxeadorPascual Pérez, se transformó en el primer vencedor mundial argentino, empezando una larga saga de vencedores, que harían de Argentina una potencia en el boxeo profesional. En exactamente la misma temporada, la pelota paleta argentina, ganó las 2 medallas de oro en juego de esa especialidad en el primer Torneo del Planeta de Pelota Vasca, dominando la disciplina desde ese momento hasta la actualidad.

La caída en el desempeño deportivo argentino en los JJ. OO., empieza con la dictadura autodenominada Revolución Libertadora en mil novecientos cincuenta y cinco y concluye poco tras recuperada la democracia en mil novecientos ochenta y tres.

En mil novecientos cincuenta y cinco, tomó el poder una dictadura militar que persiguió a gran cantidad de atletas por razones políticas. A lo largo de este periodo se redujo substancialmente el apoyo económico al deporte principiante, dando origen a múltiples décadas de fuerte retroceso deportivo, en general. Argentina tuvo una notable caída en su desempeño deportivo en los JJ. OO., dejando de ganar medallas de oro y llegando al punto de no ganar ninguna medalla entre mil novecientos setenta y seis y mil novecientos ochenta y ocho.


El dictador Pedro Eugenio Aramburu dictó la suspensión y la prosecución de cientos de atletas que fueron condenadas por razones políticas, estimados en más de quinientos. Refiriéndose a las persecuciones deportivas efectuada por la autodenominada Revolución Libertadora, el basquetbolista León Najnudel afirmó que "estuvimos en frente de un genocidio deportivo”. La prosecución se instrumentó a través de la llamada Comisión Estudiosa N.º cuarenta y nueve de Irregularidades Deportivas. Entre los atletas perseguidos por la dictadura de Aramburu se encontraron:



  • todos los miembros del equipo que salió vencedor mundial en el I Torneo Mundial de Básquetbol efectuado en mil novecientos cincuenta, fueron suspendidos de por vida; (en dos mil doce el hecho fue tema del reportaje Tiempo fallecido, de Iván Tokman.
  • el pugilista José María Gatica, al que se le retiró la licencia y se le prohibió competir. Más de quinientos atletas fueron perseguidos y prohibidos;
  • el maratonista vencedor olímpico Delfo Cabrera, a quien Aramburu mandó a unir basura en el Jardín Botánico de la ciudad de Buenos Aires, siendo exonerado del Cuerpo de Bomberos, en donde se desempeñaba como sargento primero.
  • el fondista Osvaldo Suárez, 4 veces vencedor panamericano en mil novecientos cincuenta y cinco, fue suspendido 14 meses y no pudo concurrir a los JJ. OO. de Melbourne; el propio Suárez declaró que “¡Me tildaron de peronista y de ahí que me expulsaron!... La Libertadora me arruinó la carrera";
  • la tenista Mary Terán de Weiss;
  • el vencedor mundial de básquetbol Miguel Ballícora;
  • el medallista olímpico en remo Eduardo Guerrero;
  • la bañista Enriqueta Duarte.

En mil novecientos sesenta, Argentina fue el único país iberoamericano en participar en los primeros Juegos Paralímpicos efectuados en la ciudad de Roma. En Tokyo mil novecientos sesenta y cuatro la delegación argentina consiguió treinta y seis medallas paralímpicas (seis de oro) y en Tel Aviv mil novecientos sesenta y ocho consiguió treinta medallas paralímpicas (diez de oro), ocasión en la que el equipo paralímpico de atletismo salió segundo en el medallero de competencias femeninas y tercero en el de las masculinas. En los dos juegos se resaltó la atleta Silvia Cochetti, máxima medallista de la historia argentina, con 13 medallas, 5 de ellas de oro.


En mil novecientos sesenta y dos Argentina consiguió el Torneo del Planeta de Pelota Vasca. En mil novecientos sesenta y siete, Racing Club consiguió la Copa Intercontinental, primera de nueve que ganarían los clubes argentinos, sobre cuarenta y cuatro disputadas hasta dos mil cuatro.


En mil novecientos setenta, Argentina ganó el Torneo mundial de hockey sobre patines masculino, transformándose desde ese instante en una de las potencias mundiales. A lo largo del curso de la década de mil novecientos setenta se generó una enorme difusión del tenis, a causa de los triunfos internacionales de Guillermo Vilas. En mil novecientos setenta y tres y mil novecientos setenta y cuatro la selección argentina de básquetbol en silla de ruedas ganó el torneo mundial en los Juegos Mundiales IWAS. En mil novecientos setenta y cuatro la selección nacional volvió a conseguir por segunda vez el Torneo del Planeta de Pelota Vasca.


En mil novecientos setenta y ocho, Argentina ganó por vez primera la Copa del Planeta de Futbol, organizada por la última dictadura militar, ese año la Argentina junta militar impone un sabotaje a los JJ. OO. de la ciudad de Moscú en mil novecientos ochenta dirigido por los USA. Fue la única vez que el país faltó a los JJ. OO. desde la creación del Comité Olímpico Argentino (COA) en mil novecientos veintitres.


El conduzco de automovilismo Carlos Reutemann se resaltó en la Fórmula 1, consiguiendo el subcampeonato en mil novecientos ochenta y uno y once victorias en otras competencias.


En dos mil dos, la selección femenina de hockey sobre césped consiguió el Torneo Mundial (que lo volvieron a conseguir en dos mil diez) transformándose en el primer triunfo deportivo femenino de máximo nivel, sin que ello signifique ignorar los desempeños de otras atletas argentinas como la bañista Jeanette Campbell, la atleta Noemí Simonetto, las tenistas Gabriela Sabatini y Paola Suárez con su dupla Patricia Tarabini, las regatistas Sosiega Amato y Cecilia Carranza Saroli, la bañista Georgina Bardach y la judoka Paula Pareto. En dos mil cuatro, la selección masculina de básquet ganó la medalla de oro en los Olimpiadas de la ciudad de Atenas, uno de los máximos logros conseguidos por la selección.


En los últimos años, entre los triunfos de máximo nivel mundial para el deporte argentino, se resaltan las medallas de oro olímpicas logradas en dos mil ocho por la dupla Juan Curuchet-Walter Pérez en ciclismo, en dos mil doce por Sebastián Crismanich en taekwondo y las 3 medallas en yudo, candela y hockey sobre césped en dos mil dieciseis.






Está aquí: Inicio > [ ARGENTINA ] > ıllı Historia del deporte en Argentina wiki: info, historia y vídeos

Las cookies nos permiten ofrecer nuestros servicios. Al utilizar nuestros servicios, aceptas el uso que hacemos de las cookies. Ver políticas