PATRIMONIO CULTURAL LATINO (2018-2019)

INFORMACIÓN SOBRE HISPANOAMÉRICA: CULTURA, HISTORIA, RECURSOS, TURISMO, CIUDADES Y NOTICIAS

Todo sobre Argentina y los Argentinos:

ıllı Guillermo Rawson wiki: info, historia y vídeos


La información contenida en esta web debe ser considerada como información general, de carácter formativo, educativo o divulgativo, y no puede ser utilizada o interpretada como consejo o diagnótico médico, psicológico o de ningún otro tipo. Es posible que algunos datos mostrados no esten actualizados. Por ello, en caso de duda lo recomentable es consultar a un experto cualificado.


 


 



salud  Guillermo Rawson 


El gabinete del Presidente Mitre, conforme un grabado de H. Meyer: J. A. Gelly y Obes, Guerra y Marina; L. González, Hacienda; G. Rawson, Interior; R. de Elizalde, Relaciones Exteriores; y Y también. Costa, Justicia.

El cinco de octubre de mil ochocientos sesenta y dos, Bartolomé Mitre fue escogido como Presidente de la Nación unánimamente, mientras que Marcos Paz superaba a Antonino Taboada para el cargo de vicepresidente. El doce de octubre aceptaron los ministros de gobierno: Rawson (Interior), R. de Elizalde (Relaciones Exteriores), D. Vélez Sarsfield (Hacienda), Y también. Costa (Justicia) y J. A. Gelly y Obes (Guerra y Marina). Todos y cada uno de los ministros se adherían a las políticas del presidente, salvo Vélez Sarsfield, quien se vio obligado a abandonar al poco tiempo; fue sustituido por Lucas González, en el mes de septiembre de mil ochocientos sesenta y tres.


Durante su presidencia, Mitre, apoyado por Rawson, empezó a hacer empleo de las intervenciones federales a las provincias, cuyo objetivo era que el gobierno nacional asegurara la paz en los entes provinciales. No obstante, este recurso fue usado como un instrumento político usual, tal y como lo expresaría el propio Rawson en mil ochocientos setenta y cinco, cuando afirmó que si los que la solicitan son nuestros amigos, debe intervenirse, mas si son oponentes de la administración nacional, la intervención no debe concederse.


Obras de gobierno


Tanto Mitre como Rawson mantenían que se precisaba ampliar la frontera contra el indio, si bien diferían en de qué forma logralo. Mitre pensaba que esta estaba acotaba por la ocupación eficaz y en propiedad de la tierra; además de esto, explicaba que los indios habían recuperado las tierras de los enfiteutas pues estas no habían sido ocupadas. Rawson, por su lado, pensaba que la frontera de hierro, constituida por el tren, coincidía con la colonización del desierto; es precisamente por esto que desde su cartera impulsó la construcción de líneas férreas, como asimismo de líneas telegráficas y del servicio postal. Además de esto, Mitre y Rawson vieron con buenos ojos la llegada de inmigrantes, que se generaba en forma espontánea y superaba sus expectativas; estos se asentaron eminentemente en la provincia de la ciudad de Buenos Aires, si bien otros los hicieron en Entre Ríos y en santa Fe. Una salvedad fue el asentamiento de una colonia de galeses en el val inferior del río Chubut, la que fue planeada, y recibió el apoyo de Rawson.


El Congreso Nacional requería un nuevo sitio físico donde sesionar. Es precisamente por esto que, el doce de marzo de mil novecientos sesenta y tres, Rawson aprobó y firmó los planos y el presupuesto para la construcción del edificio, que estuvo al cargo del arquitectocordobésJonás Larguía. El Palacio Legislativo se situaría en el rincón de las calles Balcarce y Victoria (hoy en día Hipólito Yrigoyen), donde en el pasado se hallaba el viejo fuerte de la urbe. La inauguración se hizo el doce de mayo de mil ochocientos sesenta y cuatro, con la presencia del Presidente Mitre. Ese año, Rawson solicitó la sanción de una ley que regulara las intervenciones federales a las provincias; en esa ocasión, el sanjuanino afirmó que con ocasión de las relaciones políticas con las provincias, necesito encarecer de nuevo al Venerable Congreso la emergencia de una ley que, conforme con la Constitución, determine los casos y establezca la forma de que el Gobierno federal debe intervenir en el territorio de las provincias.

El homicidio de Ángel Vicente Peñaloza marcó de manera negativa la relación entre Rawson y Sarmiento.

En mil ochocientos sesenta y tres, el caudilloriojanoÁngel Vicente Peñaloza, más conocido con el apodo de el Chacho, procuró rebelar a las provincias de Cuyo contra la política centralista de Mitre. Sarmiento, en ese entonces gobernante de San Juan, declaró el estado de lugar y encabezó la lucha contra Peñaloza, quien había invadido la provincia. Este fue derrotado en Caucete y se protegió en Olta, La Rioja, donde fue asesinado por el mayorPablo Irrazábal; no obstante, Sarmiento no había ordenado la ejecución. El gobierno de la nación culpó al gobernante por la muerte de Peñaloza; Mitre mantuvo que la opresión debería haber sido policial en vez de militar, al paso que Rawson solicitó la renuncia de Sarmiento, esgrimiendo que solo el gobierno nacional podía declarar el estado de lugar. De este modo, Sarmiento se vio obligado a abandonar a la primera magistratura en mil ochocientos sesenta y cuatro. El discute entre Sarmiento y Rawson por la muerte de Peñaloza brotaría de nuevo en mil ochocientos setenta y cinco, en ocasión del discute de la Ley de Amnistía General.


En mil ochocientos sesenta y cuatro, el ministerio acordó con la provincia de La Rioja la construcción de un camino que comunicara la capital provincial con la localidad de Cruz del Eje, en Córdoba; esto le dejaría a la provincia cuyana una comunicación más fluida con la capital cordobesa y con el poblado de Chilecito, asimismo en La Rioja. El dieciseis de septiembre, Rawson le comunicó al gobernadorJulio Campos que el ministerio había firmado con Raúl Legout la construcción del tramo Cruz del Eje - Planos del Chañar; el veinte de octubre, Rawson se contactó de nuevo con Campos, comunicándole que el gobierno provincial podía contratar a quien creyese recomendable para la construcción del tramo entre Planos del Chañar y La Rioja, y que los gastos de la obra serían cubiertos por el ministerio.


Intervención federal en Córdoba


Hacia mil ochocientos sesenta y cinco, Rawson actuó como interventor federal en la provincia de Córdoba, la que había sido pedida por el gobernadorRoque Ferreyra. Tras la asunción de Ferreyra en mil ochocientos sesenta y tres, la situación política se volvió tensa, puesto que empezaron a aparecer múltiples opositores, en su mayor parte autonomistas, entre aquéllos que se resaltaba Justiniano Posse, quien había sido gobernante entre mil ochocientos sesenta y dos y mil ochocientos sesenta y tres. Posse planificó una revolución para el dos de junio de mil ochocientos sesenta y cinco, con el propósito de deponer a Ferreyra; no obstante, el gobernante fue sobre aviso y preparó las milicias, que sofocaron la revolución en forma violenta.


Posse se refugió en casa de Saturnino Laspiur, quien se desempeñaba como juez federal.No obstante, el ministro de gobierno de Ferreyra ordenó el allanamiento de la residencia y Posse fue capturado por un conjunto de soldados, que se dispondrían a llevarlo a prisión; pese a esto, otro conjunto de soldados atacó al ex- gobernante, ocasionándole la muerte. Ferreyra fue fuertemente criticado, con lo que pidió la intervención de la provincia. El gobierno nacional le confió la intervención a Rawson, quien decidió sostener al gobernante en su puesto; más tarde la declaró en suspenso y después el tema pasó al olvido con el estallido de la Guerra de la Triple Coalición.


Asentamiento de la primera colonia galesa en la Patagonia

En Rawson se erige un monumento a Guillermo Rawson, el que fue estrenado el doce de octubre de mil novecientos treinta y seis en la plaza primordial de la urbe.Colonización galesa en Argentina

La Comisión de Emigración de Liverpool había designado a Lewis Jones y al capitánLove Jones Parry para negociar con el gobierno argentino la instalación de una colonia galesa en la Patagonia. El navío partió en el mes de noviembre de mil ochocientos sesenta y dos, mas sin Parry, quien fue sustituido por Thomas Duguid, un mercader oriundo de Liverpool; Parry solo pudo embarcarse en el último mes del año de ese año. Jones y Duguid presentaron un proyecto frente al Ministro Rawson, con el que procuraban crear una urbe autogobernada por los propios galeses; Rawson rechazó el proyecto, esgrimiendo que la Argentina no podía ceder su soberanía sobre la Patagonia. Tras 3 semanas de negociaciones, los galeses cedieron en sus intenciones iniciales y las dos partes llegaron a un acuerdo; este establecía la creación de la colonia, que no sería independiente.


Parry llegó al país en el primer mes del año de mil ochocientos sesenta y tres. El dieciocho de ese mes se embarcó, al lado de Jones, cara Carmen de Patagones, donde los aguardaba Julián Murga, quien les proveería de caballos, provisiones y de guías, acatando las órdenes de Rawson. Siguieron su viaje en una goleta y también inspeccionaron el Val Inferior del Río Chubut, dando el visto bueno para el asentamiento de la colonia. Tras volver a Buenos Aires, firmaron el pacto con el gobierno argentino el veinticinco de marzo de mil ochocientos sesenta y tres. No obstante, la situación se discutió duramente en el Senado y tuvo una firme oposición. Uno de los opositores fue Félix Frías, quien temía que los colonos no respetaran la religión oficial y resaltaba la peligrosa proximidad con las I. Malvinas, bajo dominio británico, manteniendo que la Patagonia podía perderse a manos de los extranjeros. La resistencia fue tal que el proyecto fue rechazado; no obstante, Rawson consiguió que la colonia se instalara, amparándose en una ley que dejaba que el presidente le entregara tierras a todo aquel que desease trabajarlas.


El nombre de Caer Antur (del galés: Fuerte Aventura) fue sustituido por el de Trerawson (del galés: Pueblo de Rawson) o bien sencillamente Rawson, en honor a las gestiones efectuadas por el ministro para la instalación de la colonia. La fundación oficial recién se hizo el quince de septiembre de mil ochocientos sesenta y cinco, cuando se empezó la distribución y construcción de las casas y calles, frente a la presencia de Julián Murga. El agrimensor J. V. Díaz fue el responsable de definir el trazado del pueblo y las tierras cedidas por el gobierno nacional. No obstante, la coyuntura económica de la colonia fue bastante difícil a lo largo de los primeros años, puesto que los inmigrantes ignoraban de qué forma cultivar la tierra y de qué forma criar el ganado, puesto que en su mayor parte eran mineros; la situación mejoró desde mil ochocientos sesenta y siete, cuando empezaron a incorporar un sistema de riego con zanjas y con la ayuda económica conseguida por Rawson.


Guerra del Paraguay, Junta de Ministros y sucesión presidencial

Guerra de la Triple AlianzaEl general en jefe del ejército aliado brigadier general D. Bartolomé Mitre fue con el doctor Guillermo Rawson, Ministro de Interíor de la República Argentina á visitar Paso de la Patria, el sitio del combate del treinta y uno de Enero de mil ochocientos sesenta y seis.

A principios de diciembre de mil ochocientos sesenta y cuatro, las tropas del caudillocoloradoVenancio Flores y las del Imperio del Brasil, a cargo del Marqués de Tamandaré, asediaron la urbe de Paysandú. Pese a una resistencia heroica de los militares blancos, dirigidos por Lucas Píriz y Leandro Gómez, la urbe fue tomada en el primer mes del año de mil ochocientos sesenta y cinco. El catorce de ese mes, Francisco Solano López, presidente del Paraguay, pidió al gobierno argentino la autorización para atravesar la provincia de Corrientes, en una expedición cara Río Grande, en el Brasil; el presidente Mitre se negó, aduciendo sostener la neutralidad. El dieciocho de enero, el Congreso paraguayo declaró la guerra a la Argentina, si bien el comunicado con esta nueva solo llegó a Buenos Aires en el mes de mayo. Mientras tanto, el trece de abril, las tropas paraguayas tomaron la urbe de Corrientes.


Ante esta situación, el presidente Mitre decidió marchar cara el Paraguay, poniéndose a cargo de las tropas aliadas tras una dura negociación con Pedro II, emperador del Brasil. El diecisiete de junio, el Congreso Nacional decretó una ley que autorizaba a Mitre a dirigir el ejército de la Coalición, delegando el poder en su vicepresidente Marcos Paz. Paz sostuvo todo el gabinete, excluyendo el ministerio de Guerra y Marina, en el que el coronelJulián Martínez sustituyó a Juan Andrés Gelly y Obes, quien se hallaba en el Paraguay dirigiendo al ejército. A inicios de mil ochocientos sesenta y siete, y frente a la Revolución de los Rojos en Cuyo, Paz requirió la presencia de Mitre en la ciudad de Buenos Aires, lo que quedó plasmado en una carta mandada por el primero el dieciseis de enero de aquel año, en la que afirmaba que no gobierno, es necesario que venga para hacerlo; además de esto, tanto Elizalde como el propio Rawson le pidieron lo mismo a Mitre.

Marcos Paz, el presidente en ejercicio frente a la ausencia de Mitre, murió en el cargo en el primer mes del año de mil ochocientos sesenta y ocho. Dada esta situación, Rawson y el resto de los ministros rigieron interinamente a lo largo de un corto periodo.

De esta forma, Mitre retornó a Buenos Aires en el mes de febrero de mil ochocientos sesenta y siete. Allá se halló con la renuncia de Paz, la que rechazó exigiéndole que prosiguiese, en tanto que era su responsabilidad como vicepresidente. Tras el regreso de Mitre al frente, empezaron a surgir las precandidaturas presidenciales en vista de las elecciones que se realizarían en mil ochocientos sesenta y ocho. La primera en surgir fue la de Sarmiento, mentada por vez primera en el tercer mes del año de mil ochocientos sesenta y siete por el diario La Tribuna, seguida por las de Taboada, Alberdi y A. Alsina. En el propio gabinete oficialista brotaron 2 candidaturas, la de Rawson y la de Elizalde; la del primero parecía contar con el apoyo ética y material de Paz, al paso que el segundo procuraba lograrlo. Pese a que los dos aguardaban que el liberalismo los proclamara como aspirantes por el partido, Elizalde aseguró que contaba con el apoyo de Mitre, quien todavía no se había pronunciado.


En este marco, empezaron a surgir ciertos enfrentamientos entre Elizalde y Rawson, ahora aspirantes opuestos. Siendo consciente de que no conseguiría el apoyo de Paz, Elizalde denunció las buenas relaciones que existían entre el vicepresidente y Adolfo Alsina, gobernadorautonomista de la ciudad de Buenos Aires y aspirante a la presidencia, las que no fueron vistas con buenos ojos por los mitristas; frente a las acusaciones del ministro, Paz decidió presentar su renuncia frente al Congreso, la que fue rechazada en el mes de junio de aquel año. Tras esto, José María Gutiérrez, directivo del diario oficialista La Nación Argentina y también impulsor de la candidatura de Elizalde, se vio envuelto en una fuerte polémica con Paz, quien pese a percibir el apoyo de Mitre pidió al Congreso la realización de un juicio político en su contra; opuestos a esta resolución, los ministros Costa y Elizalde presentaron sus renuncias, que rechazadas en un comienzo por Paz, por último se hicieron eficaces en el mes de septiembre. En su sitio, Paz designó a José Evaristo Uriburu y a Marcelino Ugarte, respectivamente.


Ya fuera del gobierno, Elizalde prosiguió con las injurias cara el vicepresidente, atacando asimismo a Rawson; además de esto, criticó las candidaturas de Alsina, Urquiza y Sarmiento. En ese instante, ni la candidatura de Rawson ni la de Taboada habían conseguido avances destacables, como tampoco la de Alberdi. En este marco, las primordiales candidaturas eran las de Sarmiento, Elizalde, Alsina y Urquiza. Cara noviembre de mil ochocientos sesenta y siete, Mitre le mandó una carta a Gutiérrez, más tarde mal llamada testamento político, en la que examinaba las 4 candidaturas primordiales, sin descartar absolutamente las otras; a grandes rasgos, pese a que no se inclinaba de manera directa por ninguna candidatura y aseguraba que no haría pesar su repercusión en las elecciones, Mitre descalificó tanto a Alsina como a Urquiza, brindándole su apoyo a Elizalde. En la carta, mantenía que Elizalde, Sarmiento, Rawson, debían surgir aspirantes en elecciones libres y en las condiciones indicadas; por su parte, se preguntaba ¿Quién va a ser presidente? Mansilla afirma Sarmiento, afirma Elizalde. Conesa afirma Alsina... y Luque hace coro. Otro afirmaría Rawson.


Hacia fines de diciembre de mil ochocientos sesenta y siete, el vicepresidente Marcos Paz se ve perjudicado por el cólera. El 1 de enero de mil ochocientos sesenta y ocho, Rawson le mandó una carta a Mitre, quien se hallaba en el campamento de Tuyú Cué, diciéndole: Apenas tengo la esperanza de salvarle la vida. Al día después, Paz murió en su casa de San José de Flores. Tras la defunción de Marcos Paz, y frente a la ausencia de Mitre, Rawson debió hacerse cargo de la presidencia.


En Buenos Aires, un batallón del Ejército había tenido por lo menos un caso de cólera. Incluso con ese antecedente, Guillermo Rawson (que era médico higienista), autorizó como ministro del Interior que el batallón marchara cara el norte del país. De esta forma, la epidemia que arrasaba a Buenos Aires se extendió al resto del país, vía terrestre.


Antes de aceptar su interinato, se generó en Rosario una revolución pre-electoral en el mes de diciembre de mil ochocientos sesenta y siete. Un conjunto de 2 mil gauchos tomó la urbe, apoyado por la Iglesia, con la pretensión de deponer al gobernadorNicasio Oroño, un anticlerical, y lograr la provincia para Urquiza. Días después, ya a lo largo del interinato de Rawson, se generó una nueva revolución, esta vez en la urbe de santa Fe. Los rebeldes conminaron a Oroño a fin de que escapara de santa Fe, bajo amenaza de degüello. El escritor estadounidense David Rock apunta que Rawson ordenó el envío de tropas para ayudar al gobernador; estas llegaron a Rosario en un navío de la Guarda Nacional y se encararon con los rebeldes, quienes fueron derrotados. No obstante, el escritor J. F. Armagnague resalta que no hubo necesidad de violencia y que los rebeldes se rindieron pacíficamente. En su libro Historia del derecho: presidencias de Mitre, Sarmiento y Avellaneda, Armagnague apunta que Oroño solicitó la intervención federal y que Francisco Pico fue nombrado interventor, recibiendo órdenes de Rawson. No obstante, Pico no cumplió con las órdenes recibidas y fue sustituido por Eduardo Costa, quien alcanzó un acuerdo con las tropas santafecinas, que se sometieron pacíficamente.


Sin embargo, tras la reasunción de Mitre, este reconvocó a los renunciantes y también procuró mover a Rawson, reemplazándolo por Domingo Faustino Sarmiento. Tras esto, Rawson se vio obligado a abandonar.


Los comicios presidenciales de mil ochocientos sesenta y ocho estuvieron marcados por la ausencia de múltiples votantes, que totalizaron 22 (los diez de Tucumán y los 12 de Corrientes). Pese a esto, las elecciones se efectuaron y resultaron elegidos Sarmiento, para presidente, y Alsina, para vicepresidente. Los resultados fueron los siguientes: en la elección de presidente, Sarmiento consiguió 79 votos, Urquiza 26, Elizalde 22, Rawson 3 y Vélez Sarsfield uno; para vicepresidente, Alsina logró 82, Paunero 45, Ocampo 2, Alberdi uno y de las Carreras uno.






Está aquí: Inicio > [ ARGENTINA ] > ıllı Guillermo Rawson wiki: info, historia y vídeos

Las cookies nos permiten ofrecer nuestros servicios. Al utilizar nuestros servicios, aceptas el uso que hacemos de las cookies. Ver políticas