PATRIMONIO CULTURAL LATINO (2018-2019)

INFORMACIÓN SOBRE HISPANOAMÉRICA: CULTURA, HISTORIA, RECURSOS, TURISMO, CIUDADES Y NOTICIAS

Todo sobre Argentina y los Argentinos:

ıllı Desaparición de la familia Gill wiki: info, historia y vídeos


La información contenida en esta web debe ser considerada como información general, de carácter formativo, educativo o divulgativo, y no puede ser utilizada o interpretada como consejo o diagnótico médico, psicológico o de ningún otro tipo. Es posible que algunos datos mostrados no esten actualizados. Por ello, en caso de duda lo recomentable es consultar a un experto cualificado.


 


 



salud  Desaparición de la familia Gill 


La noche del doce de enero de dos mil dos la familia se dirigió a Viale, una localidad próxima, al velorio de un amigo llamado Máximo Vega. Esta es la última vez que fueron vistos. En el mes de abril de ese año, Goette se comunica con familiares para señalarles que los Gill no han regresado de los 3 meses de vacaciones que les dio en el primer mes del año. Conforme la investigación policial, el día trece de enero se habrían efectuado llamadas desde el celular de Rubén al teléfono de una mujer domiciliada en Rosario, a la que no fue posible encontrar. Este celular se sostuvo activo hasta abril del dos mil tres, quince meses tras la desaparición. Un vecino de apellido Villanueva, quien vive enfrente de "La Candelaria", cree haber visto a Mencho Gill andando a caballo a lo largo del día catorce de enero.


Luisa Eva Gill (hermana de Rubén) efectúa la demanda policial en la comisaría de Viale por la desaparición de la familia. La causa fue caratulada como "averiguación de paradero" y quedó a cargo del juez Jorge Sebastián Gallino, de la urbe de Nogoyá. A mediados del año dos mil quince la causa pasó al juez Gustavo Acosta.


A mediados del dos mil tres, el juez Gallino ordena una inspección. Ningún vecino o bien familiar tenía conocimiento de qué había pasado con los Gill, y que se hayan ido por su cuenta era improbable: no tenían vehículo propio, lograr trabajo en esa temporada de crisis era bastante difícil y Margarita, quien tenía otro empleo en la escuela del pueblo, no había cobrado su último salario. En el dos mil seis el letrado demandante de la familia Gill, Elvio Garzón, manifestó que en la desaparición de la familia habían intervenido ciertos policías que prestaron asimismo servicios en las dependencias policiales en las zonas donde desaparecieron el contador Amado Abib y del arquitecto técnico Mario Zappegno. Esta hipótesis no fue probada ni consta en el expediente.


En el año dos mil ocho se efectúa un allanamiento en la estancia La Candelaria, donde se levantó el piso de exactamente la misma, se excavaron pozos, y se procuró indicios de sangre utilizando luminol. Se hallaron 3 muestras de sangre humana, sin el patrón genético de los Gill, si bien los peritos dejaron en claro que por el correr del tiempo las muestras podrían estar contaminadas. También, se advirtió la presencia de moscas que rondan cadáveres humanos. Se monitoreó el campo con ecosonda, con el objetivo de localizar indicios de tierra removida, mas no fueron detectados. Asimismo en el dos mil ocho se llevó a claro una "necropsia sicológica", a través de la que un sicólogo forense llegó a la conclusión de que los Gill no tenían motivos sicológicos o bien religiosos que los llevasen a recortar nudos con sus seres queridos y que aunque la familia tenía poco contacto con otras familias de chacareros de la zona, Rubén era "un hombre alegre, elocuente, sociable, al que jamás se le veía triste". Sin embargo, múltiples testimonios notificaron que en días anteriores a su desaparición, se lo había visto "mudo, caviloso y preocupadísimo". En el mes de noviembre del dos mil once se efectuó una busca en un pozo lindante al campo donde vivían.


Durante la investigación del caso, se prosiguieron pistas por diferentes provincias argentinas, como en Paraguay y Brasil, mas sin conseguir resultados. Entre las diferentes hipótesis, se charló de una desaparición no forzada, un enfrentamiento con el dueño del campo y un enfrentamiento sentimental. Ninguna de ellas condujo a resultados convenientes. No aparecen en ningún registro, ni laboral, migratorio, educativo, o bien de seguridad social (aunque en el dos mil diez aparecieron inscritos en la Asignación Universal por Hijo, entonces se verificó que era un fallo).


En el año dos mil quince, el nuevo juez, Gustavo Acosta, y el fiscal Federico Uriburu decidieron recomenzar la investigación. Conforme cuenta Uriburu:


Se procuró darle más estrellato a la unidad fiscal, como implicar a oficiales de la policía para trabajar en el caso. Se efectuaron indagaciones en la localidad cordobesa de Porteña, un poblado de 5 mil habitantes donde se formó una comunidad de trabajadores rurales oriundos de Entre Ríos, mas no se hallaron pistas. También, un dron sobrevoló la zona en el mes de agosto del dos mil quince, retratando el campo de La Candelaria y campos alrededores en la busca de rastros de movimientos de tierras. Asimismo se procuró hallar fotografías aéreas de la zona del año dos mil dos, para poder equipararlas con las fotografías tomadas con el dron.


Durante febrero del año dos mil dieciocho se llevó un operativo de busca en el terreno de la estancia, siguiendo la pista aportada por el contratista rural Armando Nanni, quien afirmó haber visto a Rubén Gill quejándose por los pozos que le habían ordenado cavar el catorce de enero, días ya antes de su desaparición.Se inspeccionó, además de esto, un pozo de agua donde solo se hallaron restos de huesos de animales. Además, Nanni señaló la existencia de un arroyo en el terreno, que va a ser peritado cuando se cuente con la aprobación del presupuesto por la parte del Poder Judicial. Un equipo de bomberos estudió este curso de agua y también señaló que se habrían efectuado perforaciones en exactamente el mismo, puesto que el terreno está removido. El hermano de Rubén, Osvaldo, y la madre de Margarita, Adelia, demandan que se investigue el sótano del casco de la estancia, en tanto que aducen que Goette lo habría tapado y construido arriba.


Declaraciones de Alfonso Goette


El dueño de la estancia dio a comprender que la familia pudo haberse ido a santa Fe a visitar familiares, o bien haber emigrado en pos de trabajo en el noreste.


Goette declaró que la familia había dejado sus posesiones en la casa, aun dinero y documentos, mas cuando familiares de Gill visitaron la estancia no pudieron ver esas posesiones y hallaron "los jergones quemados y sangre mezclada con la tierra". Conforme narra Luisa Gill, Goette hizo abrasar los jergones pues estaban manchados con sangre. Además, cuestiona el relato del patrón de la estancia, que afirma que había dado vacaciones a los Gill, en tanto que jamás ya antes les había dado más de diez o bien 15 días.


Sumado al hecho de que Goette no apreció la ausencia de los Gill hasta 3 meses después y de que ciertos conocidos declararon que la relación entre ellos no era buena, las sospechas cayeron sobre el dueño de la estancia. No obstante, no se encontraron pruebas ni elementos que pudiesen comprometerlo.


Goette murió en un accidente automovilístico el dieciseis de junio de dos mil dieciseis, a los setenta y ocho años de edad. La camioneta que manejaba distrajo y volcó en la senda treinta y dos, en las cercanías de la localidad de Proseguí. Con el fallecimiento de Goette, se podría reabrir la investigación del caso. Para esto fue conformada una comisión policial.






Está aquí: Inicio > [ ARGENTINA ] > ıllı Desaparición de la familia Gill wiki: info, historia y vídeos

Las cookies nos permiten ofrecer nuestros servicios. Al utilizar nuestros servicios, aceptas el uso que hacemos de las cookies. Ver políticas