PATRIMONIO CULTURAL LATINO (2018-2019)

INFORMACIÓN SOBRE HISPANOAMÉRICA: CULTURA, HISTORIA, RECURSOS, TURISMO, CIUDADES Y NOTICIAS

Todo sobre Argentina y los Argentinos:

ıllı Convenio Complementario del 6 de junio de 1860 wiki: info, historia y vídeos


La información contenida en esta web debe ser considerada como información general, de carácter formativo, educativo o divulgativo, y no puede ser utilizada o interpretada como consejo o diagnótico médico, psicológico o de ningún otro tipo. Es posible que algunos datos mostrados no esten actualizados. Por ello, en caso de duda lo recomentable es consultar a un experto cualificado.


 


 



salud  Convenio Complementario del 6 de junio de 1860 


El Acuerdo Complementario del seis de junio de mil ochocientos sesenta, o bien Acuerdo de Unión, fue un tratado firmado entre la Confederación Argentina y el Estado de la ciudad de Buenos Aires como complemento del Acuerdo de San José de Flores firmado el año precedente. El acuerdo fue efectuado para precisar los pasos que los dos estados debían efectuar para precisar la unidad nacional acordada en el acuerdo primordial. Entre las clásusulas primordiales se hallan aquellas precisas para reunir la Convención Nacional Ad Hoc que efectuaría poquitos meses después la reforma constitucional de mil ochocientos sesenta y también esenciales pactos sobre la renta de la aduana de la ciudad de Buenos Aires y el intercambio comercial entre esa provincia y la Confederación.


El Acuerdo de San José de Flores y el Acuerdo Complementario del seis de junio de mil ochocientos sesenta, fueron ejecutados el veinticinco de septiembre de tal año, al efectuarse la reforma constitucional de mil ochocientos sesenta, ratificada por Buenos Aires el veintiuno de octubre del mismo año. En mil ochocientos sesenta y uno una nueva guerra entre la Confederación Argentina y el Estado de la ciudad de Buenos Aires, concluyó con la victoria de los porteños en la Batalla de Pavón del diecisiete de septiembre, ocasionando el derrocamiento de las autoridades nacionales y la toma de hecho del poder de la Confederación, por el hasta ese instante gobernante del Estado de la ciudad de Buenos Aires, reunificándose de esta forma los dos estados claramente.

Guerra entre la Confederación Argentina y el Estado de Buenos Aires

Las provincias argentinas habían estado virtualmente en guerra desde el momento en que empezaron su independencia de España en la década de mil ochocientos diez, enfrentadas por el género de organización que debía tener la nueva nación. Los caudillos provinciales y las masas gauchas tendían a formar una federación de provincias y se nucleaban en el Partido Federal. Al otro lado, las clases altas de la ciudad de Buenos Aires, llamadas porteñas pues controlaban el único puerto de relevancia que tenía el país y su aduana, pretendían un Estado unitario, sin autonomías internas, y se nucleaban en el Partido Unitario.


El enfrentamiento había impedido sancionar una constitución y organizar el país a lo largo de más de cuarenta años, hasta el momento en que en mil ochocientos cincuenta y dos la provincia de la ciudad de Buenos Aires al cargo de Juan Manuel de Rosas fue derrotada por la provincia de Entre Ríos al cargo de Justo José de Urquiza en la batalla de Caseros.


El resultado inmediato de la batalla fue el Pacto de San Nicolás en mil ochocientos cincuenta y dos, comprometiéndose a sancionar una constitución que se concretó por año siguiente con la Constitución de mil ochocientos cincuenta y tres, adoptando la organización federal del país, estableciendo la autonomía de las provincias, la capital en Buenos Aires y la nacionalización de los ingresos aduaneros (derechos de exportación y también importación), de modo tal que fuesen compartidos por todo el país.

Daguerrotipo del coronel Bartolomé Mitre en la temporada del Estado de la ciudad de Buenos Aires. Después de la caída de Rosas y la derrota de la provincia de la ciudad de Buenos Aires a manos de las fuerzas federales de Justo José de Urquiza, Mitre se aseveró como uno de los líderes de Partido Unitario, para recobrar el poder de los porteños sobre el resto del país. La reforma constitucional de mil ochocientos sesenta expresó el triunfo del mitrismo, como era llamado en ese entonces.

Pero la provincia de la ciudad de Buenos Aires volvió a sublevarse. El once de septiembre de mil ochocientos cincuenta y dos, los conjuntos unitarios contrarios al Pacto de San Nicolás, dieron un golpe para derrocar al gobierno, desocupando del poder al propio Urquiza. El gobierno de la provincia pasó entonces al Partido Unitario dirigido por Valentín Alsina y Bartolomé Mitre -quienes liderarían las 2 alas del partido-, al paso que el gobierno nacional fracasó en su intento de refrenar la rebelión.


El resultado fue que la provincia de la ciudad de Buenos Aires no integró el conjunto de provincias que aprobaron la Constitución de mil ochocientos cincuenta y tres, manteniéndose al lado de la federación, si bien sin declarar su independencia. Mientras las sobrantes 13 provincias organizaron la Confederación Argentina conforme al texto constitucional y formaron los poderes ejecutivo y legislativo, siendo escogido Urquiza como primer presidente en mil ochocientos cincuenta y cuatro.


En Buenos Aires la gobernación fue tomada por Alsina, líder del ala "localista", partidaria de declarar la independencia de la provincia y formar una nueva nación. La otra ala, llamada "nacionalista", fue dirigida por Mitre y tenía como fin reordenar la Argentina, mas esta vez bajo el liderazgo de la ciudad de Buenos Aires.


La tensa convivencia entre la Confederación Argentina y las 13 provincias que la integraban, por una parte, y el Estado de la ciudad de Buenos Aires por el otro lado, condujo a una nueva guerra entre los dos bandos que se definió en la Batalla de Cepeda del veintitres de octubre de mil ochocientos cincuenta y nueve, en el que las fuerzas confederadas derrotaron a la provincia de la ciudad de Buenos Aires. A resultas de exactamente la misma y a pesar de la resistencia de Alsina que se vio forzado a abandonar como gobernante, la Confederación Argentina y la Provincia de la ciudad de Buenos Aires firmaron el Acuerdo de San José de Flores el once de noviembre de mil ochocientos cincuenta y nueve.


El Acuerdo de San José de Flores ha sido muy debatido en la historiografía argentina, debido al hecho el ejército victorioso de la Confederación Argentina, liderado por de que Justo José de Urquiza y acampado a las afueras de la Urbe de la ciudad de Buenos Aires en condiciones de tomar exactamente la misma sin resistencia, en vez de demandar una rendición incondicional del Estado de la ciudad de Buenos Aires, admitió convenir un acuerdo que le reconocía esenciales beneficios a Buenos Aires, a cambio de su reingreso a la Confederación. Sus primordiales cláusulas establecieron:



  • Buenos Aires se declaraba parte miembro de la Confederación Argentina.
  • Buenos Aires podría plantear reformas a la Constitución de mil ochocientos cincuenta y tres, elaboradas por una convención provincial y tratadas por una Convención Nacional Constituyente.
  • El territorio de la ciudad de Buenos Aires no podría ser dividido sin el permiso de su legislatura (derogando implícitamente la Constitución de mil ochocientos cincuenta y tres que disponía la federalización de Buenos Aires).
  • La provincia de la ciudad de Buenos Aires preservaba sus propiedades y edificios públicos, con salvedad de la Aduana, que pasaba a ser propiedad de la Nación -como disponía la Constitución de mil ochocientos cincuenta y tres-, mas por su parte el Estado federal se comprometía a asegurar que el presupuesto porteño de mil ochocientos cincuenta y nueve, no se redujese a lo largo de un plazo de 5 años.

La batalla de Cepeda desgastó al alsinismo en el poder de la provincia y robusteció al mitrismo, llevando al propio Mitre a la gobernación de la provincia el tres de mayo de mil ochocientos sesenta. Poquitos meses después, en cumplimiento del Acuerdo de San José de Flores, se efectuó la reforma constitucional de mil ochocientos sesenta, con el objetivo de añadir la provincia de la ciudad de Buenos Aires a la federación establecida por la Constitución de mil ochocientos cincuenta y tres.


La guerra entre porteños y el resto de las provincias no obstante no concluiría allá y tendría una segunda fase después de sancionada la reforma constitucional, que tendría su resultado con el triunfo porteño en la Batalla de Pavón del diecisiete de septiembre de mil ochocientos sesenta y uno, el derrocamiento de las autoridades nacionales y la toma del poder de hecho por Bartolomé Mitre, lugar desde donde organizó las elecciones que lo llevaron a ser presidente constitucional en mil ochocientos sesenta y dos.


El Acuerdo de San José de Flores había autorizado al Estado de la ciudad de Buenos Aires a plantear reformas a la Constitución de mil ochocientos cincuenta y tres, a través de una convención provincial escogida a dicho efecto. La Convención Provincial Revisora se reunió el tres de enero de mil ochocientos sesenta y concluyó su labor el doce de mayo de mil ochocientos sesenta.


En ese instante era preciso incorporar los detalles sobre de qué manera proseguiría el proceso de reforma de la Constitución, como ajustar detalles sobre el status quo en que se hallaba la tensa relación entre la Confederación Argentina y el Estado de la ciudad de Buenos Aires, que por año siguiente volverían a entrar en guerra. Para esto se reunieron representantes de los dos bandos, que negociaron y pactar el texto del Acuerdo Complementario que sería firmado el seis de junio de mil ochocientos sesenta.


Los negociadores mandados por las partes fueron: por la Confederación Argentina, el ministro de Guerra y Marina Benjamín Victorica y el miembro del Congreso de los Diputados nacional Daniel Aráoz; y por Buenos Aires, Dalmacio Vélez Sársfield, uno de los miembros de la Comisión Examinadora de la Convención Provincial Revisora, que realizó el proyecto de reforma constitucional.


Luego de tensas negociaciones los dos estados alcanzaron un acuerdo y realizar el próximo Convenio:



  • Los artículos 1 a nueve están destinados a establecer el cronograma, los actos electorales y los pasos procesales precisos para efectuar la Convención Nacional Constituyente Ad Hoc que debería examinar el proyecto de reforma propuesto por Buenos Aires. Se estableció que la Convención empezaría sus sesiones en la urbe de santa Fe, un mes tras efectuadas las elecciones y concluiría su labor, asimismo en un mes.
  • Una vez finalizada la Convención Nacional, establecía que a los 15 días el gobierno de la ciudad de Buenos Aires debía decretar y prometer la Constitución Nacional (art. diez).
  • Inmediatamente después los miembros del Congreso de los Diputados y miembros del Senado nacionales que le correspondían a Buenos Aires, tomarían su cargo en el Congreso Nacional, que para esto sería citado a sesiones excepcionales (art. once).
  • Con con respecto a la Aduana de la ciudad de Buenos Aires y sus rentas, que aportaban el ochenta por ciento de los ingresos del Estado, las dos partes acordaron que la Aduana y sus rentas quedasen en poder de la ciudad de Buenos Aires (art. doce), y que Buenos Aires aportase al tesoro de la Confederación un millón y medio de pesos (art. catorce).
  • Se aclara que las relaciones exteriores ya estaban al cargo de la Confederación Argentina en razón del Acuerdo de San José de Flores, desde el once de noviembre de mil novecientos cincuenta y nueve (art. trece).
  • Los sobrantes artículos (quince a dieciocho) tratan cuestiones relacionadas con la defensa de la frontera con las naciones indígenas del sur (art. quince), la continuidad de las leyes aduaneras actuales con el compromiso de sancionar a la brevedad una legislación uniforme (art. dieciseis), la libertad de comercio entre Buenos Aires y la Confederación Argentina sin aranceles (art. diecisiete), el compromiso de usar papel moneda en las aduanas (art. dieciocho).

El acuerdo fue firmado el seis vde junio de mil ochocientos sesenta por Dalmacio V. Sársfield, Benjamín Victorica y Daniel Aráoz, como por Vicente G. Quesada, y José M. Cantilo, como secretarios. Un par de días después fue elevado para su ratificación por el Congreso Nacional, apoyado por el presidente Santiago Derqui y sus ministros. Al día después fue aprobado por el Congreso Nacional.






Está aquí: Inicio > [ ARGENTINA ] > ıllı Convenio Complementario del 6 de junio de 1860 wiki: info, historia y vídeos

Las cookies nos permiten ofrecer nuestros servicios. Al utilizar nuestros servicios, aceptas el uso que hacemos de las cookies. Ver políticas