PATRIMONIO CULTURAL LATINO (2018-2019)

INFORMACIÓN SOBRE HISPANOAMÉRICA: CULTURA, HISTORIA, RECURSOS, TURISMO, CIUDADES Y NOTICIAS

Todo sobre Argentina y los Argentinos:

ıllı Confederación Argentina wiki: info, historia y vídeos


La información contenida en esta web debe ser considerada como información general, de carácter formativo, educativo o divulgativo, y no puede ser utilizada o interpretada como consejo o diagnótico médico, psicológico o de ningún otro tipo. Es posible que algunos datos mostrados no esten actualizados. Por ello, en caso de duda lo recomentable es consultar a un experto cualificado.


 


 



salud  Confederación Argentina 


La Argentina brotó como estado independiente en verdad el veinticinco de mayo de mil ochocientos diez con el nombre de Provincias Unidas del Río de la Plata.


A partir de principios de mil ochocientos catorce se formó un inorgánico Partido Federal, que —al año siguiente— procuró organizarse con el nombre de Unión de los Pueblos Libres a través del Congreso de Oriente: parte de las Provincias Unidas adoptó la manera federal de gobierno, enfrentado al unitarismo del gobierno central, iniciándose las guerras civiles argentinas.


A su vez, en el mes de julio de mil ochocientos dieciseis, las provincias sometidas al gobierno central —más la Provincia de Córdoba, regida en ese entonces por los federales— declararon oficialmente la independencia en el Congreso de Tucumán. Para ese entonces, los ejércitos argentinos encaraban a las fuerzas del Imperio de España en múltiples frentes simultáneos, mientras que los federales empezaban su lucha contra la invasiónluso-brasileira.


En mil ochocientos veinte, tras el motín de Arequito, que ocasionó la disolución del Congreso Nacional y del gobierno central, cada provincia pasó a regirse por sí sola. Esta situación pareció empezar a revertirse desde mil ochocientos veinticuatro, con la asamblea de un nuevo Congreso Nacional. El estallido de la Guerra del Brasil por año siguiente aceleró el proceso de capacitación de un nuevo gobierno central, dirigido por el presidente Bernardino Rivadavia, mas las negociaciones de este con el Imperio de Brasil y su apoyo al unitarismo en la renacida guerra civil ocasionó un descontento extendido tanto en la capital como en las provincias interiores.


El gobierno central y el Congreso fueron de nuevo disueltos, se perdieron las provincias de Tarija —incorporada a Bolivia mientras que Argentina estaba en guerra contra Brasil— y la Oriental, la que —debido a las presiones del R. Unido y del Imperio del Brasil— se independizó como Estado Oriental del Uruguay. En mil ochocientos treinta y tres las I. Malvinas serían usurpadas por el R. Unido. A lo largo de múltiples años tuvo lugar una nueva guerra civil, tras la que el Partido Federal consiguió supervisar todos y cada uno de los gobiernos provinciales.


Una serie de intentos de institucionalizar el Estado Argentino en alguna forma —especialmente la adhesión de todas y cada una de las provincias al Acuerdo Federal— no consiguió establecer leyes en común ni un gobierno central. Gradualmente se fue adoptando la denominación Confederación Argentina para el conjunto, que se reconocía como una parte de un estado, mas no se dio instituciones políticas ni legales en común.

Mapa de la Confederación y ciertos países lindantes cara el año mil ochocientos cuarenta y seis.

El nombre se generalizó desde el comienzo del segundo orden de Juan Manuel de Rosas como gobernante de la Provincia de la ciudad de Buenos Aires, reuniendo por voluntad del resto provincias el cargo de encargado de las relaciones exteriores y la guerra de la Confederación.


Entre mil ochocientos treinta y cinco y mil ochocientos cincuenta y dos las provincias argentinas usaron la denominación Confederación Argentina para sus relaciones internacionales. Eran en conjunto 14 provincias, y los territorios que ciertamente controlaban eran habitualmente sensiblemente menores que los actuales; formaban una coalición bastante lábil de diferentes estados independientes en prácticamente todos los aspectos, salvo en aquellos en que Rosas pudo imponer su voluntad por sobre la de las dirigencias locales por medios políticos, económicos o bien militares. Estas 14 provincias serían reconocidas en la Constitución Argentina como "preexistentes" a la capacitación del estado unificado.


Inestabilidad política y guerras


Durante todo el periodo de la Confederación, las Provincias Unidas vivieron en verdad una guerra civil, en las fronteras de la presente Argentina, generada por los asilados políticos del Partido Unitario desde el Uruguay, Chile y Bolivia, en lucha prácticamente permanente para recuperar el poder.


Entre mil ochocientos treinta y siete y mil ochocientos treinta y ocho, en la frontera norte del país se libró la guerra contra la Confederación Boliviano-Peruana; en la práctica, se trató de una serie de reyertas y combates menores, en las que las tropas argentinas —casi únicamente milicias reclutadas en las provincias del nordoeste argentino— fueron dirigidas por el gobernante tucumanoAlejandro Heredia.


Simultáneamente, en el Estado Oriental del Uruguay se libró la llamada «Guerra Grande», que se relacionó con las guerras argentinas, con tropas argentinas participando en la misma; en general, los federales cooperaban con los blancos contra los rojos. Por su lado, tropas unitarias cooperaban con los rojos y con sus apoyos extranjeros, singularmente por la parte de los gobiernos de G. Bretaña, Francia y el Imperio del Brasil, aparte de gran cantidad de mesnaderos y voluntarios italianos y de otros países europeos.


En mil ochocientos cuarenta y cinco, el enfrentamiento no declarado contra la Confederación Argentina por la parte de franceses y también ingleses, que apoyaban al gobierno de la urbe de Montevideo, se convirtió en una invasión naval a gran escala, la llamada Guerra del Paraná; exactamente la misma acabó por fallar debido a la resistencia de las fuerzas federales, particularmente en la Batalla de la Vuelta de Obligado.


La Confederación Argentina estaba formada por las provincias autónomas de santa Fe, Buenos Aires (separada de exactamente la misma como Estado de la ciudad de Buenos Aires entre mil ochocientos cincuenta y tres y mil ochocientos sesenta), Entre Ríos, Corrientes, Tucumán, Brinca, Jujuy, Santiago del Estero, Catamarca, Córdoba, La Rioja, San Juan, San Luis y Mendoza.


Permanecían a cargo de los pueblos indígenas: la práctica totalidad de la Patagonia, la zona chaqueña, la provincia de La Pampa y grandes porciones de otras provincias. Hasta su caída, el gobierno de Rosas no reconoció la independencia del Paraguay, mas esta jamás estuvo en verdad, ni de derecho, unida a la Confederación. El territorio de la provincia de Misiones tras las devastaciones brasileiras de los mil ochocientos veinte continuaba, en verdad, desierto y su soberanía cuestionada por el Paraguay.


Como consecuencia de la derrota de Rosas en la Batalla de Caseros, ocurrida en mil ochocientos cincuenta y dos, se empezó un proceso de institucionalización del país, que preservó el nombre de Confederación Argentina: se sancionó la Constitución Argentina de mil ochocientos cincuenta y tres y se formó un gobierno y un Poder Ejecutivo.


No obstante, la Provincia de la ciudad de Buenos Aires se negó a participar en el nuevo estado, separándose con el nombre de Estado de la ciudad de Buenos Aires. Su separación se debió a que la elite comercial en la ciudad de Buenos Aires no admitía el gobierno nacional a cargo de un líder federal del interior -en un caso así, el presidente Urquiza- ni firmar una Constitución que obligara a repartir con las provincias los recursos aduaneros, que hasta ese momento detentaba únicamente la urbe de la ciudad de Buenos Aires./P>

El régimen establecido en la urbe y la provincia de la ciudad de Buenos Aires, acaudillado por líderes unitarios como Valentín Alsina y Bartolomé Mitre retiró sus representantes del Congreso Constituyente, antes que este adoptase la Constitución. Del mismo modo, se negó a tomar partido en la elección de las autoridades nacionales ni admitir su autoridad.

Placa en la plaza de la Confederación Argentina (sobre calle Corrientes a metros de la municipalidad) en la urbe de Paraná. Memora la designación de Paraná como capital del Estado argentino en mil ochocientos cincuenta y cuatro.

La sanción de la Constitución de mil ochocientos cincuenta y tres, que establecía un régimen federal de gobierno, marcó un jalón esencial en el desarrollo de la Confederación. El cinco de marzo de mil ochocientos cincuenta y cuatro fueron escogidos presidente y vicepresidente el general Justo José de Urquiza y el doctor Salvador María del Carril, quienes se trasladaron con sus ministros a Paraná, establecida entonces como Capital provisoria de la Confederación Argentina.


Fueron presidentes de la Confederación el general Urquiza, el doctor Santiago Derqui y el general Juan Esteban Pedernera, este en carácter de provisorio.


Antes de la reforma constitucional de mil ochocientos sesenta, se empleaba "Confederación Argentina" en el preámbulo y artículos; sin embargo, tras esta y al reincorporarse la provincia de la ciudad de Buenos Aires a la Confederación, se sustituyeron esas menciones por "Nación Argentina". De todas maneras, un artículo de la Constitución declara que el nombre de Confederación Argentina prosigue siendo uno de los nombres oficiales del país.


No obstante, la historiografía argentina acostumbra a emplear el nombre de Confederación Argentina a todo el periodo que acaba con la caída del gobierno de Derqui y Pedernera, a fines de mil ochocientos sesenta y uno, como enteramente separado del periodo de manera inmediata siguiente, dominado por los líderes unitarios y porteñistas.


La batalla de Pavón y la invasión de los ejércitos porteños a las provincias interiores significaron una rotura definitiva, y el término "Confederación Argentina" dejó de emplearse. Tras prácticamente un año de acefalía, aceptó la presidencia el ex- gobernante porteño Bartolomé Mitre.






Está aquí: Inicio > [ ARGENTINA ] > ıllı Confederación Argentina wiki: info, historia y vídeos

Las cookies nos permiten ofrecer nuestros servicios. Al utilizar nuestros servicios, aceptas el uso que hacemos de las cookies. Ver políticas