PATRIMONIO CULTURAL LATINO (2018-2019)

INFORMACIÓN SOBRE HISPANOAMÉRICA: CULTURA, HISTORIA, RECURSOS, TURISMO, CIUDADES Y NOTICIAS

Todo sobre Argentina y los Argentinos:

ıllı Coalición Cívica (confederación) wiki: info, historia y vídeos


La información contenida en esta web debe ser considerada como información general, de carácter formativo, educativo o divulgativo, y no puede ser utilizada o interpretada como consejo o diagnótico médico, psicológico o de ningún otro tipo. Es posible que algunos datos mostrados no esten actualizados. Por ello, en caso de duda lo recomentable es consultar a un experto cualificado.


 


 



salud  Coalición Cívica (confederación) 


Alianza Civil.

La Alianza Civil fue una confederación de partidos de la Argentina, fundada en el mes de abril del dos mil siete, por entonces integrada por 2 partidos nacionales, ARI y Política Abierta para la Integridad Social (PAIS), 2 partido de distrito, Unión por Todos y Generación para un Encuentro Nacional, y organizaciones sociales y políticas como FORJA y el Movimiento de Trabajadores Desocupados de la Matanza (MTD) dirigido por el miembro del Congreso de los Diputados Héctor "Toty" Flores.


En octubre de dos mil nueve, múltiples de los movimientos se unieron bajo la estructura partidaria del ARI que cambió su nombre a “Partido Alianza Civil ARI”; el Partido Generación para un Encuentro Nacional (GEN) abandonó la confederación, y quedaron dentro al lado de la CC-ARI: Unión por Todos, el movimiento FORJA que lidera Enrique Olivera, “Radicales en la Alianza Cívica”, dirigido por el miembro del Congreso de los Diputados Juan Carlos Morán, y campos independientes como el dirigido por el miembro del Congreso de los Diputados Juan Carlos Vega.


Durante las elecciones parlamentarias del dos mil nueve es parte del frente electoral y del interbloque parlamentario Pacto Civil y Social (ACyS) en el que convergían tanto la CC como la Unión Civil Radical (UCR), el Partido Socialista (PS) y el Partido Generación para un Encuentro Nacional (GEN).


Después de las elecciones presidenciales de dos mil once, y tras un Congreso Partidario, uno de los miembros de la Confederación, la Alianza Civil-ARI decidió disolver la confederación Alianza Civil de forma unilateral y romper el bloque de miembros del Congreso de los Diputados que conformaba al lado de Unión por Todos - Alianza Civil. Tras una resolución judicial la Confederación fue claramente disuelta. Tras este acontencimiento, Patricia Bullrich decide armar un monobloque. La otra miembro del Congreso de los Diputados por Unión por Todos, Hilma Ré (elegida en el dos mil nueve por la provincia de Entre Ríos) decidió quedarse en la Alianza Civil-ARI.


Entre dos mil siete y dos mil nueve Elisa Carrió encabezó la confederación sin pertenecer a ninguno de los partidos miembros, mas en el mes de octubre de dos mil nueve Carrió se inscribió al partido Alianza Civil ARI, partido que asimismo encabeza desde ese momento.


Respecto de la ideología de la agrupación, hay un fuerte discute sobre si debe considerarse orientada cara la derecha o bien cara la izquierda. Elisa Carrió ha sostenido que las categorías derecha y también izquierda son viejas y que dejaron mentir y ocultar la corrupción, cuestión a la que considera "el inconveniente de Argentina".


Existen diferencias entre el género de organización de la confederación que se establece en la Carta Orgánica y la que se notifica en el lugar oficial. Conforme la Carta Orgánica, la Alianza Civil es una confederación de partidos legalmente reconocidos, tanto nacionales como de distrito si bien con mayor representación de los primeros. Conforme el lugar oficial la Alianza Civil se autodefine como un "un espacio plural de participación y acuerdo, formado por agrupaciones políticas, miembros de ONG y Ciudadanos".


También hay diferencias informativas entre la Carta Orgánica y el lugar oficial sobre el modo perfecto de elección de sus autoridades. Conforme la Carta Orgánica, los miembros que integran los órganos directivos son designados y removidos por los partidos que la integran, garantizando a los partidos nacionales una representación mayor que a los partidos de distrito. Conforme el lugar oficial, la Alianza ha declarado que en el futuro efectuará elecciones para designar a quienes ocupen los cargos ejecutivos y electivos, con la peculiaridad de que el sistema electoral a usarse debe contener "mecanismos abiertos y participativos que garantice la participación de todos y no se limite a las estructuras partidarias".


Institutos relacionados


La Alianza Civil actúa relacionada con distintos institutos, formados por los líderes de la entidad. El más esencial es el Instituto Hannah Arendt, fundado por Elisa Carrió en dos mil cuatro y encabezado por ella desde ese momento, donde la Alianza Civil tiene su sede central y efectúa las primordiales actividades. El Instituto es dirigido académicamente (en sus talleres, cursos y seminarios) por Diana Maffía, legisladora porteña desde dos mil siete.


Otros institutos relacionados con la Alianza Civil son el Instituto de Políticas Públicas de Seguridad Ciudadana, dirigido por Patricia Bullrich y el Instituto de Estudios para una Nueva Generación (IGEN), dirigido por Margarita Stolbizer.

Fabiana Ríos, resultó escogida en dos mil siete gobernadora de la provincia de Tierra del Fuego, primer triunfo electoral de la Alianza Civil.

En dos mil siete, el ARI, partido miembro de la Alianza Civil, triunfó en la provincia de Tierra del Fuego resultando elegida gobernadora Fabiana Ríos.


Ese mismo año la Alianza Civil se presentó en las elecciones presidenciales del veintiocho de octubre. En esa ocasión formó una coalición electoral con el Partido Socialista, cuando Rubén Giustiniani, titular del PS, es escogido como compañero de fórmula por Elisa Carrió con miras a las elecciones presidenciales de octubre del mismo año. En estas elecciones, la coalición Alianza Civil-Partido Socialista consiguió el segundo sitio con veintidos con noventa y seis por ciento de los votos, tras el Frente para la Victoria de Cristina Fernández de Kirchner, que ganó con el cuarenta y cinco con veinticinco por ciento de los sufragios.


Entre las propuestas manifestadas en el plan de gobierno presentado por Elisa Carrió se hallaban las de mayor calidad institucional y finalización a las delegaciones de facultades al poder ejecutivo. Mantuvo que bajaría de forma progresiva las retenciones a las exportaciones de soja a un máximo de veinte por ciento y de trigo y maíz a un máximo de quince por ciento , suprimiendo los impuestos a la carne y la leche, bajo el leimotiv de "Dejar en paz al campo". Respecto a las Fuerzas Armadas manifestó que "no pueden proseguirse hostigadas (y que) hay que profesionalizarlas y dejar de vejarlas". Por su parte declaró que sostendría un dólar alto sin que afectase a la estabilidad de los costos. Asimismo anunció que pondría en marcha un Plan de Ingreso Ciudadano para los Pequeños, y rehabilitaría la ley sindical para cancelar la personería gremial y permitir la existencia de múltiples sindicatos en todos y cada área.


En ocasión del paro agropecuario sostenido por las entidades de productores y dueños rurales a lo largo de más de cien días, la Alianza Civil, como su aliado el Partido Socialista, adoptó una situación activa de apoyo a las entidades ruralistas, votando contra el proyecto presidencial que fue rechazado en el Congreso.


Cuando en el mes de agosto el Congreso de la Nación empezó a tratar la estatización de Compañías aéreas Argentinas, la Alianza Civil elaboró un proyecto alternativo. El proyecto mandado por el gobierno nacional fue entonces aprobado por el Congreso, con el voto contra la Alianza Civil, el Partido Socialista y la Unión Civil Radical.Poco tras las elecciones, se produjo una crisis interna respecto de la actitud institucional que debería adoptar el partido frente al gobierno del entonces presidente Néstor Kirchner. Las diferencias llevaron a una fractura y al apartamiento de la miembro del Congreso de los Diputados Graciela Ocaña, una de sus creadoras y primordiales líderes del partido. Ocaña había dirigido la propuesta a fin de que el ARI apoyara formalmente la transversalidad que impulsó Kirchner.


En octubre, la presidente Cristina Fernández presentó un proyecto de ley para reestatización de las jubilaciones y pensiones que habían sido privatizadas a lo largo del gobierno de Carlos Menem. La Alianza Civil rechazó en forma terminante el proyecto y votó en contra suya y declaró que si bien su situación asimismo era contraria al sistema privado el proyecto en cuestión se trataba de un hurto efectuado por "una banda de ladrones". Esta vez su aliado, el Partido Socialista, se alejó de la Alianza y votó en favor del proyecto presidencial, el que por último fue aprobado en las dos cámaras.


Elisa Carrió, al lado de Gerardo Morales de Unión Civil Radical y Rubén Giustiniani del Partido Socialista manifestaron que iban a “trabajar en forma conjunta para frenar el blanqueo de capitales”. Respecto a empezar una etapa de diálogo como había pedido la presidente, Carrió aseveró que “con ellos (el gobierno nacional) no me siento y menos con Néstor Kirchner que es el que manda”. En paralelo múltiples de los miembros de la Alianza Civil fueron denunciados por corrupción, entre ellos Alfonso Prat Gay, Magdalena Ordada y Toty Flores.


En el año dos mil diez, la gobernadora Ríos abandonó la Alianza y conformó su organización política con la que consiguió la reelección en dos mil once.


En dos mil once en la asamblea que sostuvieron Morales, Carrió y Giustiniani, el hijo del expresidente Raúl Alfonsín, Ricardo Alfonsín, manifestó que se procuraba “la posibilidad de edificar una opción alternativa desde el progresismo y el respeto a las instituciones de cara al dos mil nueve y 2011” y añadió "charlamos con la Alianza Civil y el PS mas no con los justicialistas".


A principios de marzo Elisa Carrió manifestó con relación a los primeros pactos alcanzados en el diálogo entre el gobierno de Cristina Fernández de Kirchner y la Mesa de Link que reúne a las 4 organizaciones del campo (Federación Agraria Argentina, Sociedad Rural Argentina, CONINAGRO y Confederaciones Rurales Argentinas), que "el pacto no soluciona nada" pues "estamos en tiempo de descuento" y siguió “la salida al enfrentamiento es la rebaja substancial de retenciones a la soja y la supresión en trigo, maíz, carnes y leche, hay que ejecutar un shock macroeconómico inmediato para frenar la crisis y hay que bajar el costo fiscal para permitir a las compañías que preserven los puestos de trabajo”. Carrió mantuvo asimismo que "el único camino de salida de Argentina es el campo y la agroindustria; tener el oro verde y destruirlo es solo capacidad de daño".


El trece de marzo la Presidente de Argentina anunció que, debido a las emergencias impuestas por la crisis internacional y con la intención de eludir que a lo largo de la mayoría del año los partidos se hallen en campaña electoral, mandaría al Congreso Nacional un proyecto de ley para adelantar la data de las elecciones parlamentarias nacionales de modo de efectuarlas el cuarto domingo de junio, en vez del cuarto domingo de octubre como establecía la ley en vigor. La Alianza Civil y la Unión Civil Radical adoptaron una situación conjunta, calificando la medida de “locura institucional” y adelantaron que votarían en contra. En el curso de la rueda de prensa, la coalición entre civiles y radicales leyó un comunicado del miembro del Senado Rubén Giustiniani, del Partido Socialista oponiéndose asimismo al adelantamiento. Patricia Bullrich anunció que la Alianza Civil presentaría una demanda frente a la Organización de Estados Americanos (OEA) para revertir la situación, demanda que fue concretada el veinticuatro de marzo. Una oposición interna en la Alianza Civil fue expresada por la gobernadora de Tierra del FuegoFabiana Ríos, quien cuestionó la reacción de la Alianza Civil y sus aliados manteniendo que "se puede o bien no estar conforme, mas no pueden injuriar la resolución política y en esto debemos aprender a no ser tan déspotas".


El veinticuatro de marzo la situación de la Alianza Civil frente al proyecto de la presidente Fernández de adelantamiento de las elecciones, generó una fractura en el ARI, al abandonar los miembros del Senado María Rosa Díaz y José Martínez que esa fuerza tenía en Tierra del Fuego, la única donde rige, quienes expresaron que lo hicieron por no compartir la postura de "oposición por la oposición misma".


En la primera quincena de abril, la Alianza Civil procuró incluir en sus listas a líderes de las organizaciones ruralistas, mas estos rechazaron el ofrecimiento.Ante ello Elisa Carrió criticó a los líderes del campo diciendo "que la gente del campo no afirme que no le ofrecimos muchos charlan, mas después no se juegan". Por su lado Mario Llambías (titular de CRA) cuestionó a Carrió por su "soberbia".


Elecciones legislativas de 2009

Artículo principal: Elecciones legislativas de Argentina de 2009

Para las elecciones legislativas del veintiocho de junio de dos mil nueve la Alianza Civil formó así como la Unión Civil Radical y el Partido Socialista, una coalición electoral con el nombre de Pacto Civil y Social (ACyS).


Como resultado global nacional, el Pacto Civil y Social sumó el treinta con siete por ciento de los votos totales a miembros del Congreso de los Diputados del país, tras el oficialismo integrado por el Frente para la Victoria-Partido Justicialista, que consiguió el treinta y uno con dos por ciento .


Como resultado de la elección, los bloques legislativos de la Unión Civil Radical, la Alianza Civil y el Partido Socialista, que en conjunto tenían cincuenta y ocho miembros del Congreso de los Diputados, habrían ganado quince miembros del Congreso de los Diputados más, para totalizar entre los 3 bloques setenta y tres miembros del Congreso de los Diputados.


Las políticas de coaliciones de la Alianza Civil empezaron desde su conformación, mas en el dos mil ocho se intensificó: en una parte por las circunstancias políticas y sociales, de esta forma Elisa Carrió anunciaba que este año comenzaba “el fin de la resistencia” y procuró una mayor definición de su política de coaliciones con vistas a las elecciones parlamentarias de dos mil nueve. En esa línea, el once de noviembre concretó una coalición nacional con la Unión Civil Radical, partido del que procede Elisa Carrió y que dan una máxima valoración a lo "civil" y lo “republicano”.


Luego de sellar su coalición con la Unión Civil Radical, la Alianza Civil manifestó su pretensión de ampliar el fantasma de coaliciones, incorporando al Partido Socialista, campos del PRO, conjuntos peronistas que se oponen al kirchnerismo, y radicales disidentes dirigidos por el vicepresidente Julio Cobos que apoyaron al kirchnerismo en dos mil siete.


Con con respecto al Partido Socialista, las contrariedades se relacionan con las críticas a Carrió de ciertos campos que le cuestionan ser una de las figuras con las que "la derecha está amontonando una fuerza retrógrada" y sostener una postura opuesta a "un proyecto de cambio progresista". Las oraciones corresponden a Eduardo García, secretario general de la Federación Socialista de Córdoba, que integra un ámbito del PS que disiente substancialmente con Elisa Carrió y otros líderes de la Alianza Civil a los que relaciona con la derecha, y no comparte la visión del kirchnerismo que mantiene esa fuerza, oponiéndose a reeditar la coalición electoral que las dos fuerzas concretaron en dos mil siete. Entre las críticas a Carrió incluyen su oposición al proyecto de despenalizar el aborto presentado por el miembro del Congreso de los Diputados Rubén Giustiniani en dos mil dos, como sus coaliciones con Enrique Olivera, Alfonso Prat Gay, María Eugenia Estenssoro y Patricia Bullrich. Por su lado, Hermes Binner, gobernante socialista de la Provincia de santa Fe, manifestó su disconformodidad con un acuerdo electoral de alcance nacional, para mantener que deben efectuarse pactos distritales, como el existente en su provincia con campos de la Alianza.


Con en comparación con PRO (macrismo), las contrariedades se relacionan con los fuertes acusaciones que la propia Elisa Carrió ha efectuado sobre Mauricio Macri, como por la oposición de ciertos ámbitos internos o bien aliados de la Alianza, que apuntan la incompatibilidad de compartir un mismo espacio con el PRO, debido a la tendencia derechista que le atribuyen a esa fuerza. Carrió ya había declarado en dos mil siete que "Macri es un límite ética inabordable", añadiendo que la resolución de edificar un espacio común con el PRO se restringe a “colaborar y dialogar”, pues existen “enormes diferencias en la concepción del gobierno”.


Con con respecto al peronismo antikirchnerista, las contrariedades se relacionan con la heterogeneidad de los diferentes ámbitos que lo integran y figuras a los que la Alianza Civil llama "límites", como el expresidente Eduardo Duhalde, el expresidente Adolfo Rodríguez Saá y su hermano Alberto Rodríguez Saá, gobernante de la Provincia de San Luis, el ex- gobernante de la Provincia de MisionesRamón Puerta, el ex- gobernante de la Provincia de Buenos AiresFelipe Solá, el millonario y ex- empresario Francisco de Narváez, etcétera En esta línea Carrió ha descartado terminantemente cualquier pacto con Duhalde, y lo mismo ha hecho este último criticando a la líder de la Alianza Civil por tener "exactamente la misma forma de edificar que los Kirchner". Respecto a Felipe Solá, Carrió ha cambiado su rechazo inicial, por repercusión de Margarita Stolbizer, abriendo la posibilidad de un pacto en la estratégica Provincia de la ciudad de Buenos Aires, donde se concentra el treinta y siete por ciento del total de votantes del país.


Con con respecto a los ex- Radicales K dirigidos por el Vicepresidente de la Nación Julio Cobos, Carrió adoptó en un inicio una actitud de fuerte rechazo, acusándolo en dos mil ocho de ser parte de una conspiración golpista contra la presidente Fernández, así como el expresidente Eduardo Duhalde. Con posterioridad Carrió alteró su rechazo inicial por repercusión de Stolbizer y abrió la posibilidad de un pacto. Mas asegura que la integración de Cobos al radicalismo “debe ser resuelto por el partido radical”. A lo largo de la campaña electoral de dos mil nueve, Carrió volvió a enseñar un fuerte enfrentamiento con Cobos, a causa de la asamblea de este, en su condición de Vicepresidente de la Nación, con Francisco de Narváez, cabeza de la lista de aspirantes de la alinza Unión - Pro en la Provincia de Buenos Aires; frente al encuentro, Carrió descalificó a Cobos aseverando que "se supo quién es Cobos", al tiempo que este cuestionó a la líder de la Alianza Civil declarando que "cuando se solidariza con De Narváez es democrática y cuando lo hago me critica".


A fines de enero, Elisa Carrió sostuvo una asamblea de acercamiento con Ricardo López Murphy, un ex- radical que fuera ministro de Defensa y Economía del presidente Fernando de la Rúa y después formó el partido Recrear para el Desarrollo y la coalición Propuesta Republicana (PRO), al lado de Mauricio Macri. En el tercer mes del año los dos se presentaron juntos en la exposición que la líder de la Alianza Civil efectuó en la muestra Expoagro.


Tras el resultado desfavorable logrado por la fórmula Carrió-Pérez en las elecciones presidenciales de dos mil once, la Confederación Alianza Civil fue disuelta, por pacto conjunto de los partidos que la conformaban. Días ya antes, la histórica líder de la Alianza había descuidado su puesto en la conduccón partidaria, siendo sustituida por el miembro del Congreso de los Diputados Pérez.El catorce de diciembre de dos mil once, la Confederación Alianza Civil perdió su personería jurídica, considerándosela, desde ese instante, como un partido oficialmente disuelto.






Está aquí: Inicio > [ ARGENTINA ] > ıllı Coalición Cívica (confederación) wiki: info, historia y vídeos

Las cookies nos permiten ofrecer nuestros servicios. Al utilizar nuestros servicios, aceptas el uso que hacemos de las cookies. Ver políticas