PATRIMONIO CULTURAL LATINO (2018-2019)

INFORMACIÓN SOBRE HISPANOAMÉRICA: CULTURA, HISTORIA, RECURSOS, TURISMO, CIUDADES Y NOTICIAS

Todo sobre Argentina y los Argentinos:

ıllı Claude-Henry-Étienne Bernard de Sassenay wiki: info, historia y vídeos


La información contenida en esta web debe ser considerada como información general, de carácter formativo, educativo o divulgativo, y no puede ser utilizada o interpretada como consejo o diagnótico médico, psicológico o de ningún otro tipo. Es posible que algunos datos mostrados no esten actualizados. Por ello, en caso de duda lo recomentable es consultar a un experto cualificado.


 


 



salud  Claude-Henry-Étienne Bernard de Sassenay 


Miembro de la nobleza del Franco Condado, fue capitán del cuerpo real de dragones. En mil setecientos ochenta y tres heredó de su padre una fortuna notable en propiedades en Haití.


Fue miembro del Congreso de los Diputados por el Segundo Estado —la nobleza— a la Reunión Nacional Constituyente de mil setecientos ochenta y nueve, por Chalon-sur-Saône; contrincante de la Revolución, abandonó la Reunión en el mes de noviembre del mismo año. En mil setecientos noventa y dos se exiló a Inglaterra, donde se incorporó al ejército de emigrados franceses; formó una parte de un regimiento realista francés en Coblenza, Alemania, participando en múltiples campañas contra los revolucionarios. Más tarde se trasladó a Haití, donde participó en el ejército británico en la Primera Guerra de Haití, contra la revolución haitiana y pretendiendo restituir la monarquía francesa en la isla. Exactamente la misma acabó con un armisticio el treinta de marzo de mil setecientos noventa y ocho, entre los representantes ingleses y Toussaint L'Ouverture.


Se trasladó a los E.U. y se residió en Wilmington, en Delaware; allá se casó con Fortunée, hija de Pierre de Bauduy de Bellevue, uno de los creadores de la compañía —actual multinacional de la química— DuPont de Nemours. Desde allá efectuó múltiples viajes, entre ellos uno en el año mil ochocientos a Buenos Aires, donde llevó adelante ciertos negocios. Más tarde retornó a Francia, amparado en una amnistía.


Misión al Río de la Plata


En mil ochocientos ocho, el emperador Napoleón Bonaparte lo mandó llamar urgentemente a Bayona, lugar desde donde lo mandó en una misión al Virreinato del Río de la Plata. Su misión es solicitar al virrey —el francés Santiago de Liniers, que Sassenay había conocido en sus viajes a Buenos Aires— que hiciese reconocer a José Bonaparte como rey de España en el Virreinato.


Sassenay desembarcó en Maldonado a mediados de agosto de ese año, y ordenó al capitán del pequeño navío que lo transportaba aguardarlo en Montevideo, urbe a la que se dirigió por tierra. Allá fue recibido por el gobernante Francisco Javier de Elío, quien le facilitó medios para llegar a Buenos Aires. Allá fue recibido por Liniers en una audiencia pública, con la presencia del Cabildo y la Real Audiencia, y presentó los despachos de Napoleón, sin percibir ningún trato singular del virrey, que lo despidió fríamente. Ahora, el virrey abrió la correspondencia del Emperador, que incluía otra del rey Fernando VII, que terminaba de renunciar ante Napoleón, ordenando suspender los festejos programados por su ascenso al trono. La contestación del Cabildo y la Audiencia fue rehusar todo pacto y expulsarlo en un navío neutral cara Francia; una tormenta impidió que fuera expulsado inmediatamente.


A la noche siguiente, Liniers recibió en su casa a Sassenay, a quien hizo una serie de confidencias, quejándose de la presunta ingratitud de la corona hacia él, héroe de las Invasiones Inglesas. Asimismo charló maravillas del Emperador y solicitó el envío de armas francesas al Río de la Plata. Y unos días después emitió una proclama, pidiendo a la población que se sostuviera neutral en el enfrentamiento dinástico que había estallado en España. El resultado fue la rebelión de Montevideo, donde se creó una junta de gobierno encabezada por Elío, y el rechazo absoluto de una parte del Cabildo de toda posibilidad de ignorar a Fernando VII.


La cárcel y los últimos años


Sassenay se trasladó a Montevideo, donde Elío lo recluyó a lo largo de diez meses, miedoso de que estuviese llevando algún mensaje de Liniers a Napoleón. A lo largo de ese tiempo negó todo complot con Liniers, consiguió escapar mas fue de nuevo atrapado. Mandado a Buenos Aires a pedido del nuevo virrey, Baltasar Noble de Cisneros, por último fue embarcado en un navío inglés, encadenado, cara Cádiz. Allá fue encerrado al lado de miles y miles de soldados y oficiales franceses en un pontón, y descuidado a lo largo de muchos días, con peligro de fallecer de apetito, a lo largo del lugar francés a la urbe. En esa situación, los presos atacaron a sus guardias y cortaron las cuerdas que sostenían amarrado al pontón, que quedó a la deriva; atacado por ingleses y franceses, el pontón se incendió, consiguiendo salvarse unos mil quinientos supervivientes —entre ellos Sassenay, si bien no sabía nadar— que se refugiaron en el ejército sitiador.


Regresó a su hogar poco después, donde se encerró a lo largo de muchos años. A lo largo de la restauración francesa fue secretario de la duquesa de Berry. Un poco antes de la revolución de mil ochocientos treinta fue nombrado miembro del Congreso de los Diputados a la Cámara de Miembros del Congreso de los Diputados por el partido legitimista; al reventar la Revolución, prestó juramento de fidelidad al rey Luis Felipe.


Falleció en Niza en el año mil ochocientos cuarenta.






Está aquí: Inicio > [ ARGENTINA ] > ıllı Claude-Henry-Étienne Bernard de Sassenay wiki: info, historia y vídeos

Las cookies nos permiten ofrecer nuestros servicios. Al utilizar nuestros servicios, aceptas el uso que hacemos de las cookies. Ver políticas