PATRIMONIO CULTURAL LATINO (2018-2019)

INFORMACIÓN SOBRE HISPANOAMÉRICA: CULTURA, HISTORIA, RECURSOS, TURISMO, CIUDADES Y NOTICIAS

Todo sobre Argentina y los Argentinos:

ıllı Causa Ernestina Herrera de Noble sobre sustracción de bebés wiki: info, historia y vídeos


La información contenida en esta web debe ser considerada como información general, de carácter formativo, educativo o divulgativo, y no puede ser utilizada o interpretada como consejo o diagnótico médico, psicológico o de ningún otro tipo. Es posible que algunos datos mostrados no esten actualizados. Por ello, en caso de duda lo recomentable es consultar a un experto cualificado.


 


 



salud  Causa Ernestina Herrera de Noble sobre sustracción de bebés 


La causa penal Ernestina Herrera de Noble sobre sustracción de bebés, en Argentina, trata sobre la mentada empresaria, fallecida en el mes de junio de dos mil diecisiete, viuda de Roberto Noble (creador del Diario Clarín) y una de las primordiales dueñas del Conjunto Clarín. La causa, que acabó con su sobreseimiento, se comenzó en la Argentina cara dos mil dos, y debía ver con la identidad de 2 jóvenes que en mil novecientos setenta y siete fueron adoptados por la acusada.


Tuvo incontables dilaciones y derivó en la destitución del juez Roberto Marquevich decidida por un Tribunal de Enjuiciamiento por estimar que el juez había procedido en forma arbitraria al ordenar la detención de Herrera de Noble y rechazarle la excarcelación.


Uno de los aspectos jurídicos debatidos en esta causa que ha retardado las actuaciones con consecutivas resoluciones y apelaciones es el relativo a la obligación de las supuestas víctimas como hijos de personas desaparecidas de dar material biológico ?muestras de saliva, sangre, pelos, etc.? para cotejarlo con muestras conseguidas de familiares de aquellas personas. En esta causa, los cotejos efectuados con los perfiles genéticos de personas detenidas desaparecidas a lo largo de mil novecientos setenta y cinco y mil novecientos setenta y seis, salvo 3 casos en que la información genética era deficiente, lanzó resultado negativo. Finalmente, la comparación con el resto de los datos guardados asimismo resultó negativa.


Ernestina Herrera de Noble fue por último suspendida en el mes de enero de dos mil dieciseis, por no encontrarse patentiza que la inculpase.


Ernestina Herrera de Noble pidió el trece de mayo de mil novecientos setenta y seis en el Juzgado de Menores N.º 1 de San Isidro, por entonces al cargo de la juez Ofelia Hejt, la adopción de una pequeña que afirmó haber encontrado once días ya antes en una caja de cartón dejada en la puerta de su casa, ofertando como testigos a su vecina Yolanda Echagüe de Aragón y a Roberto García, su chofer, a quien presentó como el cuidador de la finca de Yolanda Echagüe de Aragón. La juez murió en mil novecientos setenta y ocho.


Al instante de la declaración, existieron múltiples contradicciones entre lo declarado por Ernestina de Noble y Yolanda Echagüe de Aragón.Por su parte, Roberto García aseveró en el año dos mil uno, que «nunca concurrió a un Tribunal de Menores en San Isidro», que jamás fue cuidador de finca, y que desde mil novecientos cincuenta y dos fue chofer de Roberto Noble, y tras el fallecimiento de este, prosiguió desempeñando exactamente la misma labor para Ernestina Herrera de Noble.Además, la nieta de Yolanda Echagüe de Aragón, Eugenia Duro de Aragón, declaró que su abuela ?quien había fallecido al instante de la investigación? "no fue vecina de Herrera de Noble".


Poco después, el siete de julio de mil novecientos setenta y seis, Herrera le pidió a exactamente la misma juez, la adopción de otro bebé, un varón que habría sido dejado ese día en exactamente el mismo juzgado de la juez Hejt, por una persona que afirmó ser madre soltera, que exhibió un documento de identidad que entonces se verificó que no le correspondía y dio un domicilio que resultó falso. Ese día, sin más ni más trámite, la juez le entregó la guarda del bebé y apenas cuarenta y tres días después le da la adopción y le impone el nombre de Felipe Noble Herrera.


En mil novecientos noventa y cinco una persona, cuyo esposo era ese día condenado por estafa procesal cometida en un juicio contra Herrera de Noble, efectuó contra esta una primera demanda penal que resultó desechada, como otras 2 siguientes, una de mil novecientos noventa y siete de exactamente la misma denunciante y otra por Guillermo Patricio Kelly de dos mil.


En dos mil dos se efectuó una nueva demanda penal a instancias de las Abuelas de Plaza de Mayo y de las familias Lanuscou-Miranda y García-Gualdero, que suponían que Marcela Noble Herrera y Felipe Noble Herrera, podrían ser hijos de desaparecidos. El juez Marquevich el ocho de enero de dos mil tres procesó a Ernestina Herrera de Noble por los delitos de hacer "introducir en un instrumento público declaraciones falsas en carácter de autora; introducir semejantes declaraciones en documentos públicos destinados a acreditar la identidad de las personas como participante necesario; emplear documentos públicos falsos, los que concurren en forma ideal entre sí; falsificación de documentos públicos destinados a acreditar la identidad de las personas en carácter de participante preciso y empleo de documentos públicos falsos en carácter de autora, los que concurren idealmente entre sí" “uso de documento público falso”, trabó un embargo sobre sus recursos por la suma de un millón de pesos y la citó a declarar bajo libertad temporal.El diecisiete de diciembre de dos mil dos, después de que la procesada no concurriese a las comparecencias, el juez dispuso que la policía condujese detenida a Herrera de Noble para tomarle declaración indagatoria y también de forma inmediata le negó la excarcelación.Herrera de Noble recusó al juez y el Tribunal de Enjuiciamiento decretó, por siete votos sobre nueve, que este proceder había sido "arbitrario y por lo tanto antojadizo” y con “hostigamiento” respecto de Herrera de Noble, y mostró “desprecio por reglas que privilegian la libertad ambulatoria” al rehusar liberar a la empresaria a pesar de su edad y falta de antecedentes. No obstante el fallo resaltó que "la remoción del juez no afecta la investigación sobre la identidad de los hijos de Herrera de Noble".


La asociación Abuelas de Plaza de Mayo, que fue tenida por parte en la causa, aseveró que las irregularidades en el expediente de adopción eran:


La Cámara Federal de Apelaciones dispuso mover de la causa a Marquevich endilgándole parcialidad, anuló la resolución y pasó el expediente al juez federal Conrado Bergesio, quien resolvió que no está probada la existencia de delito por Herrera de Noble y la desligó de presuntas irregularidades en los trámites de adopción de sus hijos, tras examinar en detalle todas y cada una las pruebas. El juez comprendió que no está demostrado que fuesen falsas las declaraciones de testigos sobre de qué manera recibió a su hija Marcela y que las pruebas dejan mantener que probablemente la Sra.de Noble hubiese estado en una casa de San Isidro sin que la aparición de Marcela esté negada por las diligencias practicadas. En el caso de Felipe, los funcionarios judiciales de aquel instante testimoniaron de qué forma el pequeño había sido entregado personalmente al Juzgado de Menores por una mujer sin que Herrera tuviese intervención alguna en el instante de la llegada del bebé al Juzgado sino su actuación fue siguiente a este hecho. La conclusión del juez es que una postura contraria a la carencia de mérito de la señora de Noble "solamente podría fundarse en una cadena de especulaciones, suposiciones, deducciones y suposiciones de suposiciones".Esta resolución fue más tarde confirmada por la Cámara Federal de Apelaciones de San Martín por lo que desde ese instante solo quedó pendiente el tema relativo al examen de histocompatibilidad.


Días tras ser liberada, Ernestina Herrera de Noble emitió su primera y única declaración pública sobre el tema:


El once de agosto de dos mil cuatro, apenas Marquevich fue apartado del caso, Marcela y Felipe Noble Herrera solicitaron que se les realizase un examen de ADN, para poder confrontarlo con las 2 familias demandantes y determinar si guardan vínculo biológico con ellas. El tribunal determinó que dicha «peritación genética» debería efectuarse en el Banco Nacional de Datos Genéticos y respecto de las citadas familias.


El juez Marquevich había sido sustituido por el juez Conrado Bergesio, exactamente el mismo que había pedido la destitución del primero por no haber concedido el arresto domiciliario en una causa sobre hurtos de bebés.Bergesio le imprimió a la causa una enorme lentitud y aceptó una serie de maniobras de la defensa de Herrera de Noble, que los organismos de derechos humanos consideraron claramente irregulares.Por el contrario, el tribunal de apelación de los actos del juez Bergesio, la Sala II de la Cámara Federal de San Martín adoptó una línea de acción frontalmente opuesta al juez, tendientes a determinar si el ADN de Marcela y Felipe Noble Herrera, señala si son hijos de desaparecidos.Luego de que la causa estuviese paralizada a lo largo de 5 años, el juez Bergesio recibió orden de la Sala II de la Cámara Federal de San Martín de tomar los ADN de Marcela y Felipe Noble Herrera, y efectuar los análisis precisos para establecer quiénes son sus progenitores biológicos.


Cuando todo estaba listo para la realización del examen, el veinte de marzo de dos mil diez, la Sala II de la Cámara de Casación Penal dictó un nuevo fallo suspendiendo el estudio mientras que gestionaba un recurso.El hecho generó un escándalo y hasta la presidente de la Nación, Cristina Fernández de Kirchner, anunció en público que apoyaría a las Abuelas de Plaza de Mayo si estas y los posibles familiares de los bebés robados, decidían denunciar a los tribunales argentinos ante tribunales internacionales.Posteriormente la Cámara de Casación rechazó por razones formales ?falta de firma de los interesados? el recurso sin pronunciarse sobre el fondo del mismo con lo que la resolución de la Cámara Federal de San Martín disponiendo que el cotejo no se limite a las 2 familias demandantes habría quedado firme. A fines de abril de dos mil diez la Cámara Federal de San Martín separó de la causa al juez Conrado Bergesio admitiendo una recusación presentado por el fiscal, con lo que tomó exactamente la misma el juzgado en lo Delincuente de Sandra Riachuelo Salgado.


El veintiocho de mayo de dos mil diez por orden de la juez federal de San Isidro Sandra Riachuelo se efectuó en el juzgado una asamblea en el curso de la que se ofreció a Marcela y Felipe que diesen su permiso para la utilización de muestras, ante lo que exactamente los mismos manifestaron su negativa a dar ningún género de material genético, retirándose a su domicilio. La juez dispuso entonces la obtención del material desde las prendas que vestían Marcela y Felipe, para lo que habían de ser detenidos en la vía pública, llevados a su domicilio y que en un sitio privado entregasen la lencería y la indumentaria precisa para efectuar los estudios. En el procedimiento efectuado exactamente el mismo día en el domicilio de los jóvenes intervinieron secretarios del juzgado, médicos del BNDG y del Cuerpo Médico Forense, policías de civil y testigos, el trato con Marcela y Felipe fue con personas del mismo sexo y la entrega de la lencería para conseguir las muestras se hizo en un baño. Simultáneamente la juez elaboró demanda penal contra el juez Bergesio por haber retardado la obtención de esas muestras desde dos mil cuatro.


Los hermanos Noble Herrera mantuvieron en múltiples presentaciones en la causa que se oponían a que el examen de histocompatibilidad fuera efectuado en el Banco Nacional de Datos Genéticos pues ?según alegaban? no les daba seguridad de que sus resultados no fuesen manipulados y por el hecho de que no les daba la posibilidad de efectuar contrapruebas. En el mes de junio de dos mil diez 5 científicos especialistas en biología y genética presentaron un escrito a la juez de la causa manteniendo que no hay forma de cuajar los resultados del examen de ADN pues son logrados de forma automatizada y la información queda documentada electrónicamente. Explicaron que la contraprueba es posible por el hecho de que en un caso así los perfiles de los individuos pueden ser reproducidos en tantas ocasiones como se requiera, aun si se trata de personas fallecidas y, como medida extrema, se puede recurrir a la exhumación con lo que la veracidad de los resultados puede ser confirmada por cualquiera de las partes en pleito que lo desee. En la presentación agregaron: “El propongo de la posibilidad de perturbación o bien cambio de perfil genético de una muestra en el tiempo es una falacia sin fundamento científico. Más anormal todavía es estimar que estos cambios puedan acontecer de modo tal que los resultados del análisis contribuyan a probar la existencia de un vínculo que no existe. Si esto fuera de este modo, los hipotéticos cambios habrían de ser, en un caso así, programados y no fruto del azar.Un hecho técnicamente imposible.”Posteriormente los abogados de Marcela y Felipe Noble Herrera declararon en televisión: “A nuestros peritos no les van a lograr el material genético de las familias que están en el Banco Nacional de Datos Genéticos. Les darán un papel que dirá que los datos genéticos allá consignados corresponden a tal o bien como familia mas no el material genético directamente” y añadieron que es realmente difícil la contraprueba y que la propia directiva del Banco reconoció que no existe material genético original de todas y cada una de las familias que procuran a hijos de desaparecidos.


El dos de junio de dos mil once la Sala II de la Cámara de Casación Penal ordenó que Marcela y Felipe Noble Herrera, los hijos adoptivos de la dueña de Clarín, se sometan «a la extracción directa, con o bien sin permiso, de mínimas muestras de sangre, saliva, piel, pelo o bien otras muestras biológicas» que les pertenezcan de «manera indubitable» para poder determinar si son hijos de desaparecidos. El tribunal, de este modo, hizo sitio a un reclamo de las Abuelas de Plaza de Mayo. No obstante, simultáneamente, fijó un límite y solo habilitó la comparación de los perfiles genéticos de los jóvenes con el ADN de las familias de personas «detenidas o bien desaparecidas con certeza» hasta el trece de mayo de mil novecientos setenta y seis, en el caso de Marcela, y hasta el siete de julio del mismo año en el de Felipe. La obtención del material genético no seria inmediata, puesto que las partes podían apelar y el tema inevitablemente desembocaría en la Corte Suprema, que tendriá la palabra final sobre la discusión de fondo. A este respecto Estela de Carlotto dijo:


El diecisiete de junio de dos mil once, data límite para recurrir el fallo de la Cámara frente a la Corte Suprema, el Gobierno, a través del fiscal Raúl Plée, una de las familias demandantes y las Abuelas de Plaza de Mayo apelaron el fallo de la Sala II de Casación, no obstante en una medida sorpresiva que tuvo gran influencia en los medios de prensa, los representantes letrados de Marcela y Felipe Noble Herrera presentaron un escrito a la juez federal de San Isidro Sandra Riachuelo Salgado en el que solicitaban que se les efectúen “cuanto antes” nuevas extracciones de sangre para confrontar su ADN con todo el Banco Nacional de Datos Genéticos (BNDG), tal como era reclamado por los demandantes. Los abogados de los hermanos explicaron que con su resolución Marcela y Felipe procuran “llevarle paz y calma a su madre, a la que por su edad y estado de salud, no desean exponer a nuevos agravios y sufrimientos a lo largo del plazo que puede perdurar una apelación frente a la Corte”.


Por su parte, Alan Iud ?abogado de Abuelas? afirmó que tomaran los recaudos a fin de que la destreza que se haga respete todos y cada uno de los procedimientos frecuentes y que no haya situaciones extrañas y inciertas como ha ocurrido en tantas ocasiones en esta causa”.


El once de julio de dos mil once se supo que el examen efectuado en el Banco Nacional de Datos Genéticos (BNDG) descubrió que Marcela y Felipe Noble Herrera no son hijos de las 2 familias demandantes, Miranda-Lanoscou y García-Gualdero, que demandaban la paternidad de los 2 jóvenes. El BNDG llegó a esta primera conclusión a través de un procedimiento informatizado. En el trámite estuvieron Riachuelo Salgado, la fiscal Rita Molina y los peritos de las partes.


El quince de julio de dos mil once concluyó el segundo examen en el que, después de comparar el ADN de los dos jóvenes, la Justicia verificó que no son hijos de personas desaparecidas en mil novecientos setenta y cinco y mil novecientos setenta y seis, año este último en que nacieron los hermanos. Este estudio es el más esencial de los 3 ordenados por la juez federal Sandra Riachuelo Salgado, por el hecho de que el cotejo consistió en cotejar los perfiles genéticos de Marcela y Felipe ?que nacieron a principios de mil novecientos setenta y seis y fueron entregados en guarda, respectivamente, en el mes de mayo y julio de ese año?, con el de familiares de personas que desaparecieron en los veinticuatro meses más cercanos a aquellas datas.


El ADN de Marcela fue entrecruzado con el de cincuenta y cinco familias, mas en 3 de ellas la información genética libre resultó deficiente para excluir o bien confirmar algún vínculo, conforme afirma el informe que firmaron la titular del BNDG, María Belén Rodríguez Cardozo, y el resto de los peritos. En el caso de Felipe el análisis se hizo con cincuenta y siete familias y asimismo resultó que faltaban datos de una de las familias.


La tercera etapa consistió en cotejar los datos de Marcela y Felipe con la totalidad de las muestras guardadas en el BNDG, dicho procedimiento, que concluyo el nueve de octubre de dos mil doce, tuvo resultado negativo.


El caso de Marcela y Felipe Noble Herrera ha dado sitio a un fuerte discute mediático y político que, alén de este caso particularmente, se refiere por lo general a la obtención del ADN y la negativa mantenida hasta determinada data por los supuestos hijos secuestrados a dar muestras biológicas.


El cronista Mempo Giardinelli aseveró en una nota que los jóvenes «Marcela y Felipe Noble Herrera son los herederos de una fortuna de mil millones de euros y de un enorme poder, el que perderían en el caso de probarse otras filiaciones. Y esto asimismo dejaría al Conjunto prácticamente acéfalo, cada vez que el matrimonio entre Roberto Noble y Ernestina Herrera no tuvo descendencia natural».El exjuez federal Gabriel Cavallo descartó que el resultado pudiese incidir en la herencia afirmando: «El código civil establece que la señora de Noble puede dejar a quien desee sus recursos. La ley lo permite», asevera Gabriel Cavallo.


El cronista Mariano Grondona, en su tradicional programa de opinión política Hora clave del 1 de noviembre de dos mil nueve, mantuvo en público que cuando los supuestos hijos de secuestrados son mayores de edad no pueden ser obligados a dar material biológico para determinar su identidad.En ese programa, el cronista Luis Novaresio, cooperador de Grondona, tuvo un pensamiento diferente al del conductor sobre la extracción de sangre a posibles hijos/nietos de desaparecidos, a lo largo de una entrevista a la miembro del Congreso de los Diputados de la Alianza Civil ARI, Fernanda Gil Joven.Desde ese día, el coconductor dejó de participar de Hora clave.


La posibilidad de una extracción apremiante de muestras motivó críticas de ciertos políticos de la oposición: Ricardo Alfonsín, Eduardo Duhalde, Francisco de Narváez, Margarita Stolbizer, Julio Cobos, Ricardo Gil Lavedra o bien Martín Redrado.Elisa Carrió, líder del partido Alianza Civil ARI, asimismo expresó su opinión contraria a la extracción apremiante de sangre y manifestó que «los hijos de Herrera de Noble son nuestros hijos».


Por el otro lado, se han declarado en favor de la obtención apremiante, ciertas personas pertenecientes a organizaciones de defensa de los Derechos Humanos como Estela de Carlotto y Adolfo Pérez Esquivel, y otros políticos, como Néstor Kirchner, Cristina Fernández de Kirchner, Hugo Moyano, Daniel Scioli, Pino Solanas y Aníbal Fernández.


El treinta de diciembre de dos mil quince la juez Sandra Riachuelo Salgado dictó el sobreseimiento de Herrera de Noble, al comprender que en la causa no existía patentiza alguna que probara los hechos por los que fuera acusada. "En atención al resultado negativo que lanzó el peritaje de ADN a los fines de establecer vínculo biológico con los conjuntos familiares de personas desaparecidas a lo largo de la última dictadura militar que integran el Fichero Nacional de Datos Genéticos, no existe motivo de sospecha", sentenció la juez.






Está aquí: Inicio > [ ARGENTINA ] > ıllı Causa Ernestina Herrera de Noble sobre sustracción de bebés wiki: info, historia y vídeos

Las cookies nos permiten ofrecer nuestros servicios. Al utilizar nuestros servicios, aceptas el uso que hacemos de las cookies. Ver políticas