PATRIMONIO CULTURAL LATINO (2018-2019)

INFORMACIÓN SOBRE HISPANOAMÉRICA: CULTURA, HISTORIA, RECURSOS, TURISMO, CIUDADES Y NOTICIAS

Todo sobre Argentina y los Argentinos:

ıllı Carlos Rusconi wiki: info, historia y vídeos


La información contenida en esta web debe ser considerada como información general, de carácter formativo, educativo o divulgativo, y no puede ser utilizada o interpretada como consejo o diagnótico médico, psicológico o de ningún otro tipo. Es posible que algunos datos mostrados no esten actualizados. Por ello, en caso de duda lo recomentable es consultar a un experto cualificado.


 


 



salud  Carlos Rusconi 


Carlos Rusconi - de origen humilde y progenitores italianos - nació el dos de noviembre de mil ochocientos noventa y ocho, en Buenos Aires, y murió en Mendoza (Argentina), el veintidos de febrero de mil novecientos sesenta y nueve.


Su inclinación inicial fue por el arte: a los 5 años se despertó en él la vocación por el dibujo y la pintura. En mil novecientos diecisiete, estudió en la academia del maestro Manzo. Un par de años después, procuró anotarse en la Academia de Preciosas Artes de la ciudad de Buenos Aires, mas no fue admitido, por no haber concluido la escuela primaria.


En esa temporada, adquirió en una librería de libros utilizados “La antigüedad del hombre en el Plata”, de Florentino Ameghino, lo que despertó su vocación por las ciencias naturales y, de manera especial, por la paleontología.


Sus primeras indagaciones como paleontólogo las efectuó ya antes de cumplir veinte años, examinando - entre mil novecientos dieciocho y mil novecientos veintiuno - las riberas del Río de la Plata; especialmente, los toscales situados en las estaciones de Olivos y Anchorena, tal y como lo habían hecho quienes le antecedieron, renombrados especialistas del siglo XIX.


Fue autodidacta - apenas llegó a tercer grado de la escuela primaria -; sin embargo, aprendió por cuenta propia inglés, francés, italiano y portugués, para acceder a trabajos científicos. Esta vocación le dejó adquirir conocimientos que le valieron su adscripción ad-honorem a la sección Paleontología del Museo Nacional de la ciudad de Buenos Aires (actual Museo Argentino de Ciencias Naturales Bernardino Rivadavia), desde mil novecientos diecinueve a mil novecientos treinta. Allá, conoció a quienes fueron sus maestros: Carlos Ameghino y Lucas Kraglievich.


En mil novecientos veintidos, efectuó excursiones a las grandes excavaciones que se estaban efectuando en el Puerto Nuevo (Buenos Aires), sobre el Río de la Plata. En ese año, examinó las excavaciones que se efectuaban en grandes obras públicas. Producto de sus observaciones, fue la publicación, en mil novecientos treinta y siete, de su contribución al conocimiento de la geología de la Urbe de la ciudad de Buenos Aires y sus aledaños - con singular referencia a su fauna - con el auspicio de la Academia Nacional de Ciencias de Córdoba.


En mil novecientos veintitres, efectuó observaciones geológicas en las barrancas del Río de La Plata, frente al departamento de Colonia (Uruguay).


En mil novecientos treinta, la Academia Nacional de Ciencias Precisas, Físicas y Naturales de la ciudad de Buenos Aires, le dio una mención de honor en el premio "Eduardo L. Holmberg", por su trabajo "Las especies fósiles argentinas de pecaríes (Tayassuidae) y sus relaciones con las de Brasil y Norteamérica", publicado en los Anales del Museo Nacional de Historia Natural.


A partir del dieciocho de septiembre de mil novecientos treinta y cuatro, publicó - con su exclusivo esmero personal - un folleto, del que se editaron treinta y dos números.


El quince de julio de mil novecientos treinta y cinco, vio la luz en la ciudad de Buenos Aires la Gaceta Argentina de Paleontología y Antropología (Ameghinia), dirigida por Carlos Rusconi, en cooperación con Ernesto Andía, la que llegó hasta el número 6, por razones económicas. Era una gaceta de orden especializado, relacionada con todo cuanto se refiere a la biología de los vertebrados.


Asumió, en mil novecientos treinta y seis, el cargo de Jefe de la Sección Mastozoología del Jardín Zoológico de la ciudad de Buenos Aires. Para entonces, Rusconi ya contaba con una frondosa producción de campo, iniciada en mil novecientos diecisiete.


En mil novecientos treinta y siete, el gobierno de la provincia de Mendoza lo designó, desde el trece de enero de ese año, Directivo del Museo de Ciencias Naturales y Antropológicas ¨"Juan Cornelio Moyano", cargo que ejercitó a lo largo de más de 31 años, hasta su renuncia, el diecinueve de julio de mil novecientos sesenta y ocho.


En ese año, Rusconi donó al Museo de Mendoza su compilación particular, reunida a lo largo de las excursiones efectuadas en la ciudad de Buenos Aires. Estaba constituida por unas ciento cincuenta piezas, consistentes en restos fósiles de mamíferos y vegetales, ejemplares marinos, restos arqueológicos y distintas publicaciones, todas y cada una de su autoría.


En el mes de marzo, de mil novecientos treinta y siete, efectuó los primeros viajes por el val de Uspallata, para investigar los yacimientos arqueológicos y antropológicos que allá existían; como asimismo estudiar la vieja Ciudadela de Ranchillos.


A partir de entonces, realizaron con el maestro Manuel Tellechea numerosas excursiones a Paramillos de Uspallata, donde recaudaron gran cantidad de fósiles del Triásico (invertebrados, vertebrados y vegetales), que sirvieron de base más tarde para esenciales publicaciones sobre la zona.


Entre mil novecientos treinta y siete y mil novecientos treinta y nueve, Rusconi asimismo describió en esa área la secuencia geológica y los leños petrificados del llamado “Yacimiento o bien bosque de Darwin”, y llevó un ejemplar al Museo de Ciencias Naturales y Antropológicas "Juan Cornelio Moyano", de la urbe de Mendoza, que todavía se conserva en su compilación.


El 1 de junio de mil novecientos treinta y ocho, Carlos Rusconi y el maestro Tellechea, emprendieron viaje cara la localidad de Los Molles (Malargüe), comprobando que los restos fósiles hallados en esa zona correspondían a un ejemplar de Ictiosaurio. Por último, después de una dura labor, se consiguió salvar el sesenta por ciento del esqueleto de este ejemplar, llamado Ancanamunia mendozana Rusc., al que se le sumó el cuarenta por ciento restante con vértebras y costillas recreadas en yeso. Este ejemplar, una vez terminado, alcanzó una longitud total de siete metros. Está considerada como una de las piezas más esenciales y valiosas del museo, por ser el primer Ictiosaurio y el más completo hallado hasta el instante en Mendoza.


A partir de mil novecientos treinta y nueve, fue maestro de Prehistoria en la Universidad Nacional de Cuyo - en la Capacitad de Filosofía y Letras -, Miembro pertinente de la Academia de Ciencias de la ciudad de Buenos Aires y habitual cooperador de los primordiales periódicos de la ciudad de Buenos Aires y Mendoza, labor que cumplió, simultáneamente, con la publicación de abundantes artículos en el extranjero. Rusconi asimismo fue Miembro del Instituto de Estudios Superiores de Montevideo (Sección investigaciones Paleontológicas), Vocal del Primer Congreso Nacional de Historia, Miembro de la Sociedad Argentina de Anatomía Normal y Patológica, Co-Directivo y creador de la "Gaceta Argentina de Paleontología y Antropología" y cooperador de la Gran Enciclopedia Jackson de la ciudad de Buenos Aires.


En enero de mil novecientos cuarenta y cinco descubrió, por vez primera en Mendoza, trilobites y otros organismos fósiles del Cámbrico Medio; como asimismo graptolites del Ordovícico, el la Quebrrada de San Isidro, pocos quilómetros al oeste de la urbe de Mendoza. Más tarde, en cooperación con Manuel Tellechea, siguió las investigaciones en la zona nordeste de esa quebrada, descubriendo nuevos fósiles del Paleozoico. Asimismo estudió los yacimientos de calizas del Cerro Pelado, Salagasta, El Totoral, Cerro La Cal, etcétera, donde descubrió nuevos yacimientttos fósiles.


En mil novecientos cuarenta y siete se publicó, bajo su dirección, la "Gaceta del Museo de Historia Natural de Mendoza". El primer número apareció el treinta y uno de diciembre de mil novecientos cuarenta y siete, y el último el dos de noviembre de mil novecientos sesenta y siete, lo que conformó un total de veintiseis volúmenes.


Publicó asimismo "Poblaciones pre y artículo hispánicas de Mendoza", en 4 grandes tomos, que poseen sus estudios geográficos, etnográficos, arqueológicos y de genealogías indígenas de Mendoza; obra que fue premiada por la Legislatura de esa provincia y, además de esto, por la Dirección Nacional de Cultura de la ciudad de Buenos Aires. Esta entidad le dio el primer premio regional (zona andina) al primer volumen (mil novecientos sesenta y uno); y mención singular para los 3 sobrantes. Otra de sus primordiales obras - "Animales extinguidos de Mendoza y de la Argentina" - fue editada en mil novecientos sesenta y siete. Esta obra - que condensa su tarea paleontológica - consta de cuatrocientos ochenta y nueve páginas, doscientos setenta y seis figuras y cuarenta y cinco láminas. Rusconi legó al patrimonio cultural los derechos de autor de su publicación.


Por otra parte, publicó más de cuatrocientos artículos, en más de 75 gacetas científicas de Argentina, como Physis, Anales de la Sociedad Científica Argentina, Anales de la Sociedad de Estudios Geográficos, Publicación del Museo Florentino Ameghino, Gaceta de Medicina Veterinaria, Notas Preliminares del Museo de la Plata, La Ingeniería, Gaceta de la Universidad de Córdoba, El Monitor de la Educación Común, Fichero Nacional de Biología y Medicina, Gaceta de Odontología, Gaceta del Museo de Historia Natural de Mendoza; y del extranjero (Uruguay, Chile, Brasil, Perú, Colombia, USA, Francia, Portugal y otros países), ciertos cuales se consignan seguidamente.


Además, contribuyó con un aporte literario de más de setenta y ocho publicaciones de carácter general. Dejó nuevas las próximas obras: "Folklore: material cuyano"; "Recuerdos de viajes y aspectos de mi vida"; "Un malón indio" y "Mis montañas", las que suman, en conjunto, más o menos 3 mil páginas. Consiguió abundantes nombramientos y reconocimientos.


Realizó más de setecientos sesenta excursiones, unas cuatrocientos desde la provincia de Mendoza. Como fruto de estos viajes se reunieron más de cincuenta piezas, entre aquéllas que resaltan las arqueológicas, antropológicas y paleontológicas; entre ellas,547 tipos. Este material - coleccionado personalmente por el estudioso - está correctamente documentado y fue destinado al repositorio del Museo de Ciencias Naturales y Antropológicas "Juan Cornelio Moyano", de la urbe de Mendoza.Además, se incorporaron otras piezas por el sistema de canje.


Como homenaje póstumo, y en reconocimiento a su fecunda y meritoria labor, la Subsecretaría de Cultura de la Nación le dio el Premio a la Producción Científica y Literaria, de los años mil novecientos sesenta y nueve-setenta, por su obra "Animales Extinguidos de Mendoza y de la Argentina".


El siete de abril de mil novecientos setenta y cuatro, se nomina "Carlos Rusconi" a la sala de Paleontología del Museo de Ciencias Naturales y Antropológicas "Juan Cornelio Moyano", de la Mendoza, en homenaje a su memoria, y a su extensa y proficua tarea.


En el año dos mil doce, Diario Los Andes hizo una valoración de las investigaciones arqueológicas de Rusconi en la zona llamada Barrancas (Maipú) (suplemento Patrimonio Natural y Cultural de Mendoza, N.º diecinueve, junio de dos mil doce).






Está aquí: Inicio > [ ARGENTINA ] > ıllı Carlos Rusconi wiki: info, historia y vídeos

Las cookies nos permiten ofrecer nuestros servicios. Al utilizar nuestros servicios, aceptas el uso que hacemos de las cookies. Ver políticas