PATRIMONIO CULTURAL LATINO (2018-2019)

INFORMACIÓN SOBRE HISPANOAMÉRICA: CULTURA, HISTORIA, RECURSOS, TURISMO, CIUDADES Y NOTICIAS

Todo sobre Argentina y los Argentinos:

ıllı APUBA wiki: info, historia y vídeos


La información contenida en esta web debe ser considerada como información general, de carácter formativo, educativo o divulgativo, y no puede ser utilizada o interpretada como consejo o diagnótico médico, psicológico o de ningún otro tipo. Es posible que algunos datos mostrados no esten actualizados. Por ello, en caso de duda lo recomentable es consultar a un experto cualificado.


 


 



salud  APUBA 


La historia y el desarrollo institucional de APUBA son como es lógico inescindibles de la historia de nuestra Nación y, particularmente, de los diferentes avatares que debió enfrentar la Educación Pública y la Universidad durante estos años, lo que incluye haber subsistido a sanguinolentas dictaduras, opresivos planes de destrucción neoliberal y sistemáticas contrariedades presupuestarias, entre otros muchos escenarios.Fue esencialmente la característica particular de sus trabajadores no enseñantes, con inquietudes y necesidades concretas, la que motivó la acción organizada. Por su parte, esta organización, fue la que dejó que los trabajadores y trabajadoras pudiesen enfrentar esas duras realidades y lograr el grado de desarrollo y la fuerza como actor político que el día de hoy ostentan en la Universidad más esencial de Argentina.


Década del ´50, el origen:La historia sindical de los trabajadores de la UBA se comienza en la década del ´50, instante en que la Argentina se asomaba a un nuevo proceso, político y social. En mil novecientos cincuenta y cinco, el conjunto militar autodenominado "Revolución Libertadora" derribó al presidente Juan Domingo Perón. Desde ese instante el gobierno dictatorial de hecho tuvo como objetivo principal, “desperonizar” el país, tirando por tierra las diferentes conquistas de la clase trabajadora. Para ejercer resistencia y resguardarse, la herramienta más esencial que tenían a su alcance por aquellos años los trabajadores era la organización. De esta manera en mil novecientos cincuenta y ocho se creó la Asociación del Personal de la Universidad de la ciudad de Buenos Aires para representar a los trabajadores no enseñantes. Los primeros pasosLas acciones iniciales de la nueva Asociación estuvieron destinadas a la organización. Por una parte se trabajó en el establecimiento de la personería gremial y el ordenamiento interno del Sindicato, por el otro se luchó —nucleados en la FATUN— por la aprobación del primer Estatuto y Escalafón. Una parte de la organización fue, en mil novecientos sesenta, la entrega de los primeros carnés para afiliados. El veinticuatro de julio de mil novecientos sesenta y dos, después de reclamos, paros y movilizaciones, fue aprobado el primer Escalafón del Personal No Enseñante de Universidades Nacionales. Entonces vino la dura labor de encasillamiento del personal y de hacer eficaz la partida presupuestaria.


Crecimiento vs. Dictadura APUBA prosiguió medrando, en el mes de agosto de mil novecientos sesenta y cuatro, se efectuaron las primeras elecciones de Comisión Directiva, resultando como primer Secretario General escogido, Mario Miguel. En mil novecientos sesenta y cinco, fue inscrita en el Registro de Asociaciones Profesionales de Trabajadores, con personería gremial y se aprobó su Estatuto. Ese año se consiguió adquirir un edificio propio en Ayacucho mil setecientos veintiseis, sede donde sigue marchando. El espacio fue adquirido merced a la contribución de sus afiliados que hicieron aportes expepcionales para conseguir el sueño de la casa propia.Pero desde mediados de mil novecientos sesenta y seis una nueva dictadura dirigida por Juan Carlos Onganía golpeó al país. Su gobierno significó duras acciones en la Universidad y asimismo en APUBA. El doce de septiembre de mil novecientos sesenta y seis el Sindicato fue intervenido militarmente. Recién en mil novecientos sesenta y nueve los trabajadores recobraron el Sindicato y convocaron a elecciones de Comisión Directiva, resultando escogido Secretario General Antonio Martínez —quien lideró el Sindicato a lo largo de 3 ordenes consecutivos—. APUBA debió luchar férreamente por aquellos años por mantener su exclusividad, dependiendo de la especificidad del trabajador universitario, en frente de intentos gubernativos de incluirla en el extenso margen de los trabajadores estatales.


El golpe más duro…Luego de la muerte de Perón y con la Asunción de María Estela Martínez, Alberto Ottalagano fue nombrado Rector. Con él llegó la ultraderecha a la UBA y empezó una violenta depuración del personal. El cinco de noviembre de mil novecientos setenta y cuatro reventó una bomba en el Sindicato, puesta en la ventana del frente del edificio. Esta bomba significó no solo una amenaza, sino más bien la patentiza de las diferentes posturas de los ámbitos gremiales. Un día siguiente de la explosión de la bomba —tomando ese hecho como pretexto— conjuntos que respondían al gobierno tomaron violentamente el Sindicato: era preciso eliminar la oposición sindical a cualquier costo. La Comisión Directiva fue obligada a abandonar y se nombró una nueva Comisión Directiva funcional a los intereses del gobierno. No obstante, desde ese nombramiento, en las facultades y también institutos empezaba a gestarse una naciente resistencia. Mas el veinticuatro de marzo de mil novecientos setenta y seis, tras un nuevo Golpe de Estado, tomó el poder la dictadura más violento y atroz de la historia argentina. El “Proceso de Reorganización Nacional” vino a imponer por la fuerza de las armas un nuevo modelo de país: social, cultural y económico. Fueron intervenidos todos y cada uno de los gremios y derogada la ley de protección laboral. Pupilos, enseñantes y no enseñantes de la Universidad padecieron las duras consecuencias del recorte de presupuesto, censura, opresión y las más horribles formas del terrorismo de estado. El conjunto que había tomado por fuerza el Sindicato, lo dejó a cargo de los militares. Cesantías, persecuciones y desapariciones fueron una incesante para cualquier conjunto que intentara mantener las reivindicaciones de los trabajadores. Recién cara el final de la dictadura, en mil novecientos ochenta y dos, APUBA comenzó a rearmarse. Por último, en mil novecientos ochenta y cuatro se consiguieron las ansiadas elecciones y triunfó extensamente el “Gallego” Martínez, quien había sido expulsado del Sindicato sin finalizar su cargo.


Democracia y florecimiento de APUBAEn el instante en que aceptó Martínez, la UBA estaba recomponiéndose y con ella debían recomponerse los derechos de los trabajadores. Por este motivo, se luchó por la reincorporación de los compañeros apartados de sus cargos a lo largo de la dictadura y por la firma de un nuevo Escalafón. En mil novecientos ochenta y siete se consiguió la firma de un nuevo Escalafón, aprobado por el Decreto N.º dos mil doscientos trece y empezó la labor del reencasillamiento. Un par de años después, en mil novecientos ochenta y nueve, se efectuaron elecciones de Comisión Directiva resultando elegido como Secretario General Roberto Garuzzo.Con la vuelta de la democracia, cualquiera fuere el tema a discutir, la acción gremial en APUBA se desarrollaba bajo la modalidad de Plenarios de Encargados y Reuniones numerosas. Esta nueva etapa significó un reflorecimiento de APUBA.Sin embargo, la bonanza que trajo la democracia duró poco. Cara mil novecientos ochenta y nueve la Universidad ingresó en un periodo crítico, con ajustes permanentes, congelamiento salarial y muy reducidos ingresos. APUBA paralizó la Universidad por semanas en reclamo del aumento de sueldo, en luchas masivas y también históricas. En ese instante se lograron paliativos en frente de la crisis y una asignación estímulo. A lo largo de este periodo fue fundado el CREDA (Centro de Rehabilitación y Estimulación de APUBA).

Marcha de Trabajadores y Trabajadoras no enseñantes por incremento del presupuesto universitario y los salarios

Renovación y nuevas luchasEn mil novecientos noventa y cuatro, el Frente Unida Cobrizo, encabezado por Jorge Anró, ganó las elecciones y enfrentó un nuevo rumbo para el Sindicato, considerablemente más plural. Aunque los inicios fueron complejos por la complejidad de reunir creencias tan distintas, con posterioridad, el conjunto se dirigió y dejó un desarrollo notable del gremio. Se encaraban a un escenario bastante difícil, de fuerte desfinanciación, con serios problemas en Facultades y centros de salud universitarios. A pesar de ello, en mil novecientos noventa y ocho el Frente Unidad Cobrizo ganó su segunda elección y siguió combatiendo en una situación de país desfavorable: achicamiento del Estado, recortes presupuestarios, enfrentamientos entre Gobierno y Universidad. APUBA se movilizó y marcó resistencia dados estos hechos, eludiendo el recorte de sueldos y consiguiendo una igualiaria general.


De dos mil dos a la actualidad: una forma nueva de hacer sindicalismoEn dos mil dos volvió a ganar la Lista Unidad Cobrizo, mas —a diferencia de las gestiones anteriores— afianzó un nuevo modelo con más participación de las comisiones internas y extensa legitimidad política. El comienzo de este periodo implicó una sucesión de hechos definitivos para la vida de los trabajadores no enseñantes. Entre tantos, se puede mentar la integración de un auxiliar no remunerativo llamado “Ayuda social”, la unificación de la “paritaria local”, el notable aumento de sueldo y la creación de FACULTAR, el Centro de Cultura y Formación de APUBA. Podemos destacar que los avances ocurridos en APUBA y en la Universidad como conjunto, tuvieron fundamento en la política de educación ejercida por el Gobierno Nacional. Desde la Presidencia de Néstor Kirchner, la Universidad disfrutó de mayor presupuesto y ponderó su compromiso con la realidad y con las necesidades de los trabajadores. El enorme avance definitivo de esta etapa fue, en dos mil seis, la aprobación del primer Acuerdo Colectivo de Trabajo para Universidades Nacionales, lo que significó un fuerte impulso a la carrera administrativa una aguardada recomposición salarial y el establecimiento de derechos laborales en todo el país. Por otro lado, se consiguieron aportes del Estado para prosperar el funcionamiento y también infraestructura de los centros de salud universitarios. Además de esto, con el paso del tiempo APUBA fue ampliando su participación en diferentes campos sindicales y organizaciones internacionales como la ISP (Internacional de servicios Públicos). Más tarde, con la creación de la CONTUA y ejercitando las 2 primeras presidencias de esta Confederación Regional, los trabajadores no enseñantes de todo el continente adquirieron una mayor visibilidad y permitieron el ejercicio específico de la solidaridad sudamericana, encarando con la fuerza de la unidad las injusticias de la zona más dispar del planeta.Pueden marcarse otros jalones esenciales de los últimos tiempos, como la participación de los trabajadores en la conducción de su Obra Social, DOSUBA; la primera emisión de La Posta TV, primer programa televisivo de un sindicato no enseñante en Argentina, ocurrida en 2008; la creación del CPL (Centro Precautorio Laboral)); o bien la instauración de la Tecnicatura en Administración y Administración Universitaria, carrera terciaria de profesionalización de la labor no enseñante, alcanzada por medio de un acuerdo entre APUBA y la UBA.






Está aquí: Inicio > [ ARGENTINA ] > ıllı APUBA wiki: info, historia y vídeos

Las cookies nos permiten ofrecer nuestros servicios. Al utilizar nuestros servicios, aceptas el uso que hacemos de las cookies. Ver políticas