PATRIMONIO CULTURAL LATINO (2018-2019)

INFORMACIÓN SOBRE HISPANOAMÉRICA: CULTURA, HISTORIA, RECURSOS, TURISMO, CIUDADES Y NOTICIAS

Todo sobre Argentina y los Argentinos:

ıllı Alejandro Olmos wiki: info, historia y vídeos


La información contenida en esta web debe ser considerada como información general, de carácter formativo, educativo o divulgativo, y no puede ser utilizada o interpretada como consejo o diagnótico médico, psicológico o de ningún otro tipo. Es posible que algunos datos mostrados no esten actualizados. Por ello, en caso de duda lo recomentable es consultar a un experto cualificado.


 


 



salud  Alejandro Olmos 


Olmos, natural de Tucumán, cursó sus estudios en la ciudad de Buenos Aires. Todavía pupilo del instituto secundario, a los trece años empezó su carrera periodística con un programa en LRA1 Radio Nacional; ya entonces participaba en las actividades de los conjuntos nacionalistas nucleados cerca de José Luis Torres.


A diferencia de los nacionalismos integristas y de corte católico de décadas precedentes, que se habían abocado a la defensa de la identidad nacional contra la repercusión cosmopolita de los inmigrantes y al promuevo de las formas tradicionales de organización de la producción agraria contra el desarrollismo laico y fabril de la Generación del '80, los movimientos nacionalistas de la década del treinta cobraron cuerpo desde la iniciativa yrigoyenista de dar cabida a las masas en el campo político, y su programa de fortalecimiento nacional tenía como eje la demolición de las oligarquías urbanas y estancieras donde el nacionalismo integrista tenía su primordial asidero.


En el contexto político de la Década Vil —un término elaborado por Torres— esto implicaba una activa militancia contra las injerencias extranjeras en la economía nacional, fuera a través de los organismos de crédito o bien a través de la inversión directa en campos estratégicos, los dos canales empleados ampliamente a lo largo del gobierno de José Félix Uriburu. Olmos, miembro de la Unión Nacional de Estudiantes Secundarios, hizo una intensa militancia política fuera de las líneas partidarias; a lo largo de sus estudios en la Capacitad de Derecho y Ciencias Sociales de la Universidad de la ciudad de Buenos Aires prosiguió el contacto con la intelectualidad antimperialista, de manera especial la nucleada en torno a Raúl Scalabrini Ortiz y cercana a FORJA, que preludiaba el alegato obrerista que entonces caracterizaría al peronismo.


Los estudios histórico-políticos de FORJA resaltaban la repercusión británica en la menguada evolución de la capacidad económica de los países sudamericanos, sobre todo basándose en la complicidad de los interes de tipo comercial porteños. Olmos y el movimiento presionaron intensamente contra la concesión de ulteriores privilegios a las potencias extranjeras y la revocación de aquellas concedidas hasta data muy reciente, como las acordadas por el Acuerdo Roca-Runciman.


En mil novecientos cuarenta y tres Olmos apoyó la autodenominada Revolución del cuarenta y tres, que depuso al gobierno de Ramón Castillo —elegido fraudulentamente— para poner en el gobierno al general Arturo Rawson. Si bien entre el Conjunto de Oficiales Unidos (GOU), el primordial actor del golpe, y el nacionalismo de Scalabrini Ortiz y Arturo Jauretche existían esenciales diferencias ideológicas —sobre todo respecto al verticalismo, la filiación católica y la germanofilia de los primeros—, el carácter nacionalista del GOU y su voluntad de no ceder a la presión de Norteamérica y británica que impulsaba el ingreso argentino a la Segunda Guerra Mundial fueron motivos de una coalición inestable mas perdurable.


Cuando, por el Tratado de Chapultepec, Argentina por último declaró la guerra a las fuerzas del Eje, Olmos presentó un recurso frente a las cortes federales procurando impugnar exactamente el mismo. Su acción contó con apoyo en el Partido Único de la Revolución Nacional —la coalición formada por la Junta Renovadora de la UCR, el Partido Socialista y el Partido Independiente que daría origen al Partido Justicialista— y un conjunto de miembros del Congreso de los Diputados encabezado por John William Cooke votó contra la disciplina partidaria, argumentando que el Tratado condenaba a la Argentina a la pérdida de su soberanía nacional.


Las bastante difíciles relaciones de Olmos con el movimiento peronista seguirían en los años siguientes; cuando, en mil novecientos cuarenta y siete, el directivo general de Fabricaciones Militares, Manuel Savio, presentó el proyecto del Plan Siderúrgico Nacional —que se transformaría ocasionalmente en la Ley doce y novecientos ochenta y siete, llamada "Ley Savio"—, Olmos protestó enérgicamente contra la participación del Eximbank —la agencia oficial de crédito del gobierno de los Estados Unidos— en el emprendimiento y la garantía de rentabilidad que se le ofrecía. El miembro del Congreso de los Diputados Cipriano Reyes se hizo eco de la impugnación de Olmos y la presentó a la Cámara de Miembros del Congreso de los Diputados, dando sitio a un caldeado discute.


Olmos empezó acciones legales contra Perón, lo que lo llevó a la prisión. No sería hasta mil novecientos cincuenta cuando Cooke que como Olmos formaba una parte de la Sociedad Histórica Juan Manuel de Rosas, oficiaría de intermediario para restituir las relaciones entre los dos. Ese año Olmos y Cooke se contaron entre los creadores de la Comisión Popular para la Repatriación de los Restos de Rosas, que procuraba lograr el traslado de los restos del caudillo porteño como una parte de su estrategia de rehabilitación del nacionalismo histórico de este.


El dieciseis de septiembre de mil novecientos cincuenta y cinco la Revolución Libertadora, un golpe militar dirigido por Eduardo Lonardi, derribó al gobierno constitucional de Juan Domingo Perón y expulsó el peronismo, limitando además de esto seriamente la militancia sindical. Olmos, que no debió pasar a la clandestinidad al no haber formado una parte del peronismo, no tardó en organizar la oposición al régimen de Lonardi y a su inmediato continuador ultraliberal, Pedro Eugenio Aramburu.


El trece de noviembre de ese año vio la luz el primer número de Palabra Argentina, un periódico que reclamó los derechos del condenado peronismo, denunció la complicidad del embajador de USA, Spruille Braden, con el dictador Pedro Eugenio Aramburu, y denunció de manera sistemática los desmanes cometidos por su gobierno de hecho. El semanario Palabra Argentina, sería clausurado en reiteradas ocasiones por el régimen de Aramburu.


En mil novecientos cincuenta y seis, tras el fusilamiento de componentes peronistas el nueve de junio en la llamada matanza de José León Suárez, Olmos organizó una marcha del silencio en homenaje a los fusilados. En razón del Decreto-Ley 4161/56 de Prohibición de elementos de aseveración ideológica o bien de publicidad peronista, el gobierno ordenó su atrapa, y Olmos debió pasar a la clandestinidad.Fue apresado, y continuó en la prisión hasta el triunfo de Arturo Illia en las elecciones de mil novecientos sesenta y tres.

Este artículo o bien sección precisa referencias que aparezcan en una publicación acreditada.
Este aviso fue puesto el once de agosto de dos mil trece.

En mil novecientos setenta Olmos creó el jornal Tercer Frente. Similar a la rama izquierda del movimiento peronista, sumamente radicalizada a lo largo del exilio de Perón, en mil novecientos setenta y cinco fue nombrado consultor del ministro del Interior Roberto Ares; ocuparía el cargo, su primera participación en el gobierno nacional, hasta el veinticuatro de marzo de mil novecientos setenta y seis, cuando el gobierno fue destituido por una junta, dando origen al Proceso de Reorganización Nacional.


Hacia el fin del Proceso, el cuatro de abril de mil novecientos ochenta y dos presentó una querella contra José Alfredo Martínez de Hoz y otros funcionarios del gobierno civil - militar por la contratación de la deuda externa, de la que aseveraba se había tomado de forma ilegal. Llevaría adelante la causa a lo largo de dieciocho años, fundando el Foro de discusión Argentino de la Deuda Externa para promoverla; en mil novecientos noventa publicó en forma de libro su alegato con el título Todo cuanto deseó saber sobre la deuda externa y siempre y en toda circunstancia se lo escondieron. El juez federal en lo delincuente Jorge Ballesteros dio por terminada en forma terminante la causa penal el trece de julio de dos mil, dándose por probados más de cuatrocientos setenta ilegales. No obstante, se declaró que dichos delitos estaban prescriptos, con lo que ninguno de los implicados encaró pena alguna. Aunque este fallo calificó con carácter de sentencia firme a la deuda externa como "ilícita y fraudulenta", no se tomó medida alguna para solucionar la situación (contra lo previsto por el Código Procesal) y solo se dispuso mandar copia de su sentencia al Poder Legislativo a fin de que se ocupe del tema.


A su iniciativa se debió, a lo largo de la presidencia de Raúl Alfonsín, la creación de una Comisión de Ilegales en el Senado; fue consultor de esta y de la comisión senatorial de economía hasta mil novecientos ochenta y nueve. En el interín, integró la delegación argentina frente a la Organización Internacional del Trabajo en Ginebra entre mil novecientos ochenta y seis y mil novecientos ochenta y siete. Tras aceptar Carlos Menem la presidencia en el mil novecientos ochenta y nueve, se dedicó a la acción privada hasta su fallecimiento, el veinticuatro de abril de dos mil.


Al respecto de la deuda, el origen de la presente deuda argentina se debe a las comisiones de los mediadores y sus renegociaciones forman un claro fraude.






Está aquí: Inicio > [ ARGENTINA ] > ıllı Alejandro Olmos wiki: info, historia y vídeos

Las cookies nos permiten ofrecer nuestros servicios. Al utilizar nuestros servicios, aceptas el uso que hacemos de las cookies. Ver políticas